Defensa

Fue castigado con 10 días de arresto

Hacer ‘pellas’ en una conferencia del director de la Academia de Zaragoza no es falta de disciplina

El Supremo anula la sanción a un cadete que faltó a la sesión por considerar que sólo es ‘infracción académica’

Cadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza
photo_cameraCadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha anulado la resolución sancionadora a un alumno de la Academia General Militar de Zaragoza que se ausentó de una conferencia del General Director del centro. El hecho no se considera falta contra la disciplina, sino infracción académica.

La delegada línea entre lo militar y lo académico es difícil de trazar en las academias militares. Los alumnos se rigen por el Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, pero no siempre se pueden aplicar a sus obligaciones como alumnos.

La última muestra de ello es una reciente sentencia de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, que ha anulado una sanción impuesta a un cadete de la Academia Militar de Zaragoza por una falta de disciplina, considerando que en su caso se había cometido una ‘infracción académica’ al margen del reglamento castrense.

El 21 de junio de 2012 era el último día de exámenes para los cadetes de tercer curso de  la Academia de Zaragoza. Coincidiendo con las pruebas, se celebraban también unas jornadas de liderazgo, a las que los cadetes estaban exentos de ir mientras coincidiera con un examen.

Así fue el caso de un cadete que, tras terminar un examen de francés que tenía programado, debía acudir a la conferencia de clausura de las jornadas, impartida por general director de la Academia. Pero no llegó a presentarse.

Horas más tarde, al medio día, un comandante que se había percatado de su ausencia –y la de otros tres compañeros- le recriminó su actitud y, tras un breve encontronazo dialéctico, comenzó a señalar defectos en su uniforme –llevaba la camisa con dos botones desabrochados, asegura la sentencia-.

Días más tarde se confirmaba su sanción: dos días de arresto por ausencia injustificada, dos días más por falta de respeto al comandante, y otros seis días por incorrección en la vestimenta militar.

El cadete presentó un recurso contencioso contra la sanción. Tras su paso por los tribunales, la Sala de lo Militar del Supremo ha dado la razón al cadete considerando que su actuación está fuera de la disciplina militar, y que se trata de una infracción meramente académica.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable