Defensa

De Somalia al Golfo de Guinea. Un nuevo foco de piratería amenaza a los petroleros y pesqueros españoles que operan en la costa oeste de África

El foco de la piratería cambia de costa. El fuerte descenso de los ataques a pesqueros en la costa de Somalia coincide en el tiempo con el importante aumento de los asaltos en la otra costa africana, en el golfo de Guinea. España y la OTAN ya trabajan en soluciones para frenar este nuevo avance de piratería.

La Operación Atalanta está funcionando. Desde los 163 ataques graves registrados en 2009 se ha bajado hasta los 34 sucedidos en 2012. La presión del despliegue de buques de la OTAN, entre ellos los españoles, ha reducido drásticamente la piratería en la costa somalí y el golfo de Adén.

Sin embargo, la piratería comienza a coger tintes preocupantes en la otra costa africana, en la occidental. Allí, centralizadas en el golfo de Guinea, se han establecido una serie de grupos criminales dedicados “profesionalmente al asalto de buques pesqueros y, sobre todo, mercantes y petroleros”, aseguran fuentes militares involucradas en tareas antipiratería a ECD.

En 2012, los ataques registrados en esta zona crecieron un 42 por ciento, con 51 casos, según los datos que tiene en su poder la OTAN y las principales agencias internacionales de transporte marítimo.

Por ello, según informan a ECD fuentes militares, en el seno de la OTAN comienzan a imponerse las voces que creen conveniente aumentar el despliegue de seguridad marítima en la costa oeste de África –donde ya hay buques desplegados-.

Una de las primeras iniciativas de la OTAN será colaborar en la edición de un manual sobre cómo evitar un posible ataque y, en caso de ser asaltado, como actuar. Este manual, similar al que ya se distribuye entre los barcos que faenan por Somalia, se está elaborando con la ayuda de las principales organizaciones marítimas del mundo.

Mientras, España mantiene desplegado al BAM ‘Relámpago’ en el golfo de Guinea. El buque estuvo destinado desde agosto en la operación Atalanta, y ahora custodia las rutas marítimas de la costa de Nigeria. Según las fuentes arriba citadas, no se descarta que España aumente su aportación a estas misiones de vigilancia costera.

Mismo continente, distintos perfiles

Lo más preocupante para quienes analizan esta creciente amenaza es el perfil de quienes componen las redes criminales en una y otra zona. Mientras en Somalia los piratas no suelen tener entrenamiento militar, en el golfo de Guinea es común la presencia de ex mercenarios, curtidos en multitud de conflictos africanos.

Esta mayor ‘profesionalidad’ va acompañada de medios técnicos mucho más avanzados. Lejos de los esquifes somalíes, los piratas de la costa oeste africana disponen de armamento moderno, y embarcaciones más resistentes y rápidas.

Los expertos señalan que los golpes se realizan mucho más rápido que en Somalia, y no es nada habitual la captura de rehenes. En unas 48 horas suelen finalizar. “Capturan, desvalijan y huyen” aseguran las fuentes consultadas por ECD.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes