Defensa

El ejército francés canceló su desplazamiento hasta León

Expertos en aviación dudan de las excusas sobre la suspensión del vuelo del dron Reaper

Se justificó en tormentas eléctricas sobre los Pirineos pero el aparato puede operar en las peores condiciones, no le afectan los rayos y alcanza las máximas alturas

Defensa y Aviación Civil habían previsto el cierre de un corredor aéreo en el norte de la península para permitir el vuelo del dron ‘Reaper’ francés desde Burdeos hasta León, cruzando los Pirineos y pasando por las Bardenas Reales. Sin embargo, el aparato propiedad del Ejército galo no llegó a despegar para cumplir el hito de convertirse en el primer vuelo de un UAV entre países Europeos.


La versión oficial de la cancelación, proporcionada por las Fuerzas Armadas francesas, apunta a la existencia de cúmulos de nubes y tormentas eléctricas en la zona de Los Pirineos que debería atravesar el ‘Reaper’ en su trayectoria hacia España.

Y efectivamente, los partes meteorológicos correspondientes al pasado martes 29, día previsto para la exhibición, anunciaban la presencia en dicha área montañosa de nubes cumulonimbus, las que generan las tormentas eléctricas, aunque con viento muy moderado.

Sin embargo, los motivos de la cancelación no han convencido entre expertos en aeronáutica que seguían con interés los detalles de la consecución de dicho hito. Según algunas de las voces consultadas por ECD, este tipo de aeronaves es “capaz perfectamente de volar sin problemas en condiciones meteorológicas terriblemente adversas, mucho peores que las que se dieron en la zona de Pirineos el martes”.

De hecho, tal y como explican, la propia NASA utiliza drones ‘Predator’, modelo previo del ‘Reaper’ (que de hecho inicialmente se denominó ‘Predator B’), para estudiar grandes cúmulos de nubes y huracanes durante su fase de formación.

Por otra parte, aseguran, estas aeronaves cuentan con protección frente a los impactos directos de rayos, al igual que todos los aviones civiles o militares. Esta protección, en la práctica, convierte al aparato en una especie de ‘Jaula de Faraday’ inmune a las descargas eléctricas.

Tal y como contó El Confidencial Digital, Defensa solicitó la reserva’ de una parte del espacio aéreo para evitar cualquier tipo de interferencia con vuelos comerciales en la zona norte de España. Una decisión que, tal y como advirtieron fuentes de Aviación Civil a ECD, correspondía exclusivamente al Ministerio de Defensa.

Ahora, fuentes expertas en la materia y voces militares ponen en duda la versión oficial, y sospechan que la verdadera razón puede ser la existencia de quejas por parte de pilotos comerciales ante las medidas restrictivas para vuelos que suponía el vuelo del Reaper sobre España. Unas quejas cuya existencia ECD no ha podido confirmar.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?