Defensa

Generales y almirantes apoyan la continuidad del rey don Juan Carlos como jefe del Estado, aunque poco a poco aumentan los ‘felipistas’ entre jóvenes jefes y oficiales

El rey debe continuar al frente de la Jefatura del Estado hasta que le sea "físicamente imposible" mantenerse en el cargo. Así lo piensa la gran mayoría de los generales, almirantes y altos mandos de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, el apoyo a don Felipe crece poco a poco entre las nuevas cadenas de mando, que por edad se sitúan torno a su 'quinta'.

¿Debe abandonar paulatinamente sus funciones el rey en beneficio del príncipe? ¿Cómo ven los militares a don Felipe? Mandos de las Fuerzas Armadas explican a El Confidencial Digital el sentir actual del mundo castrense respecto a la situación de don Juan Carlos y también en torno a una hipotética abdicación en don Felipe.

Porque el debate sobre el estado de salud del rey y sobre su futuro, que se ha instalado en la sociedad, ha llegado también a los tres ejércitos. Un amplio colectivo que guarda un discreto silencio sobre las circunstancias actuales que rodean al jefe del Estado, mando supremo de las fuerzas armadas, pero que, según ha conocido ECD, tiene una opinión mayoritaria: el rey debe seguir al frente de sus funciones.

“Hasta que le sea físicamente imposible”

Es lo que expresan generales y almirantes consultados, que aseguran que en la cadena de mando de las Fuerzas Armadas “no existe debate: el rey debe continuar hasta que le sea físicamente imposible mantenerse en el trono”.

A pesar de opinión tan rotunda, con la discreción que les caracteriza dejan entrever ciertas dudas sobre los problemas de salud de don Juan Carlos. Algunos intuyen incluso que su estado “es más grave de lo que se cuenta. Puede que haya algo más”, dicen.

Los mandos de los tres ejércitos han seguido por supuesto muy de cerca la evolución de la salud del rey en estos últimos años. Y constatan la paulatina pérdida de vigor del monarca, sobre todo tras las operaciones de los últimos años y por unas recuperaciones que no se han desarrollado como se esperaba.

Don Juan Carlos: “Viene todo junto”

Los altos mandos consultados por El Confidencial Digital aseguran que en los últimos meses, en diversos actos castrenses, han visto don Juan Carlos “más cansado y más apagado que en años anteriores”.

Destacan, sin embargo, que “su ánimo seguía intacto”. Y dicen “seguía”, en pasado, porque en el último de sus encuentros con militares, en La Zarzuela, días antes de que se anunciara que necesitaba una nueva operación, “se le vio cara de preocupación”. Apuntan que seguramente se debía a la recaída de la lesión en su cadera.

Relatan también que, tras ese acto, en el que varios militares tuvieron que sujetarle por un traspiés para evitar que cayera, algunos preguntaron don Juan Carlos: “¿Cómo se encuentra, majestad?”. A lo que el rey respondió con un coloquial y escueto: “Ya ves. Así vamos. Te viene todo junto”.

Esas palabras las interpretaron como una confesión de que don Juan Carlos no atraviesa precisamente su mejor momento, “ni personal, ni institucional, ni familiar”.

No obstante su creciente debilidad física, evidente en sus últimas apariciones públicas, los generales y almirantes asistentes a esa última audiencia, entendieron como un “mensaje de firmeza”, que les quiso trasmitir don Juan Carlos, el hecho de que apareciera en el acto sin muletas, además de con sus insignias de capitán general del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire.

Los mandos jóvenes, cada vez más ‘felipistas’

Pese a que la gran mayoría de los altos mandos apuesta por la continuidad de don Juan Carlos el frente de la Jefatura del Estado, está apareciendo un nicho en la cadena de mando que de personas que verían positiva una renovación. Aunque, por supuesto, nadie habla de abdicación.

Entre este colectivo se encuentran una parte de las nuevas promociones de jefes y oficiales, sobre todo los que aún no han cumplido los 50 años, es decir, quienes iniciaron su carrera profesional en las Fuerzas Armadas a finales de los años 80 y principios de los 90.

La cercanía de estos hacia el príncipe Felipe tiene que ver con que muchos de ellos “compartieron parte de su formación castrense con el príncipe de Asturias”, en la Academia General Militar de Zaragoza, en la Escuela Naval Militar de Marín y en la Academia General del Aire de San Javier.

Un cierto un cambio

Entre los compañeros de academia del príncipe y en las promociones cercanas, que están llamados a ser los nuevos altos mandos de las Fuerzas Armadas, la opinión apunta a la conveniencia de proceder a un cierto traspaso de poderes de don Juan Carlos a su hijo. “No de forma radical, pero sí paulatinamente”, es el punto de vista más común.

De hecho, tal y como destacan las fuentes consultadas por ECD, el príncipe ha mantenido a los militares en primer plano en su agenda todos estos años, con visitas a unidades, actos en las academias, y con su presencia y participación en maniobras de todo tipo. “Le interesa mucho lo castrense”, dicen, y por ello lo sienten “cercano a los problemas actuales en las Fuerzas Armadas”.

Consideran que esa cercanía se debe a que esos problemas “él los vivió en su piel en algún momento de su formación”, además de haber escuchado después mucho a sus compañeros.

Algunos de los nuevos mandos se han ganado ya entre sus compañeros de armas el apelativo de ‘felipistas’.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?