Defensa

Una Unidad singular

La UME tendrá raciones de campaña diferenciadas del resto del Ejército

Ha destinado 260.000 euros para menús con refuerzo hipercalórico en invierno y comidas más ligeras para el verano

La UME durante una actuación invernal.
photo_cameraLa UME durante una actuación invernal.

La Unidad Militar de Emergencias dispondrá de sus propias raciones de combate, con menús diferenciados al del resto del ejército. Incluirán platos como ensaladas mediterráneas, asadillo, pisto manchego… y un refuerzo calórico para los meses fríos.

La UME ya ha elegido al proveedor para sus nuevas raciones de campaña, que serán diferentes de las del Ejército de Tierra que se venían usando hasta ahora. La Jefatura de Sección de Asuntos Económicos de la unidad ha adjudicado a una Unión Temporal de Empresas del sector agroalimentario con sede en Madrid.

El contrato, que asciende a 260.000 euros con impuestos incluidos, por los que la empresa se compromete a proporcionar dos tipos de raciones de campaña: las de intervención ligera y de refuerzo invernal, más adaptadas a los escenarios y misiones que realiza la Unidad Militar de Emergencias.

Las primeras se componen de cuatro menús distintos, de digestión ligera, diseñados para ser utilizados en ambientes calurosos. Los platos principales de estos menús son las ensaladas –de pavo y mediterránea-, pisto manchego, magro de cerdo y sardinillas. Las kilocalorías de los cuatro menús oscilan entre las 1.800 y 1.460.

Todas vienen acompañadas de frutos secos, barras energéticas de cereal y chocolate, fruta en almíbar, bebidas isotónicas, y utensilios para su consumo –pastillas potabilizadoras, cubiertos, cepillo de dientes, gel desinfectante de manos…-.

Entre las características exigidas por la UME, que figuran en los pliegos del contrato, se especifica que las raciones deben ser “fáciles de consumir, sólida al transporte, de tamaño adecuado a una mochila, de poco peso y volumen” y con el aporte calórico suficiente para cubrir desde el desayuno a la cena. Deben tener una caducidad mínima a temperatura ambiente de 15 meses.

Refuerzos invernales

La UME ha encargado también dos menús de refuerzo invernales, para aumentar la cantidad de kilocalorías de los menús simples.

Incluyen bebidas autocalentables -chocolate y capuchino-, galletas, latas de paté de cerdo y pato, y pan. En total, 1.000 kilocalorías más para complementar a los menús ‘veraniegos’.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?