Defensa

Se inspira en el modelo francés

España va a habilitar un teléfono para delatar de forma anónima a jóvenes que se acerquen al yihadismo

Interior espera recibir delaciones de madres que observen en sus hijos comportamientos extraños, amigos que escuchen comentarios a favor del terrorismo o vecinos que sean testigos de conductas afines al islamismo

Detención de yihadista en España.
photo_camera Detención de yihadista en España.

En el último año Francia ha impulsado una serie de mecanismos para detectar a personas que se encuentren en un proceso de radicalización yihadista. Uno de los más ambiciosos es la puesta en marcha de una línea de teléfono a través de la que familiares y personas cercanas pueden denunciar ciertos comportamientos anómalos. España prepara un mecanismo similar con la ayuda de Francia.

Las fuerzas de seguridad españolas están desarrollando en la actualidad una serie de mecanismos que permitan a los cuerpos policiales detectar prematuramente la radicalización de jóvenes o la captación por parte de grupos yihadistas.

Uno de los instrumentos en los que se está trabajando intensamente, dentro del Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta, es la creación de un ‘teléfono verde’ a través del que conseguir información por parte de la ciudadanía.

A través de este sistema se pretende animar a familiares, amigos, vecinos o cualquier personas que esté en contacto con una persona sospechosa de estar bajo influencia de grupos de captación a que informen a las fuerzas de seguridad. Desde una madre que observe cómo su hijo ha ido adoptando posturas religiosas más radicales, hasta amigos y compañeros de instituto que detecten cambios en su personalidad.

Un teléfono para delatar radicales

El denominado ‘teléfono verde’ se puso en funcionamiento en Francia hace alrededor de un año. Desde entonces ha recibido miles de llamadas para alertar de posibles casos de reclutamiento o de radicalización islamista a través de internet y redes sociales.

Este sistema, que depende directamente de la Unidad de Coordinación de la Lucha Antiterrorista (UCLAT) gala, permite la delación de cualquier caso sospechoso a través de una línea de teléfono, un formulario de internet o incluso una denuncia física en comisaría. La identidad del denunciante es completamente anónima.

Retiradas de pasaporte, congelación de cuentas bancarias…

Esa información es trasladada directamente a otras unidades, que estudian detenidamente el caso y proceden según establezca un juez.

Entre las medidas de respuesta contempladas se encuentran expulsiones, retiradas temporales o permanentes de pasaporte –para evitar viajes a Siria o Irak-, prohibición de entrada y salida del territorio, congelación de activos o privación de nacionalidad.

España va por detrás de Francia

España va por detrás de Francia en este aspecto”, admiten fuentes involucradas en la lucha contra el terrorismo. El Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta “acaba de empezar a desarrollarse”, aunque se confía que antes de final de año, “si hay voluntad por todas las partes implicadas”, se encuentre plenamente operativo.

Francia, ante un “problema grave”

Las fuerzas de seguridad francesas se mantienen desde hace meses en alerta por temor a ataques terroristas, especialmente tras la cadena de atentados registrados el pasado mes de enero con el ataque al semanario Charlie Hebdo y a un supermercado judío en París.

Fuentes de la lucha antiterrorista francesas aseguran que en sólo un año –desde enero de 2014 hasta enero de 2015-, el número de sospechosos de estar vinculados con grupos o actividades terroristas pasó de unas 600 personas a casi 1.500. Un aumento de cerca del 150 por cien.

Según explican fuentes consultadas por ECD, las llamadas ciudadanas para denunciar posibles casos de radicalización se dispararon tras los atentados de Charlie Hebdo del pasado mes de enero.

 

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?