Defensa

La Armada ha puesto en marcha una experiencia piloto para la utilización militar de leones marinos: un ejemplar, dos controladores y una zodiac cumplen la función de un buque al completo

Lo dice un informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos: "un león marino, dos controladores y un bote de goma en busca de objetos pueden sustituir de manera eficaz a un buque completo y su tripulación". La Armada ya trabaja con estos animales para potenciar la seguridad nacional disminuyendo los costes y riesgos.

Los soldados británicos utilizaron luciérnagas durante la Primera Guerra Mundial para leer sus mapas, los americanos entrenaron delfines para colocar minas en buques soviéticos durante la Guerra Fría –incluso diseñaron armas de fuego adaptadas al morro de estos mamíferos-, los rusos desarrollaron el denominado perro-bomba, que corrían a refugiarse en los bajos de carros de combate nazis y eran detonados a distancia. Milenios atrás, incluso los romanos utilizaron cerdos en llamas para tratar de frenar a los elefantes de Aníbal.

Ahora será la Armada española la que pasará a la historia al ser una de las pioneras, junto con la U.S. Navy, en la utilización de leones marinos adiestrados con fines militares. Según el coronel veterinario Luis Enrique Martín, autor de un informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos, el uso de estos animales supondría aumentar las capacidades operativas de la Armada, disminuyendo costes económicos y riesgos de las misiones.

Un proyecto pionero

El Ministerio de Defensa, en colaboración con el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, lleva un tiempo trabajando en un proyecto pionero con leones marinos.

El objetivo es el entrenamiento de estos animales para desarrollar y mejorar sus funciones, minimizando riesgos de personal y costes, y ampliar el campo de conocimientos en la sanidad de estos mamíferos para mejorar sus capacidades de apoyo al ser humano.

Entre las labores desarrolladas en este programa se incluyen la protección de buques y puertos, localización y recuperación de minas y explosivos, la recuperación de torpedos usados en ejercicios, o el rescate de buzos.

“Una de las mayores preocupaciones en seguridad que España tiene, debido a su orografía y a su gran cantidad de kilómetros de costa, es la de proteger de la forma más eficaz las áreas de actividades marinas” asegura el coronel Martín Otero.

Igual de operativos que un buque

“La utilización de estos animales en estas misiones, supondría una mayor eficacia y rapidez, debido a su agilidad y fácil adiestramiento. Los limitados costes derivados de su empleo supondrían también un ahorro económico repercutiendo en una mayor eficiencia en el empleo de los medios” incide el informe.

De hecho, para ciertas tareas como la búsqueda de objetos o buzos, los leones marinos podrían realizar misiones con la misma efectividad que un buque completo de la Armada, incluida tripulación, equipo de buceadores, médicos y medios necesarios de apoyo. En caso de conflictos regionales o internacionales, estos animales podrían estar listos para su despliegue en 72 horas.

Un animal muy completo

El león marino ha sido elegido para esta experiencia pionera por sus cualidades físicas y sensoriales. Su tamaño, entre el metro y medio y los dos metros, y su relativo poco peso –entre 120 y 350 kilos- le convierte en una especie fácil de transportar.

Su oído permite escuchar sonidos de alta frecuencia, muy por encima del rango acústico del ser humano –alcanzan sonidos de hasta 40 kilohercios, mientras el hombre tan sólo llega a 20 kHz-. Su vista subacuática, adaptada a condiciones de escasa luminosidad, les permitiría encontrar objetos sin necesidad de iluminar el fondo marino.

Otra de las características físicas que le hacen idóneo para las tareas de búsqueda y rescate resude en sus bigotes, llamados “vibrisas”. Éstas pueden detectar pequeñas corrientes de agua generadas por el movimiento. Además, alcanzan velocidades de hasta 21 kilómetros por hora y pueden sumergirse hasta los 274 metros de profundidad, tal y como informa el documento del IEEE.

La ‘élite’ del mulo murciano

El león marino no es el único animal ‘especial’ de las Fuerzas Armadas españolas. En Murcia, concretamente, ya saben lo que es criar animales específicamente diseñados para escenarios bélicos.

Tal y como contó ECD, el Ejército alemán visita con frecuencia la Península para adquirir mulos de raza española, que posteriormente destina a Afganistán, a aquellas regiones con orografía imposible para los vehículos militares.

La resistencia y docilidad de estos mulos se ha confirmado como esencial para el transporte de grandes piezas de artillería en las zonas montañosas del país asiático. Esta ‘élite’ de mulos ha sido genéticamente mejorada gracias a los cruces con sementales purasangres españoles, realizados por el Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias de Lorca (Murcia).

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?