Consejos para elegir zapatillas de running.
photo_camera Consejos para elegir zapatillas de running.

Cuídate

Qué hay que tener en cuenta para elegir unas zapatillas de running

El running es cada vez un deporte más popular. Sin embargo, no todos los corredores eligen bien sus zapatillas. Se trata de un material de vital importancia, pues los pies soportan un gran número de impactos contra el suelo. Estos son los factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegirlas.

La primera ‘regla de oro’ a la hora de adquirir una zapatilla de correr es acudir a la tienda por la tarde. A última hora del día es cuando el pie de todas las personas se encuentra más hinchado, por lo que en este momento se asemejará más a las condiciones a la hora de practicar el running.

También es necesario escoger la zapatilla dependiendo de la pisada (una variable que se conoce observando por dónde se desgasta el calzado). Se puede ser pronador, supinador (es poco habitual) o tener una pisada neutra.

El vídeo del día

Detenidos 6 miembros de una violenta banda en Valdilecha, Madrid

Es importante elegir la zapatilla teniendo en cuenta tres parámetros: la cantidad de metros que se recorren a la semana, la altura y el peso del corredor y el terreno por el que se practica.

1. Distancia que se recorre a la semana. Para un aficionado que sale a correr tres o más días a la semana los expertos recomiendan elegir unas zapatillas con un drop elevado. El drop es la distancia que existe el talón y el suelo y entre la puntera y el suelo. Este tipo de runners medios o intensivos deberán elegir, por tanto, una zapatilla con un drop de entre ocho y trece milímetros.

Es el llamado calzado amortiguado y permiten descargar la presión que se ejerce en cada paso con materiales como el gel de silicona Asics Gel Nimbus o las K Swiss Kwicky Blade Light N. Sus precios son los más elevados.

En cambio, para corredores más amateurs o aquellos que practican distancias más cortas es aconsejable lo que se llama una zapatilla voladora. Es decir, aquellas que tienen un drop reducido.

Estas zapatillas también son utilizadas por los corredores más veloces, aquellos capaces de correr diez kilómetros a menos de cuatro minutos por kilómetro. Algunas de ellas son las Skechers Go Run 2 o las Saucony Kinvara.

2. Peso del corredor. Los corredores más pesados deberán elegir una zapatilla con un drop elevado. Así reducirán la presión que ejercen en cada pisada que dan. No obstante, una de las características de correr es que el peso del atleta se irá reduciendo a medida que se incrementan los kilómetros recorridos.

Para ello, el corredor deberá practicar el running teniendo en cuenta que el tiempo empleado debe superar la hora y las pulsaciones no deben ser muy elevadas. Es el llamado ‘ritmo quemagrasas’.

3. Terrero por el que se corre habitualmente. Correr por asfalto es sinónimo de que la presión sobre el pie va a ser superior. Por tanto, se deberá elegir una zapatilla con un drop elevado y de mayor resistencia.

En cambio, correr por caminos o por césped es mucho más beneficioso para las articulaciones. La zapatilla, por tanto, debe ser diferente y premiar más la estabilidad. Las Mizuno Wave Creation pueden ser una buena elección.

Para correr por montaña se debe usar un calzado específico de trail, ya que la suela permite un mejor agarre en subidas y en bajadas.

Un último detalle a tener en cuenta es cuándo cambiar las zapatillas. Aquellas zapatillas con drop elevado pueden durar unos 2.000 kilómetros. Para aquellas voladoras, su distancia media es de 500 kilómetros.

Por cierto, las mujeres tienen que tener en cuenta que la horma del pie es diferente a la del hombre. Deben elegir unas zapatillas específicas para mujeres, pues las mismas ya vienen adaptadas a la morfología del pie.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?