Una mujer mayor y otra más joven.
photo_camera Una mujer mayor y otra más joven.

Cuídate

¿Qué es una cama articulada y cuándo puede ser útil?

Cuidar de nuestro descanso es fundamental para disfrutar de una salud óptima. Del mismo modo que hacer ejercicio de forma regular o tomar una buena alimentación, dormir bien es necesario para que nuestro organismo funcione correctamente. 

Es así como el mobiliario y enseres que ayudan al descanso se han convertido en uno de los más demandados en los últimos tiempos. Entre ellos nos encontramos con los colchones para camas articuladas pero ¿sabes qué es una cama articulada y cuándo puede ser útil? 

Los beneficios de un buen descanso

Está demostrado que un buen descanso es fundamental para poder rendir en nuestro día a día. Las actividades cotidianas necesitan de un aporte energético que se consigue, en gran parte, a través del sueño. La falta de descanso no solo incide en la fortaleza para enfrentarnos a un nuevo día, también afecta a nuestra salud física y mental.

Los principales beneficios de un buen descanso son:

  • Mientras dormimos el corazón aminora su ritmo y, por lo tanto, entra en un periodo de descanso, facilitando la reparación de las células coronarias y tejidos.
  • De igual modo nuestra piel también necesita descansar. Durante el sueño las células se regeneran y oxigenan.
  • Numerosos estudios científicos han demostrado que dormir bien y lo suficiente ayuda a mantener el peso ideal o, incluso, perderlo más fácilmente. 
  • El cerebro también necesita descansar para procesar y ordenar todos los estímulos que ha recibido durante el día, así que no es de extrañar que un buen descanso aumente la capacidad intelectual.
  • Un cuerpo bien descansado es más difícil que padezca enfermedades como la hipertensión, diabetes o estrés. Sin olvidar que cuando hemos disfrutado de un buen sueño reparador, también el ánimo se ve beneficiado.

¿Qué es una cama articulada?

Conocemos como cama articulada aquel mueble para dormir, que puede parecer convencional, pero cuyo somier se articula en varias posiciones. Incluso dispone de distintas alturas para facilitar la comodidad del usuario o de las personas que tengan acceso a ella.

Las más solicitadas en la actualidad son aquellas que tienen un mecanismo eléctrico y se pueden manipular a través de un mando, bien sea fijo o remoto. Elegir el mejor colchón para estas camas es fundamental, ya que deben estar preparados para flexionarse sobre sí mismos evitando deformidades y degastes poco habituales.

Este tipo de camas se empezaron a utilizar en los hospitales con el fin de ayudar al personal sanitario en el cuidado de los pacientes, ya sea con lesiones leves o enfermos crónicos. Sin embargo, en la actualidad, las camas articuladas ya forman parte de cualquier dormitorio, bien por necesidad de salud como por puro confort.

¿Cuándo son útiles las camas articuladas?

Las camas articuladas resultan especialmente útiles para aquellas personas que tienen la movilidad limitada, bien sea durante un periodo de tiempo determinado o por una patología crónica.

Por regla general, los mayores usuarios de este tipo de camas suelen ser los ancianos. Pero también resultan especialmente prácticas para personas con sobrepeso, cuya movilidad está muy reducida u otras patologías como el Alzhéimer en la que regular la altura puede evitar innecesarios accidentes. Sin olvidar las etapas de convalecencia tras un accidente o intervención quirúrgica.

 

Sin embargo, el uso de la cama articulada va mucho más allá de su función sanitaria.  Gracias a su flexibilidad y fácil adaptación a cualquier postura, ofrece una comodidad y confort especial, no solo durante el sueño sino en cualquier momento de descanso. Lo que se traduce en disfrutar de una vida mucho más satisfactoria.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?