Defensa

Refuerzo militar en el archipiélago

Estaciones de vigilancia móviles para defender la costa de Canarias

Defensa adquiere cuatro sistemas Gecko-C para instalar en los RG-31

Vehículo RG-31.
photo_cameraVehículo RG-31.

Parte de los nuevos equipos de vigilancia para largas distancias, que convierte un RG-31 en una torre de vigilancia móvil, irán destinados a la costa Canaria. Servirán para reforzar la seguridad del archipiélago.


El Ejército de Tierra ha recibido ya los cuatro sistemas de vigilancia Gecko-C que adquirió a Thales España el pasado año. Actualmente están en el Regimiento de Ingenieros Nº 1 de Burgos, hasta que se les asigne un destino.

Según fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, al menos “dos de esos sistemas irán a Canarias”. Están diseñados para ser montados sobre un RG-31, los blindados antiminas que el Gobierno adquirió para hacer frente a la amenaza de explosivos en Afganistán, y que parte de ellos han sido destinados a Canarias.

El Gecko-C consiste en una torreta retráctil con un sistema de cámaras térmicas y láseres de telemetría que permite detectar cualquier movimiento a largas distancias, incluso de noche. Dentro del vehículo va instalado un puesto de observación desde el que el operador puede manejar las cámaras.

Cada uno de estos cuatro equipos cuesta alrededor de 300.000 euros, por lo que el contrato –que incluye tareas de mantenimiento- asciende a 1,2 millones de euros.

Con este nuevo equipamiento Defensa da un nuevo paso para el refuerzo de la seguridad del archipiélago canario, una de las zonas geoestratégicas “más sensibles de España”, tal y como indicaban recientemente fuentes militares a ECD.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?