Defensa

La campaña se hará visible en los próximos días

José Julio Rodríguez prepara gestos para recuperar el voto de los militares que ha perdido Podemos

Ha sido colocado en Almería porque es una circunscripción con un destacado electorado castrense, pero sus palabras sobre el antimilitarismo han dinamitado la estrategia

Pablo Iglesias y José Julio Rodríguez.
photo_cameraPablo Iglesias y José Julio Rodríguez.

“Soy pacifista y antimilitarista”. Estas palabras del ex JEMAD José Julio Rodríguez, aunque precisadas instantes después, han levantado una densa polvareda en las Fuerzas Armadas. Especialmente en Almería, circunscripción en la que Rodríguez ocupa el número uno de la lista de Unidos Podemos. En la formación de Pablo Iglesias se considera un error de bulto haber “cabreado” a un potencial nicho de votantes y ya se diseñan estrategias para “ganarse” a los militares.

José Julio Rodríguez exigió a Pablo Iglesias un puesto de salida en una de sus listas que le garantizase un escaño en el Congreso o, de lo contrario, abandonaría la política. Ese fue el ultimátum del general a la dirección de Podemos.

La cúpula del partido, que considera al ex JEMAD como uno de sus mayores activos –principalmente Iglesias-, accedió a la exigencia de Rodríguez. Desde que se forjó la alianza Podemos-IU, el equipo de Iglesias estuvo analizando las posibles candidaturas para encontrar una provincia en la que encajase el general.

Una de las que se valoró fue Almería, donde el abogado sevillano David Bravo había advertido al partido que quería trasladar su candidatura a Sevilla por cuestiones familiares. La vacante –una de las pocas en España- y otros condicionantes estratégicos decidieron finalmente la balanza: el JEMAD iría en las listas de Almería.

El ‘efecto JEMAD’

Entre esos condicionantes estratégicos se encontraba el denominado ‘efecto JEMAD’: en las elecciones de diciembre de 2015, el partido bautizó así al presunto arrastre que tendría un ex general del Aire en la provincia de Zaragoza, históricamente ligada a las Fuerzas Armadas por labase aérea y la Academia General Militar.

Según ha sabido ECD de fuentes políticas conocedoras de los detalles que rodearon a la nominación de José Julio Rodríguez, en Podemos se valoró muy positivamente la vinculación de parte del electorado almeriense con las Fuerzas Armadas. Especialmente con la Legión, ya que es allí –en Viator- donde este cuerpo militar tiene su cuartel general.

Soy antimilitarista”

Sin embargo, valoran en Podemos, la situación saltó por los aires cuando Rodríguez presentó oficialmente su candidatura. En la semana previa, el debate había girado en torno a las agrias críticas de la coordinadora de IU en Almería, Rosalía Martín, asegurando que “Es un hombre de guerra y de la OTAN”. Incluso llegó a decir que preferían al “mono Amedio” antes que a un general.

En Podemos no cogió por sorpresa a Podemos. Se sabía que las corrientes más antimilitaristas eran preponderantes en la provincia. En el proceso de primarias del pasado verano llegó a imponerse la candidatura del ala más radical de Podemos, ‘Utopía y Dignidad’, lista impulsada por Diego Cañamero Juan Manuel Sánchez Gordillo. Pero el plan de Podemos para reconquistar a las bases más antimilitaristas se pondría en marcha el día de la presentación de la candidatura.

En medio de su discurso de presentación ante militantes de la provincia –en el auditorio había incluso gente del PCE-, el ex JEMAD afirmó que “un militar democrático y progresista puede ser pacifista y antimilitarista. Soy antimilitarista contra quienes utilizan las Fuerzas Armadas como último recurso. Soy un pacifista porque conozco la guerra. Soy tan pacifista y antimilitarista como el que más, y odio la guerra como el que más”.

A Podemos le ha llegado el “cabreo” de los militares

Esas palabras le valieron un aplauso de los militantes que presenciaron el discurso, pero le enfrentaron a una parte importante de su electorado. Así lo asumen en Podemos, según ha sabidoECD.

En la formación morada se teme que la vehemencia de la defensa antimilitarista de José Julio Rodríguez haya “provocado un rechazo general entre una parte muy importante del electorado” almeriense.

De hecho, en Podemos se relaciona esta polémica con la de Ada Colau y los militares de la Feria de la Enseñanza de Barcelona. En aquella ocasión, tal y como contó ECD, incluso desde el Círculo Podemos de la Fuerzas Armadas se criticó abierta y duramente la actitud de la alcaldesa de Barcelona.

Fue un “error”

En Podemos, a nivel directivo, se considera un “error” la vehemencia de Rodríguez, ya que creen que puede suponer la pérdida de la ventaja que suponía la presencia de un general en sus listas por Almería. Esas palabras, aseguran, pueden ser utilizadas de “forma torticera” por la oposición en campaña. Y quieren evitarlo.

Según las fuentes consultadas por ECD, Podemos está elaborando una estrategia para recuperar a ese sector de los militares que ha votado o valora votar al partido en las próximas elecciones generales. No sólo a nivel Almería, sino a nivel nacional.

Tal y como explican estas voces, se están diseñando una serie de “guiños” o gestos hacia estos colectivos, buscando separarse del antimilitarismo como hizo el propio Pablo Iglesias al asumir que el ejército “es necesario” o al replantearse –tras las elecciones europeas de 2014- la propuesta inicial de sacar a España de la OTAN.

Estos gestos, asumen en Podemos, comenzarán a verse en las próximas semanas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?