Defensa

Un centenar de miembros del Ejército se unen y presentarán juntos un recurso contra el reglamento de ascensos. Lo califican de “subjetivo” y “opaco”

El Gabinete Jurídico Suárez-Valdés ha recogido ya más de cien quejas de los profesionales de los tres Ejércitos con derecho a ascenso sobre el proceso de promoción. Los escritos se verán apoyados en el recurso de revisión contra la norma que presentará el próximo 20 de agosto.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la mayor parte de las quejas realizadas por los militares giran en torno a la subjetividad de la norma y a la reducción de vacantes de ascensos en pleno proceso de calificación, ya que las vacantes para el ascenso a brigada se han visto disminuidas, este año, en 90 plazas.

Profesionales de los tres ejércitos –Tierra, Armada y Aire- han manifestado un gran descontento debido estas negligencias. Esta disminución de las plazas se produjo una vez comenzado el proceso de calificación, lo que ha hecho que 90 suboficiales perdieran una de las tres convocatorias de promoción por una decisión “burocrática y arbitraria”.

Gran parte de los militares temen no volver a ser promocionados ya que, según este sistema, cada militar cuenta con sólo tres convocatorias para su ascenso. En caso de agotarlas, no volverá a contar con posibilidades de promoción.

El recurso del próximo 20 de agosto apelará a la revisión del reglamento en su conjunto, instando a su nulidad “por inadecuado establecimiento del escalafón de ascenso”.

Este sistema para establecer el escalafón consiste en un Informe Personal de Calificación o IPEC (que cuenta un 40% de la nota final), una ponderación de la trayectoria del militar (40%) y una calificación según su trayectoria académica (20%).

El sistema ha recibido multitud de quejas. La más numerosa hace hincapié al gran peso que ostenta el IPEC. Este informe, según fuentes militares, es “muy subjetivo” y “la opacidad de la normativa provoca que ningún evaluado sepa cuáles son los criterios en los que se basa su evaluación”.

Según ha declarado a El Confidencial Digital el abogado Antonio Suárez-Valdés, entre las irregularidades registradas destacan errores en las operaciones aritméticas con las que se obtienen la clasificación de los militares en el escalafón de ascenso.

Los IPEC

La citada legislación establece que el proceso de realización del IPEC corre a manos de tres militares: “el superior jerárquico del calificado, que será el responsable de la coordinación de sus actuaciones; y dos militares que cumplan los siguientes requisitos:

1º El adecuado conocimiento del calificado.

2º Independencia del superior jerárquico, de superior empleo o, del mismo empleo si tiene más de 4 años de antigüedad.

3º Que uno de ellos sea del mismo cuerpo.

4º Los miembros de la junta no tendrán dependencia jerárquica directa entre ellos.

Aunque la norma establece que debe tratarse de una decisión objetiva, los militares insisten en calificar estos informes como “muy subjetivos” ya que “se basan en la impresión personal que el superior tiene del calificado.”

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?