Infoclases
photo_cameraInfoclases

Cursos

Clases online, más prioritarias que nunca

¿Qué son las clases online?

Nadie pone en duda que la crisis sanitaria que estamos atravesando supone una catástrofe mundial sin precedentes para la mayoría de la población actual. Quedan muy pocas personas que vivieran horrores como la Guerra Civil española o la II Guerra Mundial. Es por ello que esta situación nos ha pillado de nuevas, si es que podemos denominarlo de alguna manera. Ha pillado de nuevas al sistema sanitario, al sistema económico y también, aunque quizás todavía no nos hayamos percatado, al sistema educativo.

Es un hecho que la mayoría de centros educativos no estaban preparados para la “teleeducación” y ello está diezmando el progreso cultural y escolar de nuestros hijos. ¿Con qué soluciones contamos ahora mismo? Pues bien, sin entrar en en lo que debe hacer el Ministerio de Educación y centrándonos en lo que podemos hacer nosotros como individuos, no tenemos otra opción que recurrir a las clases online.

¿Qué son las clases online?

Las clases online son las clases particulares a domicilio de toda la vida pero, con la diferencia, de que el profesor o profesora está en su casa e imparte la materia desde allí a través de herramientas como Skype o Zoom.

Los días van pasando y van pesando y no debemos dejar que l​os escolares o universitarios frenen más su desarrollo por una simple razón: porque podemos impedirlo de forma sencilla mediante las clases online. En Internet, hay páginas web en las que podemos ponernos en contacto con profesores de multitud de asignaturas para que ayuden a nuestros hijos. Una de ellas es Infoclases, una web o plataforma en la que se anuncian miles de profesores de cientos de materias en todos los lugares de España.

Las clases particulares se convierten ahora, más que nunca, en prioritarias

Los centros escolares y universidades, así como los docentes, están haciendo todo lo que está en su mano para que el progreso de los alumnos no se vea damnificado en esta situación. Sin embargo, hemos de ser sinceros y tener en cuenta que nunca habíamos vivido una situación así a nivel educativo y que, por lo tanto, debemos hacer más para evitar cualquier tipo de retroceso. Es por ello que las clases online se convierten en prioritarias para ayudar a los alumnos a que entiendan bien las materias o asignaturas, a que puedan realizar los ejercicios de forma correcta y, en definitiva, a que puedan seguir aprendiendo.

Se nos presentan además una serie de ventajas nada desdeñables a la hora de plantearse la contratación de clases online como son la flexibilidad de horarios, los precios competitivos y su contribución para el mantenimiento de un horario estable y saludable en el día a día de los alumnos.

Flexibilidad de horarios

La flexibilidad de horarios que permiten las clases online hace que el alumno o alumna pueda recibir la sesión en el momento en el que más la va a aprovechar. Por decirlo de otra manera, si un niño está más despierto y receptivo a las 12 del mediodía, puede recibir la clase a esa hora ya que existen profesores disponibles en cualquier horario. Lo mismo ocurre si un adolescente prefiere recibirlas a las 19h de la tarde. Cada ser humano tiene su propio ritmo y gracias a esta flexibilidad podemos poner a aprender a los más pequeños cuando más lo van a aprovechar.

Precios competitivos

Las clases particulares vienen siendo una constante en nuestros hogares desde hace décadas pero también es cierto que no todo el mundo era capaz de permitírselas, pues al precio que teníamos que abonar al profesor o profesora por la lección en sí se sumaba el coste por el desplazamiento del docente. Ahora, nos podemos olvidar del desplazamiento hasta nuestra casa, lo que ha hecho que podamos contratar clases mucho más económicas, incluso de asignaturas que antes hubiéramos considerado demasiado caras como las universitarias o las de algún instrumento musical.

Horario estable

Es bien sabido que todos necesitamos una rutina y, por desgracia, esa rutina se ha visto amenazada con el confinamiento. No hay ninguna duda de que debemos quedarnos en casa pero tampoco la hay, según dicen los expertos, de que debemos intentar seguir una rutina diaria saludable. Y ello incluye a los jóvenes y a los más pequeños. Y, ¿qué mejor para ello que estar entretenidos con clases? Por utilizar un lenguaje coloquial, con la educación online matamos dos pájaros de un tiro, pues contribuimos a que el progreso educativo siga su cauce y mantenemos una rutina y unos horarios imprescindibles para la psique y el bienestar de todos, incluidos nuestros hijos.

Actividades extraescolares

Ahora bien, siguiendo la propuesta descrita más arriba, nos preguntamos si sería conveniente y divertido poder recibir clases extraescolares de manera online. ¿Qué mejor que, aparte de estudiar, los jóvenes puedan aprender materias con las que realmente disfruten? Es ahora cuando entran en juego la música, los idiomas, la pintura o las nuevas tecnologías.

En páginas web como Infoclases hay multitud de profesores especializados para dar clases de piano, de guitarra, de violín o para sumergir al alumno en el mundo de las nuevas tecnologías con clases de excel, de power point o de diseño gráfico y de programación. O, ¿por qué no?, para dar un empujón en el nivel de inglés o de alemán o introducir a los más pequeños en el bello arte de los retratos y los bodegones.

No nos olvidemos de los más pequeños

Se nos presenta entonces un abanico enorme para lograr que nuestros niños y jóvenes, el futuro, nuestro futuro, aprenda, avance, no abandone el desarrollo cultural y se divierta en unos trágicos momentos en los que, en ocasiones, necesitamos evadirnos de la realidad. Permitámosles eso. Contribuyamos a que vivan la pandemia de un modo más normalizado y, entre las tantas y tantas cosas que podemos ofrecerles, ofrezcámosles educación. Ofrezcámosles cultura. El día de mañana nos lo agradecerán y nosotros, como adultos responsables, nos sentiremos orgullosos de, no solo haber ayudado a nuestros mayores y a los sanitarios a vencer el virus, sino también de haber ayudado a los más pequeños.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?