_100610569_gordo1
photo_camera La pandemia invisible

Cuídate

La pandemia invisible

La Dra. Dannia Shannen nos explica cómo la obesidad se ha convertido en la gran pandemia invisible de la actualidad

Varias enfermedades actuales tienen a día de hoy mayor repercusión que la obesidad porque producen contagios muy rápidamente en densidades de población muy amplias. La obesidad sin embargo, es una enfermedad de la que no somos tan conscientes y que lleva creciendo en nuestro entorno desde hace décadas. Sabemos que existe y que acarrea diferentes problemas de salud porque lo hemos visto en varios anuncios de televisión y en programas de salud, o nos lo han dicho diferentes profesionales sanitarios o del sector de la salud y el deporte, pero la realidad es que la mayoría de nosotros no percibe la obesidad y el sobrepeso como UNA ENFERMEDAD propia, y por lo tanto cubrimos, ignoramos o pasamos por alto su grave repercusión en nuestra salud.

La obesidad hoy en día es la gran pandemia invisible de nuestro tiempo, la Organización mundial de la Salud (OMS) la cataloga como una pandemia de tipo no infeccioso y lleva mucho tiempo avisando sobre los problemas de salud que arrastra junto al sobrepeso y la grasa abdominal. Y es que si nos ponemos a observar de cerca las consecuencias producidas por esta enfermedad, los datos son bastante estremecedores, desde 1975 las personas con obesidad en el mundo SE HAN TRIPLICADO. Solo en el año 2016 más de 1.900 millones de personas mayores de 18 años tenían sobrepeso, y de ellos, mas de 650 millones eran obesos.

Estos datos son sólo el reflejo de una sociedad cada vez más sedentaria, dónde la practica de ejercicio es escasa, todo lo contrario al consumo de grasas y a la sobrealimentación que cada vez va en aumento. Se estima que cada año 2,8 millones de personas en todo el mundo fallecen a causa de la obesidad o sobrepeso.

¿Esto significa que se pueda fallecer por obesidad?

No exactamente, la obesidad no es una causa de muerte per sé, pero si lo son las enfermedades relacionadas con ella, es decir las enfermedades provocadas por un exceso de peso, como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, la apnea del sueño, fallo hepático, depresión, Infartos de miocardio…etc.

Además la obesidad esta considerada un factor de riesgo principal en nueve tipos de cáncer: mama, útero, colon, riñón, vesícula biliar, páncreas, recto, esófago y ovario. Y varios estudios han vislumbrado que la obesidad y el sobrepeso también son un factor importante que disminuye la esperanza de vida de una persona entre 5 y 20 años.

El gran problema al que nos enfrentamos hoy en día es paliar las consecuencias de esta pandemia invisible, y es inevitable preguntarse ¿Dónde empezó el problema?

La respuesta es clara, en la infancia, solo en España la tasa de obesidad infantil en el año 2017 era la más alta de Europa y desde entonces se han llevado a cabo diferentes campañas y medidas dirigidas a reducir estas cifras, consiguiendo pequeñas mejorías pero manteniéndonos todavía en el cuarto país de la unión Europea con mayor tasa de obesidad infantil, y es que 1 de cada 3 niños en nuestro país tiene problemas de sobrepeso.

La obesidad infantil tiene asociada complicaciones como la epifisiólisis femoral, diabetes, problemas psiquiátricos y psicológicos, edad ósea adelantada y una alta predisposición a la obesidad en la edad adulta. Numerosos estudios han comprobado que la mayoría de niños que sufren sobrepeso u obesidad acaban arrastrando ese exceso de peso en la edad adulta, convirtiéndose en adultos con problemas de salud a causa de ese exceso de peso mantenido en el tiempo.

¿Qué más se puede hacer para mejorar estos datos?

Lo más importante es la educación en hábitos de vida saludables desde la infancia pero también en la edad adulta, desde enseñar a leer la tabla de los alimentos que compramos en el supermercado a fomentar y facilitar el transporte activo en las ciudades. Es fundamental que interioricemos la importancia de un estilo de vida en movimiento y una alimentación equilibrada y sana. Sin olvidarnos de incorporar sesiones de ejercicio acorde a la edad y etapa de crecimiento correspondiente. Estas sesiones de actividad física pueden ir desde una hora al día en etapas infantiles a un mínimo de 150 minutos a la semana de actividad moderada en los adultos.

Antes de acabar, recordaros que las personas que no están acostumbrados a realizar actividad física, es decir, que tienen un estilo de vida sedentario, es importante que antes de empezar a realizar actividad física a intensidad moderada pasen por una revisión médica para valorar su estado en general y empezar con el ejercicio de manera gradual.

______________________________________________________________________________

Más información sobre la Dra. Dannia Shannen en Instagram y Facebook 

02BA38FF-5B8A-467A-BD85-219957F233A8-8

Médico general especializado en Medicina deportiva y Nutrición.

Actualmente formándome también en Medicina Estética y Anti-envejecimiento.

Pongo a tu disposición asesoramiento, tratamientos y temas de actualidad en medicina general, medicina deportiva, nutrición y medicina estética. Programas de pérdida de peso y entrenamientos personalizados, con asesoramiento diario y consultas semanales. Tu salud es importante para mí, mejorarla y protegerla es mi vocación. Por eso sigo formándome y actualizándome cada día para ofrecerte la atención médica de vanguardia e incluir los mejores y últimos tratamientos. ¡Juntos lograremos alcanzar tus objetivos!

 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable