Rinoplastia ultrasónica
photo_cameraRinoplastia ultrasónica

Cuídate

Rinoplastia ultrasónica, la técnica más avanzada en cirugía de la nariz

La rinoplastia ultrasónica cerrada reduce en buena medida esos efectos secundarios. Para empezar no se practican incisiones visibles, sino tan solo unos pequeños cortes en el interior de las fosas nasales

La nariz es un elemento fundamental dentro del llamado triángulo de la belleza. Está justo en el centro del rostro, en el espacio entre los ojos y la boca, y tiene un enorme protagonismo. Por eso son tan habituales las rinoplastias. La gente ya no se resigna a vivir con una nariz fea; busca soluciones definitivas.

En los últimos tiempos, la técnica de las rinoplastias ha evolucionado notablemente. Las cirugías abiertas, que dejan cicatriz en la base de la nariz, han dado paso a procedimientos  más avanzados. Ahora se empieza a trabajar con un método menos invasivo, que no deja señales externas y que acorta notablemente los tiempos de recuperación. Es la llamada rinoplastia ultrasónica cerrada, y es ya la técnica preferida entre los famosos.

Rinoplastia sin cicatriz

La cirugía de nariz tradicional, o rinoplastia abierta, parte de una incisión en la base de las fosas nasales. A partir de aquí, se levanta el tejido, permitiendo al cirujano el acceso a las estructuras internas. Mediante este método, los profesionales actúan para modificar la forma y tamaño de la nariz, corregir malformaciones, reconstruir elementos y mejorar la respiración.

El método tradicional es el que utilizan los cirujanos de forma mayoritaria, pero  tiene sus inconvenientes, como moretones, inflamación, cicatriz en la base de la nariz y un tiempo de recuperación que se alargará varias semanas. De hecho, hasta transcurridos unos 6 meses no se podrán apreciar los resultados reales de la intervención.

La rinoplastia ultrasónica cerrada reduce en buena medida esos efectos secundarios. Para empezar no se practican incisiones visibles, sino tan solo unos pequeños cortes en el interior de las fosas nasales. A través de esas incisiones, el cirujano accede a los cartílagos y al hueso de la nariz, para corregir imperfecciones y darle una nueva forma. El trabajo se realiza mediante un dispositivo de ultrasonidos, capaz de actuar con precisión y respetando los tejidos circundantes. El resultado es una nariz nueva sin cicatrices y sin apenas molestias postoperatorias.

Ventajas de la rinoplastia ultrasónica cerrada

Uno de los mejores especialistas de España en rinoplastia ultrasónica es el Dr. Mario Secorun. En la Clínica Montpellier de Zaragoza, especializada en cirugía estética y plástica, recibe pacientes de todas partes de la península, que desean remodelar su nariz y ganar en salud y autoestima.

El Dr. Secorun es un firme defensor de la técnica ultrasónica. Según su opinión, el procedimiento tradicional debería aplicarse únicamente en cirugías reconstructivas o en casos que precisan revisión. En las denominadas rinoplastias primarias, que son las más habituales, el método ultrasónico es el más recomendado.

Las principales ventajas del sistema son:

  • Ausencia de cicatrices.
  • Menos edemas e inflamación.
  • Mayor precisión en el remodelado del hueso de la nariz y menor riesgo de fracturas en huesos frágiles.
  • Recuperación más rápida: para reducir las molestias y la inflamación, el Dr. Secorun utiliza el sistema de la hiloterapia. Se basa en la aplicación de un suero frío sobre el rostro en circulación permanente.

La intervención de nariz mediante ultrasonidos dura alrededor de una hora y requiere como máximo un día de hospitalización. Después, el paciente deberá llevar una férula nasal durante 5 días.

 
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?