Defensa

Lucha en el Gobierno por el futuro del Centro

García-Margallo y Fernández Díaz maniobran para colocar a Pedro Argüelles al frente del CNI

Movimientos para quitar a Soraya Sáenz de Santamaría el control sobre el servicio de inteligencia. Félix Sanz Roldán puede ver prorrogado el mando hasta las generales de 2015

Pedro Morenés y Pedro Arguelles.
photo_cameraPedro Morenés y Pedro Arguelles.

La continuidad del general Félix Sanz Roldan al frente del CNI sigue en el aire. A punto de cumplir cinco años en el cargo, Moncloa estudia la posibilidad de ampliar su mandato un año más, hasta después de las elecciones generales de 2015. Sin embargo, en el Gobierno hay maniobras para sustituirlo cuanto antes, pero sobre todo para quitar a Soraya Sáenz de Santamaría el control sobre los servicios secretos. Y ya hay un candidato que suena con fuerza: Pedro Argüelles.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes próximas al Gobierno y a la inteligencia española, en estos momentos existe una lucha soterrada por hacerse con el control del Centro. Y la ‘batalla’ se libra también en los despachos de La Moncloa.

Dos 'sorayos'

Entre quienes están maniobrando para que no se prorrogue el mandato de Sanz Roldán un año y medio más se encuentran dos pesos pesados del Gobierno: los titulares de Exteriores e Interior, José Manuel García-Margallo y Jorge Fernández Díaz.

Se trata de dos los ministros 'políticos' que, como ya informó ECD, han formado un frente común contra la vicepresidenta del Gobierno, a los que se conoce como 'los sorayos'.[OBJECT]

El objetivo de este movimiento sería arrebatar a Soraya Sáenz de Santamaría el control que tiene sobre los servicios de inteligencia españoles, y que asumió cuando el Gobierno decidió quitar las competencias al Ministerio de Defensa y otorgárselas a Presidencia.

Reuniones discretas en Moncloa

Las fuentes a las que ha tenido acceso este confidencial relatan que personas próximas a los ministros de Exteriores e Interior, con el conocimiento y permiso explicito de ellos, habrían mantenido discretos encuentros en Moncloa para tratar de convencer a Mariano Rajoy de la conveniencia de un relevo inmediato al frente de ‘La Casa’.

Personas vinculadas a estos movimientos explican que Mariano Rajoy “no ha tomado aún una decisión en firme sobre un cambio y sobre quién puede suceder a Sanz Roldán”.

Añaden que “la decisión depende del presidente, y de momento el general tiene muchas opciones de continuar al frente del CNI”. Sobre la conveniencia de que continúe en el cargo, se argumenta también con el delicado momento político del país, con la sucesión del Rey Juan Carlos sobre la mesa y con la amenaza independentista en Cataluña, lo que no aconsejaría cambios ahora en un organismo tan importante.

Argumento: el PP ganará en 2015

Entre los argumentos que esgrimen quienes promueven a Argüelles para número 1 del CNI citan los resultados de las elecciones europeas: consideran que, con esos datos y extrapolando los resultados a las generales de 2015, el PP mantendrá el Gobierno.

Por tanto, si se renueva la dirección del Centro en estos momentos se aseguraría que el candidato entrante permanecerá cinco años al frente del servicio –el mandato máximo estipulado por la Ley Reguladora del Centro Nacional de Inteligencia.

Esta normativa, que entró en vigor en 2002, obliga a que el director sea nombrado por un plazo máximo de 5 años, aunque Gobiernos anteriores la han interpretado de forma distinta. Por ejemplo, Rodríguez Zapatero prorrogó el mandato de Alberto Sainz por otros cinco años más, aunque meses después tuvo que dimitir tras el escándalo por el uso de bienes del CNI para disfrute personal.

Pedro Argüelles, el candidato

Según la información conseguida por ECD, quienes impulsan esta opción política están poniendo en alza la figura del secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, como candidato a suceder a Sanz Roldán al frente del CNI. Lo definen como un “hombre de Estado y de confianza en el partido”, con un “perfil tecnócrata y discreto”.

Los promotores de Argüelles destacan que acumula amplia formación en materia económica (está muy vinculado al sector bancario e industrial), conoce Bruselas, ha ocupado diversos relevantes en la Administración, es próximo a los círculos de mando de las Fuerzas Armadas, y –punto éste muy importante- tiene muy buenas conexiones políticas con Estados Unidos tras diez años al frente del la delegación ibérica del consorcio norteamericano Boeing. El actual titular de Defensa, Pedro Morenés, estuvo vinculado a la firma rival EDS.

La relación con Zarzuela es clave

Uno de los grandes impulsores del nombramiento de Sanz Roldán para dirigir el CNI fue el rey don Juan Carlos, con quien el general mantiene desde hace años una estrecha amistad.

Según cuentan en ‘La Casa’, el monarca fue su principal valedor, y es probable que desde Zarzuela se esté apoyando su continuidad en el puesto.

La buena relación con Zarzuela, con las Fuerzas Armadas y con el Gobierno de Estados Unidos, forman un triángulo esencial para cualquier candidato que aspire a colocarse al frente de los servicios de inteligencia españoles.

En el caso de Pedro Argüelles, su relación con la corona le viene de familia. La dinastía Argüelles ha sido referencia de la nobleza en el Principado de Asturias desde el siglo XV, y ha ostentado diversos títulos nobiliarios a lo largo de la historia.

El rey, Mario Conde y Pedro Argüelles

Durante el siglo XX, la familia Argüelles ha estado muy vinculada con la banca, hasta el punto de ser principal impulsor, a principios de siglo, de la ‘españolización’ de Banesto. Banco en el que el Jacobo, hermano del secretario de Estado, fue director general, sustituido en 1989 por Mario Conde.

Un año antes, Pedro Argüelles aspiraba a la presidencia de Asturiana de Zinc (AZSA) tras la jubilación de su padre Jaime. Sin embargo, finalmente fue Francisco Javier Sitges, empresario y amigo personal del rey, quien accedió al cargo. Tras ello, Pedro Argüelles fue cesado de inmediato como consejero.

Décadas más tarde, Mario Conde reveló en uno de sus libros biográficos que don Juan Carlos le llamó para sugerirle que fuera Sitges, y no Pedro Argüelles, quien debía heredar la presidencia del consorcio industrial asturiano.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?