Defensa

Marruecos desplegará en el Estrecho de Gibraltar su primer submarino, un Amur 1650 de fabricación rusa. Rabat negocia con Moscú en respuesta al apoyo de Obama a los saharauis

Marruecos quiere aumentar su presencia en el Estrecho mediante la compra de un submarino de fabricación rusa. Ambos países han comenzado ya las negociaciones para dotar de un buque sumergible a la marina marroquí por primera vez en su historia. Rusia se haría cargo también de formar a los tripulantes. Tras la maniobra hay un 'mensaje' de Mohamed VI a Obama.

Fuentes de la Armada española, consultadas por El Confidencial Digital, aseguran estar en conocimiento de los planes de Marruecos para dotarse en los próximos años de arma submarina por primera vez en la historia de su marina.

Según estas voces, de solvencia contrastada, Marruecos negocia con Rusia la adquisición de un submarino convencional clase Amur, modelo 1650. Un buque sensiblemente menor en calado, manga, eslora y, sobre todo, en capacidades tecnológicas y sistemas de guerra respecto a los S-80 clase ‘Isaac Peral’ que tendrá España.

Los datos en poder de mandos de la Armada española apuntan a que Rabat y el Gobierno de Vladimir Putin ya habrían comenzado las negociaciones, e incluso –extremo éste no confirmado- que una delegación de la marina marroquí habría visitado una de las bases de submarinos rusos para conocer de cerca el modelo.

El coste de este buque ascendería a unos 150 millones de dólares, aunque según las fuentes consultadas el contrato incluiría el compromiso ruso de formar a la futura dotación del buque en la doctrina de arma submarina. “La falta de conocimientos en la materia y el dinero que se necesita para mantener operativo a un submarino plantean muchas dudas” sobre el proyecto, advierten estas voces.

Un paso más hacia el control del Estrecho

El objetivo de Rabat es aumentar su presencia en aguas del Estrecho y Mar de Alborán. Por ello han proyectado la nueva base marítima de Ksar Sghir, próxima a Tetuán, y han encargado tres modernas corbetas tipo SIGMA –ya recibidas- o la fragata clase FREMM, que este mismo verano ha probado sus sistemas de combate.

“Se trata de un episodio más de la escalada armamentística entre Marruecos y Argelia” aseguran estas fuentes, pero recuerdan que “España también está en ese tablero que es el Estrecho de Gibraltar –Ceuta y Melilla-”, y por tanto no debe dejar de prestar atención a los movimientos de las armadas vecinas. Sobre todo en un momento tan crítico para el arma submarina actual, con tan sólo dos submarinos en servicio –ambos casi al final de su vida operativa- y con los nuevos S-80 aún sin fecha de entrega.

Argelia, por su parte, dispone de al menos cuatro submarinos rusos clase Kilo mejorados y actualizados en los años 90 –aunque con una operatividad dudosa-, y lleva unos años planeando la compra de más buques submarinos de segunda mano. Una adquisición que no se ha llegado a concretar aún.

Un mensaje a Obama

Las negociaciones de Rabat con Moscú también tienen un componente político. En abril de este año, el presidente estadounidense Barak Obama apoyó un plan para enviar supervisores de la ONU al Sahara occidental. Su misión: comprobar el respeto a los derechos humanos en los campamentos saharauis. Una iniciativa que molestó, y mucho, a Mohamed VI.

Como respuesta, Rabat decidió cancelar de inmediato los ejercicios ‘León Africano’, que iba a llevar a cabo el ejército marroquí junto a 1.400 marines. La orden de cancelación llegó tan sólo un día antes del inicio del ejercicio.

Complicidad del Kremlin con el Sahara

Sólo una semana después del desplante de Obama a los postulados marroquíes sobre el Sahara, Mohamed VI envió una delegación de alto nivel a Moscú.

Allí, además de lograr el apoyo de Rusia a la posición marroquí, se cerró un convenio de colaboración bilateral en diversos campos, incluido el militar. Tras este encuentro llegó la oferta rusa del submarino Amur 1650.

En mayo, Estados Unidos buscó un acercamiento y convocó a Washington a una delegación marroquí, entre la que se encontraba el consejero personal en materia de Inteligencia de Mohamed VI. La administración Obama se comprometió a no promover “cambios políticos profundos” en el Sahara. Días después, los marines de Estados Unidos volvieron a recibir la invitación para participar en el ejercicio ‘León Africano’.

Estados Unidos ha sido, tradicionalmente, el principal suministrador de armas de Marruecos. En los últimos años el Pentágono ha aprobado ventas de carros de combate M1A1 Abrams, cazas F-16 e incluso dos aviones no tripulados ‘Predator’.

El vídeo del día

Vox dará apoyo “gratis” a Ayuso para “que la izquierda no entre en Gobierno”
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes