El ácido hialurónico
photo_cameraEl ácido hialurónico

Cuídate

Qué es la redensificación y qué beneficios tiene para la piel

La redensificación es un tratamiento con ácido hialurónico, que nos devuelve a la juventud

Un desafortunado efecto secundario que se produce con el paso del tiempo, es que la piel comienza a adelgazar. Es un proceso lento que, a diferencia de las arrugas, sólo comienza a manifestarse alrededor de los 40 años.

Eventualmente la piel se convierte casi en papel al tacto, y las venas y los tendones se ven más pronunciados.

La redensificación es un tratamiento con ácido hialurónico, que nos devuelve a la juventud, y no solo eso, sino que también es especial para prolongar la juventud sobre todo si aún eres joven y careces de las líneas de expresión que se producen con los años. Lo que hace este tratamiento es prevenir el envejecimiento, hidratando la piel y haciéndola más elástica y luminosa. Los resultados que ofrece son muy naturales, haciendo uso de ácido hialurónico no reticulante.

El ácido hialurónico es uno de los mejores ingredientes de las cremas hidratantes. Conocido por su capacidad de mantener el agua hasta mil veces su propio peso, con un poder de relleno que ayuda a la piel a verse no sólo hidratada sino también más joven.

Ahora, los grandes avances en la formulación, están dando al ingrediente esencial de la hidratación una nueva solución al envejecimiento de la piel. Esto es lo que el ácido hialurónico puede hacer por nuestra piel.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El nombre es engañoso, no hay nada de ácido en el ácido hialurónico. De hecho, es un azúcar (un glicosaminoglicano).

Este componente natural fue encontrado por primera vez por biólogos en el cuerpo humano en los ojos, pero está por todo el cuerpo cumpliendo la función de retener agua en los tejidos y la piel.

Los investigadores han descubierto que la mitad del Ácido Hialurónico total que tenemos está en la piel, la mayoría en la dermis (la segunda capa de la piel) pero también en la epidermis (la capa más superficial de la piel).

¿Qué hace el ácido hialurónico?

Se le conoce como la "esponja de la piel", una de sus propiedades principales es que absorbe y retiene el agua. Esta capacidad de retener el agua es técnicamente denominada higroscópica. Al igual que una esponja absorbe el agua, el Ácido Hialurónico, gracias a su estructura específica, mantiene la humedad para dar a la piel su elasticidad y luminosidad.

Pero no sólo un poco, este ácido de azúcar tendrá mil veces su peso en agua. En una persona promedio, 15 gr de ácido hialurónico contiene 15 kg de agua del cuerpo. No hay duda de que es un componente demasiado eficiente en cuanto a mejorar la piel se refiere. Pero al igual que nuestros otros secretos naturales de la piel, el colágeno y la elastina, la cantidad de ácido hialurónico que producimos disminuye con la edad de forma natural.

Ácido Hialurónico para el rostro: hidratar, renovar, curar

Es por eso que las fórmulas para el cuidado de la piel con ácido hialurónico de origen natural son recomendadas por dermatólogos. Más allá de la hidratación, el ingrediente es activo en la curación, antiinflamación y renovación celular.

Mientras que el ácido hialurónico almacena las reservas de agua en la dermis para evitar que la epidermis se seque, también transporta nutrientes a las células de la piel para ayudar a la renovación celular. En la superficie de la piel, el ácido hialurónico mejora el efecto barrera,  al literalmente cubrir físicamente los receptores celulares de la piel involucrados en la inflamación.

Su capacidad para calmar sirve para curar procedimientos post cosméticos. Mientras que su otro uso cosmético es como relleno inyectado en la propia piel o para mejorar los niveles de hidratación más profundamente y así restaurar su relleno natural.

¿De dónde viene el ácido hialurónico?

De productos naturales, derivados de la naturaleza, el ácido hialurónico en el cuidado de la piel proviene de una amplia gama de fuentes. Cuando es natural, normalmente proviene de la fermentación de plantas y trigo.

Las plantas de las que se saca el ácido hialurónico,  fermentan con cierto tipo de bacterias, luego se purifican para extraer el ácido hialurónico dentro de ellas y así obtener un ácido hialurónico de forma natural. Por otra parte, el ácido hialurónico utilizado en los productos de marcas muy relevantes, normalmente deriva del trigo.

Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?