Defensa

Siguiendo el artículo 32 del reglamento que rige las expulsiones

Defensa va a vetar el reingreso del militar de ‘La Manada’ en el Ejército

La ley obliga a levantar la suspensión a Alfonso Jesús Cabezuelo, que pertenecía a la UME, pero el ministerio se acogerá a una cláusula para evitar que vuelva a vestir de uniforme

Alfonso Jesús Cabezuelo, el militar de ‘La Manada’, está condenado a nueve años de cárcel por el presunto abuso sexual cometido durante las fiestas de San Fermín de 2016. Sin embargo, al no ser firme la sentencia el Ejército está obligado a levantar su suspensión tras el levantamiento de la prisión preventiva. Está en espera de destino, pero Defensa no se lo va a otorgar.


Así lo admiten fuentes de Defensa a Confidencial Digital, aludiendo concretamente al artículo 32.4 del Real Decreto 1111/2015 por el que se aprueba el Reglamento de adquisición y pérdida de la condición de militar y situaciones administrativas de los militares profesionales.

La ley permite a los ejércitos suspender de funciones a un militar que tenga pendientes asuntos judiciales tales como procesamiento, inculpación o la adopción de alguna medida cautelar. Todos ellos los cumplía Cabezudo, y por ello se dictó su suspensión.

Esta condición se puede alargar durante seis meses como máximo, a no ser que el militar se encuentre en condición de prisión preventiva, como era el caso de Cabezudo. Al pasar esos seis meses o levantarse las medidas cautelares -como ocurrió al obtener la libertad condicional-, el Ejército está “obligado” a dar cumplimiento de la ley y situar al militar en condición de “disponible” y pendiente de destino.

Sin embargo, esto no supone que Cabezudo vuelva a su destino en la Unidad Militar de Emergencias o a cualquier otra unidad. Tal y como explican fuentes de Defensa a Confidencial Digital, el ministerio se va a acoger a ese artículo 32.4 del reglamento para alegar -mediante una resolución- que la “trascendencia social” de los hechos imputados hace necesaria la prohibición de restituir al militar en su destino.

Eso sí, la prohibición de que el militar de ‘La Manada’ pueda volver a vestir de uniforme se alargará como mucho hasta el momento en que el Supremo dicte sentencia firme. En caso de ser condenado, se iniciará el expediente de expulsión definitiva de las Fuerzas Armadas. Pero si es declarado inocente, se borrará de su expediente cualquier mención al proceso y deberá otorgársele destino.

Es más, en caso de que se dictase la nula responsabilidad de Cabezudo, Defensa deberá admitirle en su anterior destino en la UME -si así lo solicitase el interesado-, y se le deberán reconocer el tiempo transcurrido en el cómputo de trienios, e incluso ascenderle en el escalafón en caso de que así le corresponda.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo