Sector turístico
photo_cameraSector turístico

Cursos

¿Qué recursos tiene el sector turístico para superar la crisis del Covid-19?

Formación: mejor preparados ante eventualidades

La formación, la tecnología y la innovación, son los factores claves que brindan mejores perspectivas para sobrevivir a la crisis que actualmente estamos viviendo y que, seguramente nos acompañará un buen tiempo. Aquí analizamos algunos de los recursos disponibles con los que es posible hacer frente a épocas de inestabilidad e incertidumbre a nivel social y económico.

Es sabido que el turismo será el sector más afectado por la crisis de la pandemia global del coronavirus. Sólo en España, las pérdidas se estiman en 92.500 millones de euros. Los planes para la desescalada alientan a los emprendedores, pero el ritmo de reactivación está lejos de ser el deseado.

¿Cuál es la solución ante este panorama lleno de incertidumbre? Los expertos en economía y finanzas aseguran que una crisis no debe significar bajar los brazos ni paralizarse. Por el contrario, es tiempo de estar atentos a las oportunidades y aprovecharlas de la forma más creativa. Mantenerse en movimiento, es la clave para sobrevivir y diferenciarse ante los demás.

Formación: mejor preparados ante eventualidades

Cualquier período crítico necesita respuestas asertivas y decisiones oportunas. El caso de Málaga y la Costa del Sol, es un ejemplo de ello.

Aún siendo una de las zonas más golpeadas del país por la crisis del sector turístico, las acciones ya están en marcha: alianzas entre sectores, trabajo coordinado para explotar nuevos espacios turísticos que se adapten a las medidas de seguridad, proyectos de apertura que están dejando todo preparado según los protocolos para que la cuenta regresiva sea más dinámica y productiva, etc.

Tal vez por esta actitud positiva y pensamiento prospectivo, sea Málaga uno de los sitios donde crece la demanda de masters para empresas, pymes y autónomos del sector turístico. En www.master-malaga.com es posible conocer los detalles sobre este programa de formación de nivel superior y reconocida calidad que imparte la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio malagueña. Se trata de un Master en Administración de Empresas de inmersión intensiva que ofrece a sus alumnos los recursos de gestión claves para sacar adelante el proyecto empresarial y/o adquirir habilidades para detectar nuevas oportunidades de negocio.

Este MBA permite a los participantes aprender técnicas especializadas así como obtener un conocimiento profundo en el diseño de estrategias empresariales en diferentes escenarios. Tener la capacidad de análisis del ámbito económico y las destrezas y habilidades necesarias para gestionar los proyectos, son competencias esenciales en la actualidad para incrementar el éxito de las iniciativas empresariales.

En definitiva, tanto en éste como en todos los ámbitos, quienes estén mejor formados tienen más posibilidades de salir adelante, ya sea como gerente de un negocio, para conseguir un puesto de trabajo o incursionar en el camino del emprendimiento propio. El liderazgo es un elemento clave en estos momentos y los profesionales del sector pueden a través de la formación especializada en dirección y gestión de empresas, como es un MBA, potenciar su talento para transformar el futuro.

Inversión en tecnología

Tal y como mencionamos anteriormente, crisis no es sinónimo de paralización. Realizar inversiones en estos momentos, no es luchar contra la corriente, sino posicionarse estratégicamene y mejor ante las adversidades.

Las nuevas líneas de crédito público así como la bajada de intereses en algunas entidades bancarias, son algunos de los alicientes para la inversión en tecnología. Sólo imaginar cómo hubieran sido estos últimos meses sin el teletrabajo, los móviles y las videoconferencias, es una forma de entender la importancia de la tecnología para la salud y continuidad de un negocio.  Esta situación ha sido posible evidenciar a lo largo de esta crisis de la pandemia en la que muchos negocios han podido continuar con sus actividades y estar cerca de sus clientes.

Las empresas con más y mejor tecnología estarán mejor preparadas para sortear las dificultades en los meses venideros. Y es que invertir en tecnología puede resultar rentable aún en períodos recesivos. 

También es cierto que no toda la tecnología requiere un gran desembolso de dinero. Gracias a diversas herramientas como el cloud computing, es posible disponer toda la información necesaria en una nube y acceder a ella desde móviles u ordenadores comunes, tener una centralita virtual, descentralizar y gestionar operaciones, etc.

Por qué es tan necesario innovar

Para maximizar y potenciar el valor de la tecnología, es necesario innovar.

¿Pero cuál es la verdadera importancia de la innovación? Las empresas se vuelven más flexibles y adaptables, impulsadas por los avances en datos y tecnologías inteligentes, y por ello se ven menos afectadas ante los cambios o crisis.

Una empresa turística que invierta en innovación será menos permeable ante la falta de liquidez, la inestabilidad y otros de los problemas que las afectan durante este período crítico.

Según estimaciones, los ingresos de las empresas líderes e innovadoras, crecen más del doble en relación a los de las rezagadas que, continúan aplicando siempre las mismas fórmulas y sistemas operativos, resistiéndose al cambio.

El fin de este tipo de políticas es reducir la brecha de la innovación, es decir, la diferencia entre la inversión en tecnología y su valor real. Para ello, es necesario pensar estratégicamente e invertir con miras al mediano y largo plazo.

Algunas herramientas que no requieren inversión

Además de la formación, la tecnología y la innovación, existen otros recursos que son gratuitos, pero no por ello menos importantes, para que una empresa turística pueda salir adelante durante una crisis.

El primero, tiene que ver con dar cumplimiento a los planes y protocolos pre-crisis, reduciendo al mínimo posible la improvisación. Aunque hay que incorporar la flexibilización para dar respuesta a la nueva realidad, no hay que olvidar los objetivos planteados previamente.

También es buena idea crear un gabinete o comité de crisis, que agrupe a las personas de la empresa mejor preparados para tomar decisiones, siempre intentando que la participación sea democrática para no perder de vista el espíritu de equipo y motivación contínua, tan útil y necesarias en estos momentos.

En este sentido, no hay que perder de vista la importancia de la gestión conjunta, donde se combina la participación de distintas áreas y perfiles profesionales. La coordinación de los talentos permite enfrentar la crisis de diferente manera, teniendo siempre como objetivo común, la entrega de una propuesta de valor única e innovadora al cliente.

Y sobre todo, comunicación. El dialogo y la participación, son cruciales no sólo para empresas de turismo y hostelería, sino para cualquier negocio que pretenda salir airoso de este vendaval económico. La mayoría de los negocios ven afectada su actividad empresarial con consecuencias a lo mejor, jamás pensadas, justamente por estar viviendo una situación inédita en todos los niveles.

En conclusión, los expertos del sector señalan que una combinación inteligente de todos estos recursos, puede brindar una luz de esperanza a los difíciles momentos que enfrenta el sector turístico. Pero, insisten en la actualización de conocimientos como palanca incial para impulsar cambios y no quedarse desplazados. En definitiva, y como señalabamos al inicio del artículo, apostar por un MBA en este contexto, es la elección más acertada para adoptar nuevos modelos de gestión. Hoy más que nunca es necesario renovarse para no quedarse fuera del mercado. Superar esta crisis y sus desafios con firmeza y confianza, vendrá determinada por el nivel de competencias esenciales que deben poseer un diectivo o empresario de hoy. La suma de todas esas fortalezas, sin lugar a dudas, ayudará a marcar la diferencia en el ejercicio profesional y empresarial.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes