Defensa

Defensa asciende a Teniente General al principal experto en despliegues y retiradas. Está pendiente el nombramiento del nuevo JEME y la salida de las tropas de Afganistán

El recientemente ascendido a Teniente General Juan Enrique Aparicio Hernández-Lastras, hasta el viernes Jefe de la Fuerza Logística Opertativa, se perfila como sucesor de Fulgencio Coll como Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra. Sus conocimientos en la materia serían determinantes en la ejecución de los planes de retirada de Afganistán.

El nombramiento de los nuevos Jefes de Estado Mayor, una tarea que el Gobierno pospuso hasta después del Día de las Fuerzas Armadas –celebrado este fin de semana en Valladolid-, es “inminente” tal y como aseguran fuentes del Ministerio a El Confidencial Digital.

De hecho, incluso se maneja este próximo viernes como fecha probable para que el Gobierno, tras las deliberaciones del Consejo de Ministros, realice una declaración al respecto.

En los últimos días hay un nombre que ha cobrado especial significancia entre militares de alta graduación. Alguno de ellos, consultado por ECD, señala al cese del general de División Juan Enrique Aparicio Hernández-Lastras, actual Jefe de la Fuerza Logística Operativa (con sede en A Coruña).

En el Boletín Oficial del Estado de ese mismo 2 de junio figura también el ascenso a Teniente General de Aparicio Hernández-Lastras. Algo que le ha situado como firme candidato –“con muchas opciones” aseguran desde el Cuartel General de Tierra- para ser nombrado nuevo JEME.

El hombre de la retirada afgana

Esta posibilidad cobra aún más fuerza para los militares cuando analizan el perfil de este nuevo Teniente General. Y es que su actual destino le convierte en el militar mejor preparado para organizar el arduo repliegue de tropas de Afganistán y Líbano, “el mayor desafío para el Ejército durante los próximos años” aseguran fuentes militares.

Como Jefe de la Fuerza Logística Operativa, Hernández-Lastras ha sido un hombre clave en la elaboración de los planes de retirada de las principales misiones españoles. Tanto para la retirada parcial de tropas en Líbano como para la gradual vuelta a casa de los militares españoles desplegados en Afganistán, con fecha tope en 2014.

Tal y como valoran las mismas fuentes, Hernández-Lastras presenta un “buen perfil” para el puesto, ya que “es joven” (actualmente 59 años), y tiene mucha experiencia y formación. Casado y con tres hijos, salió de la Academia Militar justo al comienzo de la Democracia.

 

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes