Autoestima
photo_cameraAutoestima

Cuídate

La relación entre aumento de pecho y mejora de autoestima

Los efectos a nivel psicológico que se consiguen tras una mamoplastia son muy positivos.

La mamoplastia u operación de aumento de pecho es la técnica quirúrgica más demandada en España y a esta tendencia responde, entre otras cuestiones, determinados factores psicológicos.

Se ha demostrado que la mejora de autoestima es un aspecto que influye a la hora de que una mujer decida someterse a una cirugía de aumento de pecho.

Actividades tan cotidianas como ir a una playa o piscina, elegir un tipo de ropa, reparo para desnudarse o el empleo de rellenos que pueden incomodar son algunos de los problemas más habituales entre quienes tienen algún complejo con el tamaño o forma de los senos.

Así, los efectos a nivel psicológico que se consiguen tras una mamoplastia son, en casi la totalidad de casos, muy positivos, mejorando la autoestima y la seguridad en una misma.

¿Cuáles son las causas principales para someterse a una mamoplastia?

Aunque en líneas generales, suele obedecer a cuestiones estéticas, es posible que se den casos excepcionales, como los siguientes:

  • Tener un pecho más grande y atractivo: es otro de los motivos más repetidos en las consultas previas, puesto que, en líneas generales, esta decisión obedece a criterios puramente estéticos.
  • Corregir algún problema de asimetría: es frecuente que la causa de acudir al cirujano sea por algún defecto en cuanto a la simetría de las mamas, la cual se puede arreglar mediante una intervención quirúrgica.
  • Restaurar un pecho vacío después de extirpar un tumor: tras una mastectomía puede optarse por esta alternativa para aumentar sus pechos y recuperar así la seguridad y la autoestima que se haya perdido en un proceso tan complejo y traumático.
  • Envejecimiento: recuperación de la forma y la belleza que se ha ido desgastando con el paso de los años.
  • Recuperar la firmeza y forma de anteriores a una dieta o embarazo y lactancia: tras un embarazo o una dieta, la forma y volumen de los senos se puede ver modificada en mayor o menor medida, especialmente produciendo la tan temida caída del pecho, por lo que muchas mujeres que han pasado por una situación así acaban en manos de un cirujano para corregir estos efectos.
  • Sentirse atractiva para sí misma: La gran mayoría de las mujeres, se someten a una intervención de pecho, no para gustar a los demás, sino para gustarse y estar a gusto consigo mismas.
  • Sentirse segura y mejorar la autoestima: es la clave principal que gira en torno a los motivos anteriores. La mejora de autoestima es el motivo psicológico principal al que aluden gran parte de quienes recurren a este procedimiento.

La imagen de una misma es fundamental para gozar de una óptima autoestima. Está especialmente indicado para personas mentalmente sanas y maduras que buscan alcanzar la plena satisfacción en cuanto a su bienestar emocional.

Según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), es un tipo de cirugía que se realiza unas 20.000 veces al año, suponiendo una cuarta parte del total de procesos quirúrgicos plásticos en España.

Casi un tercio de las mujeres no se siente a gusto con sus pechos, por lo que la psicología influye de manera fundamental en la decisión final de acudir a los cirujanos plásticos.

La mayoría de las mujeres que se han implantado prótesis en sus mamas afirman haber recuperado mejorado notablemente su autoestima, algo que está estrechamente relacionado con el hecho de sentirse atractivas.

Al fin y al cabo, se trata de un problema de confianza y seguridad, no de una talla mayor o menor.

Confianza en el centro médico y la figura del cirujano

En base a lo anteriormente expuesto, hay que destacar que la cuestión de confianza se puede extender hasta la relación con el centro que se escoja y, concretamente, el cirujano que se encargará de este procedimiento.

En este sentido, el especialista cuenta con las nociones en este ámbito que garantice la tranquilidad de la paciente, con una comunicación constante y directa en la que explicará con detalle todos los pasos a seguir para que la intervención se desarrolle con las mínimas molestias posibles para ella y en un contexto de seguridad para la salud.

Aunque se suele hacer con prótesis, hay quien opta por incorporar grasa propia para lograr ese deseado aumento de pecho, por lo que este detalle dependerá siempre de lo que desee la interesada.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?