Defensa

Todos los vehículos fueron evacuados días antes

El Regimiento de Pontoneros recupera la operatividad tras el desbordamiento del Ebro

Las instalaciones del acuartelamiento ‘Sangenís’ han sido reparadas tras los destrozos del agua, que llegó a alcanzar los dos metros de altura

Un equipo del RPEI 12 revisa el estado de las instalaciones tras la inundación.
photo_cameraUn equipo del RPEI 12 revisa el estado de las instalaciones tras la inundación.

La espectacular crecida del Ebro registrada hace unas semanas afectó gravemente a las instalaciones del Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros Nº 12, con sede en el acuartelmaiento ‘Sangení’ de Monzalbarba (Zaragoza). Tras unas semanas de reparaciones ha vuelto a estar plenamente operativa.


La base se encuentra a apenas medio kilómetro del cauce del Ebro, que hace algo menos de un mes se desbordó a su paso por la ciudad de Zaragoza y anegó una gran extensión de terreno.

El RPEI 12 tuvo que suspender todas sus actividades hasta que equipos del Ejército de Tierra, a bordo de lanchas, pudieron acceder a la zona y comprobar los destrozos, tal y como muestra este vídeo:

Gracias a las advertencias y avisos meteorológicos previos a la crecida y desbordamiento del Ebro, el personal del RPEI 12 pudo evacuar de las instalaciones todos los vehículos y material para evitar su pérdida o deterioro.

Sin embargo, esto no impidió que buena parte de las instalaciones del cuartel quedasen anegadas, llegando a alcanzar el agua alturas de hasta dos metros en ciertos puntos. Además, el agua entró en el interior de los edificios, dañando las partes bajas de estos, y destrozó gran parte de la valla perimetral que rodea la base –y que aún se está reparando-. La Unidad, sin embargo, ha vuelto a estar plenamente operativa.

Según fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, aún es pronto para dar una cifra del coste económico que supondrá la reparación –y que se paga a cargo de un fondo de contingencias para este tipo de situaciones-, pero sí aseguran que no alcanzará “ni mucho menos” el millón y medio de euros que costó reparar las instalaciones tras una inundación parecida registrada hace unos años.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo