Las naranjas, una ayuda vital para sobrellevar el cambio de hora
photo_cameraLas naranjas, una ayuda vital para sobrellevar el cambio de hora

Cuídate

Las naranjas, una ayuda vital para sobrellevar el cambio de hora

La vitamina C que contiene esta fruta es fundamental para que el organismo se adapte mejor al cambio de horario de invierno a verano


Con el cambio de hora a la vuelta de la esquina, muchas son las alteraciones que el organismo puede experimentar. Desde cambios de humor hasta cansancio generalizado, somnolencia o ansiedad son los síntomas más comunes en algunas personas durante los primeros días de adaptación del reloj biológico.

Como cada año cuando llega la primavera, todos los países miembro de la Unión Europea adelantan una hora las manecillas del reloj para adaptarse al horario de verano y dejar atrás el frío invierno. Este año, la fecha elegida para dicho cambio es el próximo sábado 24 de marzo, día en el que a las 02:00 de la madrugada serán, en realidad, las 03:00 horas.

Estos cambios, bastante cuestionados en los últimos años por muchos gobiernos europeos, afectan al ritmo circadiano de algunas personas, las cuales pueden sufrir síntomas que van desde la irritabilidad injustificada hasta, en ocasiones, la ansiedad.

Afortunadamente, para los que tienen que sufrir sus consecuencias, estos estados anímicos no suelen durar más de tres días pero, además de esto, cabe destacar que existen numerosos remedios con los que intentar apaciguar sus tan incómodos efectos.

Los expertos de Naranjas Pilarín, tienda online especializada en la venta de naranjas y mandarinas a domicilio a través de Internet, resaltan que la vitamina C de estas frutas ayuda a mantener en el organismo un equilibrio necesario para paliar las alteraciones externas que éste pueda padecer.

Para conseguir este equilibrio, puede resultar interesante desayunar o merendar un zumo de naranjas recién exprimidas durante los tres o cuatro días siguientes al cambio del reloj o tomar esta fruta en mesa después de la comida o de la cena.

Comer naranjas durante los días siguientes al cambio de hora ayuda a estar más activo 

Según asegura Carlos Fernández, médico especializado en Alimentación, Salud y Nutrición, es importante ingerir durante la tarde de mañana sábado alimentos ricos en magnesio como pueden ser las nueces, el pescado, los plátanos o las verduras de hojas verdes ya que funcionan como un relajante muscular natural y ayudan al organismo a que tenga un sueño más reparador y placentero. De esta manera, el sistema nervioso entra en fase de relajación y es más fácil que el organismo se adapte correctamente al cambio de hora.

Así mismo, levantarse más pronto el domingo o comer frutos secos, legumbres y alimentos ricos en vitamina C como, por ejemplo, naranjas y mandarinas, favorecerá a que el organismo sobrelleve mejor el cambio de hora ya que estos alimentos ayudan a mantenerse despierto y no sucumbir al cansancio.

Los niños y los ancianos, los más afectados por estos cambios

Durante este tipo de transiciones horarias y según Francisco Valenzuela, Neurólogo y Especialista en Trastorno del Sueño, los que más pueden sufrir las consecuencias son los niños y los ancianos.

Aunque no todos los menores ni todos los mayores padecen los síntomas descritos anteriormente, hay que destacar que son el grupo de riesgo de la población que tiene más probabilidades de poder experimentar en su propio cuerpo alguno de los síntomas descritos.

En este sentido, los efectos en los niños y ancianos que se ven afectadas por el horario veraniego, pueden llegar a ser de hasta 10 días, donde es posible sufrir somnolencia excesiva, fatiga, estrés y falta de concentración, entre otras.

Es importante tener en cuenta todo lo expuesto anteriormente para evitar padecer más de la cuenta las consecuencias de unos cambios que anuncian a voz en grito que la primavera ya está aquí y que, ahora sí, ha llegado para quedarse.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?