Suplementos de venta libre
photo_cameraSuplementos de venta libre

Cuídate

Suplementos de venta libre como la espirulina o el saúco podrían ser de ayuda contra el coronavirus

Ciertos suplementos de venta libre pueden tener el potencial de ayudar a proporcionar alivio contra la gripe y el coronavirus

Un reciente artículo publicado en Elsevier, Progress in Cardiovascular Diseases, propone que ciertos suplementos de venta libre pueden tener el potencial de ayudar a proporcionar alivio a las personas infectadas con virus de ARN encapsulados como la gripe y el coronavirus.

En los últimos meses, el nuevo coronavirus conocido como COVID-19 se ha empezado a expandir fuera de China llegando a decenas de países a lo largo del mundo. Su tasa de mortalidad así como su capacidad de propagación son superiores a la de la gripe.

Tanto la influenza o virus de la gripe, como el COVID-19 provocan inflamación pulmonar que puede conducir a dificultad respiratoria aguda y, en algunos casos a insuficiencia orgánica y la muerte. La ausencia de tratamiento y sus posibles efectos, especialmente en personas con patologías cardiovasculares previas y de la tercera edad, son motivo de preocupación.

Según los autores del artículo, ciertos suplementos de venta libre pueden tener el potencial de ayudar a reducir la inflamación pulmonar causada por los virus de ARN mientras que otros ayudarían a mejorar la respuesta de interferón 1 (grupo de proteínas señalizadoras que se producen como respuesta a diversos patógenos).

N-acetilcisteína

La n-acecilcisteína (NAC) se usa como diluyente de la mucosidad ayudando a reducir las exacerbaciones de la bronquitis así como para tratar el envenenamiento por acetaminofén.

La NAC es capaz de promover la producción de glutatión (potente antioxidante endógeno) y ha demostrado ser protectora en roedores infectados con influenza. Por otro lado, un estudio en personas de la tercera edad mostró que los sujetos a los que se administraba NAC padecían menos episodios de gripe así como menos días en cama. Solo el 25% de los sujetos que tomaban NAC y fueron infectados por gripe mostraron síntomas frente a un 79% de los del grupo placebo.

Los investigadores sugieren una dosis de entre 1200 y 1800 mg diarios.

Espirulina

La espirulina es una cianobacteria comúnmente conocida como alga, del tipo verde-azulada. La ingestión de espirulina o de extractos de espirulina puede tener el potencial de aumentar la respuesta al interferón tipo 1 en el contexto de la infección por el virus ARN. Se ha encontrado que la administración oral de extracto de espirulina rico en ficocianina (pigmento contenido en la espirulina) disminuye la mortalidad en ratones infectados con influenza. Así mismo, estudios anteriores observaron que podía tener la capacidad de reducir la carga viral en pacientes de VIH.

La dosis de espirulina sugerida por los investigadores para su estudio es de alrededor de 15 gramos diarios.

Extracto de saúco

La evidencia muestra que el extracto de la planta saúco, usado normalmente para estimular la respuesta inmune, podría tener la capacidad de acortar la duración de la influenza entre 2 y 4 dias reduciendo, así mismo, la gravedad de la infección.

El saúco es rico en antacioninas (pigmentos antrioxidantes también presentes en bayas como el açai o los arándanos). Se sospecha que su impacto contra virus puede estar mediado por el ácido ferúlico, un metabolito que aparece en plasma después de la ingestión de las mismas.

Las dosis sugeridas por los investigadores oscilan entre los 600 y 1500 mg diarios.

Glucosamina

La glucosamina es conocida por formar parte de suplementos condroprotectores. Recientemente, se ha comprobado que la glucosamina en altas dosis mejora notablemente la supervivencia de ratones infectados con el virus de la influenza. Estos hallazgos en animales apuntan a la posibilidad de que esta sustancia pueda ayudar al control de las infecciones por virus de ARN en humanos. La dosis provisional sugerida por los investigadores es de 3000 mg o más de glucosamina al día.

Otro suplemento nombrado en el paper por su posible efectividad contra virus ARN es el beta-glucano de la levadura de cerveza ya que se han documentado clínicamente sus efectos inmuno-estimulantes así como su protección en ratones expuestos al virus de la gripe.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable