Defensa

Navantia ha presentado a Filipinas el sofisticado patrullero Avante 1800 para optar al concurso que convocará a final de año

La empresa española ha enviado una delegación a Filipinas para presentar el moderno patrullero Avante 1800. El país asiático presentará un concurso a final de año para la adquisición de este tipo de buques y Navantia participará en él.

Ante la gran reducción de pedidos y carga de trabajo de los astilleros, Navantia se ha movilizado en busca de nuevos contratos que salven a la empresa española. El Confidencial Digital ya adelantó que la compañía se considera “favorita” para hacerse con el desarrollo de un buque de proyección estratégica para Turquía.

Sin embargo, el retraso de este último proyecto por el Ramadán ha provocado que Navantia se vuelque en Filipinas, que busca renovar casi al completo su flota militar.

Fuentes de la empresa explican a ECD que una delegación de Navantia viajó el pasado mes de julio al país asiático para presentar a la Armada filipina el moderno patrullero Avante 1800, del cual aún no se ha fabricado ningún prototipo.

Filipinas abrirá un concurso para la adquisición de patrulleros a finales de año y Navantia ha confirmado a este confidencial que participarán con el Avante 1800.

Se trata de un patrullero de 89.8 metros de eslora máxima, 79.8 metros de eslora entre perpendiculares, 13.2 metros de manga máxima, 7.2 metros de puntal a cubierta principal y un desplazamiento total de 1.900 toneladas. Alcanza los 25 nudos de velocidad máxima y tiene una autonomía de 21 días con todo el personal embarcado, cuya capacidad es de 82 personas.

En cuanto a las armas, el Avante 1800 cuenta con tres cañones (uno de 76 mm, otro de 25-35 mm y otro de 12.7 mm), un lanzador vertical de misiles SAM de 8 celdas, dos lanzadores cuádruples de misiles SSM, dos lanzadores triples de torpedos ASW y dos lanzadores de señuelos RF & IR de 12 tubos.

Venezuela ya cuenta con los primeros patrulleros Avante

Los únicos patrulleros Avante que ha construido Navantia hasta el momento son los cuatro que se entregaron a Venezuela en 2011, aunque son del tipo 2400. Fueron desarrollados en el astillero de San Fernando y probados en la bahía de Cádiz. La Armada venezolana los tiene operativos bajo los nombres de ANBV Guaiquerí (PC-21), ANBV Warao (PC-22), ANBV Yecuana (PC-23) y ANBV Kariña (PC-24).

Estos buques se emplean en misiones de protección de tráfico marítimo, vigilancia de zonas litorales, operaciones de búsqueda y rescate, intervenciones rápidas o asistencia sanitaria a otros buques.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo