Defensa

En España es motivo de exclusión

El Ejército mantiene su política antitatuajes mientras Estados Unidos levanta el veto

La US.Navy acaba de admitir que no se puede perder talento militar por una moda que se ha hecho común en la sociedad

Legionario español con tatuaje en el cuello.
photo_cameraLegionario español con tatuaje en el cuello.

La US.Navy acaba de publicar el nuevo reglamento que rige los tatuajes para los marineros y nuevos reclutas. A partir de ahora, los militares podrán llevar marcas de tinta por debajo de los codos o rodillas, incluso si son visibles con uniforme. Algo que se podía hacer en España, hasta que se endurecieron las normas en 2013.


El pasado 30 de abril entró en vigor la nueva normativa que rige los tatuajes a los marineros de la US.Navy y establece los límites sobre la pintura corporal a los nuevos reclutas que se enrolen en la marina estadounidense. Según las estadísticas de la Navy, uno de cada tres miembros lleva tatuajes.

 “Tenemos que asegurarnos de que no estamos perdiendo cualquier oportunidad para reclutar y retener a los mejores y más brillantes debido a nuestras políticas” aseguró la propia US.Navy al dar a conocer las nuevas reglas, unas de las más permisivas de todo el mundo.

A los nuevos reclutas –y a los marinos ya en servicio- se les permitirá tener múltiples tatuajes, independientemente de su tamaño, por debajo del codo o la rodilla. Cualquiera que sea visible con uniforme de manga corta.

Además, se les permite llevar un tatuaje –uno sólo- en el cuello o en la zona de la oreja, aunque de un tamaño limitado. La normativa se aplica también a uno de los colectivos cuya imagen se controla más si cabe: los reclutadores.

Eso sí, deberán respetar una serie de límites: continúa prohibido cualquier tatuaje con escenas obscenas, sexo explicito, discriminación de cualquier tipo, afiliación a pandillas o grupos, supremacía, extremistas o que hagan apología de cualquier droga ilegal.

Al contrario que España

La tendencia en las Fuerzas Armadas españolas es diametralmente opuesta. En 2013, ECD publicó que candidatos con tatuajes visibles tenían problemas para ingresar en cualquiera de los tres ejércitos. Algunos estaban siendo rechazados. Según

Tal y como explicaban aspirantes que contactados por ECD, se está denegando el acceso a aquellos que tengan tatuajes “visibles con cualquiera de los uniformes reglamentarios del Ejército o de la Armada”.

De esta manera, tatuajes en el cuello, antebrazos, codos o manos eran motivo de denegación de la solicitud.

Las bases de la convocatoria de ese año –y se repitió en las siguientes- advertía en la  “condiciones específicas comunes” de estas limitaciones, que continúan actualmente en las últimas bases publicadas correspondientes al acceso para 2016.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?