Nutri-Score
photo_cameraNutri-Score

Cuídate

Nutri-Score se posiciona como el mejor sistema para cambiar el consumo de alimentos

La eficacia de Nutri-Score en la intención de compra

El sistema de etiquetado Nutri-score está demostrando ser una idea con mucho calado entre el público. En los tiempos que corren, con la importancia que se da a la alimentación sana y la búsqueda de los alimentos de mayor calidad, esta propuesta garantizaría que la mayor parte de la población cambiara sus tendencias de compra y, además, pudiera encontrar con mayor facilidad los productos alimentarios más sanos.

Más del 90% de la población los encontraría fácilmente, según un estudio firmado por Hispacoop. La Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios ha querido evaluar el peso de la salud como criterio para la intención de compra, y ha descubierto que el sistema de Nutri-score sería un factor determinante en este sentido. 

Sus resultados lo dejan claro, sobre todo tras haber realizado un total de más de 2.000 encuestas a mayores de edad durante el último trimestre de 2019. A través de estas, esta agrupación quería no solo ver los motivos que incentivan la compra de productos alimentarios y su relación con la salud, sino también el nivel de conocimiento general sobre este sistema de etiquetado y, sobre todo, el grado de utilidad de este a la hora de ofrecer información. Las conclusiones, desde luego, han demostrado que es de lo más útil.

La eficacia de Nutri-Score en la intención de compra

El control de calidad en la composición de los alimentos y su tratamiento es uno de los requisitos indispensables dentro de este sector. No en vano, existen laboratorios totalmente dedicados a comprobar el grado de pureza, la composición nutritiva y las calidades de cada producto antes de lanzarlo a la venta en la industria alimentaria. En España, de hecho, se pueden encontrar muchas empresas de este tipo ofreciendo un servicio a la vanguardia dentro del territorio europeo.

Según el estudio de Hispacoop, y tras haber realizado una explicación previa de en qué consiste exactamente este sistema de etiquetado, la inmensa mayoría de personas encuestadas se ha declarado a favor de comprar aquellos productos con una buena categoría según esta fórmula. De hecho, aseguran que es algo que ayuda a ver de forma más rápida cuáles son los productos más saludables.

Hablando de cifras, cerca del 84% de las personas preguntadas afirma que un sistema así les permite determinar rápidamente su compra, centrándose en los alimentos más sanos. Junto a este porcentaje, cerca de un 77% asegura, además, que es algo que sirve también para comprar productos de una misma categoría de manera más sencilla.

¿Debería ser obligatorio?

Uno de los puntos más interesantes de este estudio es el que arroja una cifra del 80%. Toda esa aglomeración de encuestados estaría de acuerdo en la formalización de una ley que obligara a utilizar el sistema de etiquetado nutriscore para ayudar a los compradores. Confirman, además, que es algo que repercutiría de forma muy positiva en la salud de la población española.

Aun así, hay dudas sobre sus criterios. Volviendo a este estudio, una tercera parte aproximada de las personas desconocen cuál es el sistema que se utiliza para establecer las diferentes valoraciones de los productos y, aproximadamente la misma cantidad, también asegura no entender del todo bien cómo funciona esa calificación que se hace.

Lo más llamativo de todo esto es que más de la mitad de la población encuestada desconocía la existencia de este sistema de etiquetado. Aunque aquí se marca una gran diferencia entre el sector más joven y el más mayor. Los jóvenes superan considerablemente a la población más adulta a la hora de reconocer esta nueva forma de etiquetar. Algo que confirma la teoría de que son las nuevas generaciones las que están más y más concienciadas tanto con la salud nutritiva como con el cuidado del medio ambiente.

Qué es NutriScore

La mejor definición para Nutriscore es la de una herramienta que hace las veces de semáforo en la alimentación. Este sistema de etiquetado coloca una señal identificativa en cada producto alimenticio. En ella, se indica hasta qué punto es saludable en base a la composición que tiene. Todo ello a través de un sistema de calificación que consta de 5 puntuaciones diferentes.

Su rango va desde la letra A hasta la E, siendo la A la valoración más alta y, por tanto, el producto más saludable; y siendo la E la más baja y menos saludable. Todo ello, además, utilizando un código de colores que va desde el verde para el valor más alto hasta el rojo para el más bajo. Doble información visual que está demostrando ser de lo más útil para los compradores preocupados por la salud en la alimentación.

Cómo valora los alimentos

Este sistema recurre a un algoritmo para distribuir los puntos con los que determina la calificación saludable de cada alimento. Siempre se centra en la perspectiva nutricional, catalogando de favorables y desfavorables los diferentes componentes. De este modo, en el primer grupo podríamos encontrar fibras, proteínas y tantos por ciento de verduras, frutas y otros derivados. En el grupo de los componentes desfavorables se encontrarían elementos tales como los azúcares simples, el sodio o los ácidos grasos saturados.

Este sistema de valoración podría ser todo un cambio para el mundo de la alimentación, como también para la venta de los productos de este sector. A día de hoy, el cuidado de la salud es un factor que está consiguiendo ganar muchísima relevancia en lo que a alimentos respecta.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?