Defensa

Vea la carta de despedida

Enfado en un club de suboficiales por la llegada de un coronel

Un subteniente llevaba diez años al frente de la asociación deportiva San Jorge (Madrid) y acaba de ser relevado por un oficial

Suboficiales del Ejército de Tierra.
photo_cameraSuboficiales del Ejército de Tierra.

Los miembros del Club Deportivo y Cultural Militar San Jorge, situado en Madrid y cuyo uso está reservado a suboficiales, muestran su malestar con la decisión de sustituir a un subteniente al frente de las instalaciones por un coronel.


Tras diez años al frente del Club Deportivo y Cultural Militar San Jorge, el subteniente Rafael Fernández Moyano fue relevado al frente de dichas instalaciones por coronel de Ingenieros Ignacio Albiñana Celma.

Según ha sabido ECD, la decisión no ha sentado bien al colectivo de suboficiales usuarios de dicho centro, que consideran que se debería mantener a un suboficial al frente del club –que es de uso reservado para los miembros de dicha escala del Ejército de Tierra-.

Lea a continuación la carta de despedida del subteniente que se encontraba al frente del C.D.San Jorge:

        Hace una década, y ya siendo usuario, nada menos que desde el año 1984, me hice cargo de la dirección de este Centro. Con gran ilusión y muchas ganas comencé este reto que para mí ha sido apasionante, con dedicación exclusiva 24 horas al día los 365 días del año. El Centro ha dejado en segundo plano muchas otras actividades, a las que a partir de ahora, podré dedicar más tiempo. Desde aquí quiero agradecer a mi familia el apoyo y comprensión demostrados pues sin ellos no habría podido involucrarme tanto en tan noble fin. 

         Una década, se dice pronto. Normas, obras, personal, reuniones… Son demasiadas  obligaciones las que el puesto conlleva. Y es en este punto donde tengo que agradecer, de todo corazón, el buen trabajo realizado por todo el personal  que ha estado bajo mis órdenes durante este periodo de tiempo; además de la colaboración de la Dirección de Asistencia al Personal (DIAPER).

         Han sido muchos los cambios que se han producido  en estos años. Como es por todos sabido hemos pasado por una de las mayores recesiones de la economía en la historia de España, lo que ha supuesto dificultades añadidas  en el funcionamiento del Centro. Se han externalizado servicios y muchas empresas han sido adjudicatarias de los mismos.  Los presupuestos se han reducido, con lo que las obras se han restringido, no pudiendo llevar a cabo todas las reformas  que me habría gustado realizar.

         No quiero dejar de pedir disculpas a aquellas personas que, en algún momento, puedan haberse sentido ofendidas. Las decisiones que hay que tomar no siempre benefician a todo el mundo.

         Me despido de todos ustedes ¡hasta luego! ¡hasta mañana! ¡hasta siempre!


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?