Salud psicológica
photo_cameraSalud psicológica

Cuídate

No solo la salud física, sino también la salud psicológica

La salud emocional, psicológica y mental es el factor que nos falta por entender que es vital para conseguir un status de vida digna y provechosa

Sentirnos bien, sanos, activos y felices es uno de los proyectos de vida que siempre nos van a estar acompañando. La mayoría de nosotros piensa que, para lograrlo, debemos alimentarnos bien, hacer alguna actividad física, y tener la suerte de conseguir un empleo digno que nos asegure una entrada continua y segura del suficiente dinero como para vivir holgadamente.

Elementos que están muy bien y que sin lugar dudas marcan la diferencia entre vivir bien y vivir mal, pero no son los únicos factores, pues cada vez somos más los que aun manteniendo estos tres factores no consiguen que la felicidad llegue, seguimos sin estar completos y terminamos por odiar una situación que no llegamos a comprender y un tipo de vida en el que no terminamos de encajar.

La salud emocional, psicológica y mental es el factor que nos falta por entender que es vital para conseguir un status de vida digna y provechosa. En demasiadas ocasiones dejamos pasar la oportunidad de ir a un especialista que mejore esta parte de lo que somos, por temor o por desconocimiento.

Existen un buen puñado de enfermedades mentales creadas o potenciadas por el sistema social al que estamos expuestos, por lo que, al igual que necesitamos un medico de cabecera en un centro de salud para nuestros males habituales, cada día se hacen más necesarios los expertos en tratamientos especializados en ansiedad y depresión, dos de estos males con más incidencias en las civilizaciones industrializadas como la nuestra.

Efectivamente, no estamos solos en esto, la ansiedad y la depresión se pueden superar con psicólogos expertos, como los Psicólogos en Madrid que componen el centro Psicológico Cepsim al que redirige el enlace que acabamos de referenciar en este párrafo. Profesionales que trabajan sobre la mayoría de los males causados por la convivencia en comunidades que han avanzado tan rápidamente que nuestra mente no ha tenido tiempo de canalizar, ya que además de tratar la ansiedad y la depresión, también actúan contra las fobias, los traumas, la dependencia familiar, la violencia familiar, las disfunciones sexuales, los trastornos alimenticios, la adicción al sexo…

El bienestar psicológico, aunque es difícil de describir y definir, se puede alcanzar por diversos caminos, puesto que de lo que se trata es de alcanzar estados subjetivos que nos proporcionen sensación de felicidad, bienestar y satisfacción en general. Para ello es necesario ganar en la autoaceptación, ser capaces de llevar unas relaciones sanas y positivas, tener un objetivo en la vida, conseguir un crecimiento personal constante, la suficiente autonomía y el dominio del entorno en el que nos movemos habitualmente.

Relación entre cuidado físico y bienestar psicológico

Existen tres niveles de salud ampliamente aceptados; el biológico, el psicológico y el social. Los tres interactúan entre sí, complementándose y retroalimentándose, pero es la salud biológica o física la que mayor repercusión tiene sobre las demás.

Todos los expertos en salud coinciden en afirmar que el cuerpo necesita del ejercicio físico para su bienestar general, pues aumenta las defensas del organismo, nos hace más resistente a las enfermedades, pero, además, nos proporciona equilibrio mental, que por otra parte es vital para la salud social.

El resultado psicológico que se obtiene de la actividad física hace que sea necesaria a cualquier edad. En este sentido, para personas de edad avanzada, el ciclismo eléctrico se posiciona como una de las mejores opciones para que puedan seguir practicando deportes sin riesgos y es que, gracias a las bicicletas eléctricas que ese encuentran actualmente en el mercado, el deportista cuenta con una bicicleta con asistencia al pedaleo, por lo que si en los recorridos se encuentra cansado o debe sortear cuestas excesivas o demasiado prolongadas, podrá seguir ejercitándose con un apoyo extra, evitando el desgaste o el cansancio excesivo.

Con la práctica de este o de cualquier otro deporte, siempre adaptado a la edad y capacidades de cada uno, estaremos actuando sobre el sistema nervioso central y, por lo tanto, estabilizando determinadas proteínas que evitarán la aparición de ciertas enfermedades y generando endorfinas, que son unas hormonas capaces de generar sensación de relajación, placer y felicidad. El deporte es una actividad que proporciona un gran efecto contra la ansiedad, la depresión o contra los trastornos del sueño, entre otros muchos efectos psicológicos positivos, entre ellos el equilibrio mental.

Cuidado con el ejercicio excesivo

Es cierto que una vez que te introduces el hábito del ejercicio físico, cada vez querrás más, tu cuerpo y tu mente querrán esa dosis de felicidad y seguridad que aporta, verte cada día mejor ante el espejo, ser más resistente, cansarte menos y descansar mejor, pensar con mayor rapidez, concentrarte más intensamente… En definitiva, querrás más de todos esos beneficios positivos que el deporte y la actividad física nos proporciona.

Pero debemos tener cuidado, la práctica de ejercicio físico puede acarrearnos a algún tipo de lesión, sobre todo si sobrecargas tu capacidad, si te exiges mucho más de lo que tu cuerpo puede dar… Si no paras de ejercitarte, las articulaciones y los ligamentos pueden desgastarse en exceso o dañarse, fracturándose o provocando fisuras de diversa intensidad.

Afortunadamente, si algo de esto llegara a ocurrir, existen grandes especialistas, como los profesionales que componen la Clínica Boreal, que además de atender a todo tipo de lesiones han llevado la Fisioterapia a domicilio en Bilbao a un nivel superior, posicionándose como los más capacitados para la rehabilitación de accidentes de tráfico en Bilbao, así como para el cuidado de personas que hayan sufrido caídas de diferente consideración o incluso para prestar servicios a aquellas personas que padecen algún tipo de enfermedad, tratamientos postquirúrgicos, fracturas de cadera o prótesis.

Pero no solo el excedernos en la práctica de ejercicios tiene sus riesgos, como decimos, la práctica de ejercicios, engancha. Si lo haces con demasiada intensidad puedes que te conviertas en adicto o adicta. La dependencia del ejercicio físico o del ejercicio compulsivo está catalogado como enfermedad, siendo más frecuente en personas con trastornos alimenticios.

Debemos atender a la alimentación con especial énfasis, ya que si te ejercitas mucho, pero no te alimentas bien, puedes llegar a sufrir desnutrición y perder demasiada masa muscular. Por otra parte, no debemos olvidar, aunque nos sorprenda, que el exceso de ejercicio debilita el corazón, pues es un músculo y sufre desgaste con el ejercicio continuado.

Además, si el cuerpo llega hasta la extenuación por este motivo, las defensas del organismo bajarán  y podemos entrar en riesgo de contraer enfermedades. Las mujeres pueden sufrir amenorrea o pérdida de la regla con la consiguiente pérdida ósea, también podemos llegar a sufrir trastornos del sueño, irritabilidad, depresión y baja autoestima. En definitiva, justo lo contrario que queríamos al empezar a practicar deporte o a realizar actividades físicas.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?