Defensa

La academia militar de Zaragoza pide “máxima discreción” a los alumnos tras la denuncia de agresión sexual

Después de que ECD publicara que una cadete ha acusado a dos compañeros de haberla violado, los capitanes leyeron a cada compañía un texto que instaba a “tener cuidado con los comentarios en redes sociales”

Academia General Militar de Zaragoza.
photo_camera Academia General Militar de Zaragoza.

La denuncia de una alumna de la Academia General Militar, de Zaragoza, contra dos compañeros a los que acusa de haberla violado en la ducha de la camareta ha provocado un enorme revuelo interno en el centro donde se forman los oficiales del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil.

Confidencial Digital reveló el viernes 7 de mayo este suceso. Una cadete de primer curso de la Academia General Militar ha denunciado a dos compañeros por un supuesto delito de agresión sexual, ya que según ella, la forzaron a mantener sexo cuando se duchaba.

Un juzgado togado militar y la Guardia Civil están investigando el caso, y han tomado declaración a compañeros de los implicados, como testigos. Muchos han asegurado que no hubo ninguna violación, sino que los tres (la mujer y los dos hombres) mantuvieron relaciones sexuales en la ducha, pero de forma voluntaria y consentida.

En todo caso, se han activado los protocolos internos del Ejército de Tierra ante este caso, que implican ofrecer apoyo psicológico y jurídico y acompañamiento a la presunta víctima de una agresión sexual, por parte de la Unidad de Protección contra el Acoso. Además, los dos alumnos denunciados habrían sido arrestados.

Como se ha indicado, la noticia se publicó en estas páginas el viernes 7 de mayo. Ese mismo día, según ha podido saber ECD, los responsables de la Academia General Militar quisieron atajar los comentarios entre los alumnos con un comunicado interno.

El texto del comunicado circuló por WhatsApp y otros medios, pero además lo leyeron en alto a los alumnos los capitanes que están al frente de cada compañía en que se divide el alumnado de la academia.

Discreción y cuidado en las redes sociales

La “comunicación a todos los cadetes de la AGM respecto a los hechos producidos en el I Batallón” comienza informando directamente de que “se ha producido estos días la denuncia de un caso de posible abuso sexual entre compañeros” de la Academia General Militar.

Como ya señalaron a ECD desde el Cuartel General, en el comunicado interno se destaca que “el Ejército de Tierra mantiene una postura de ‘tolerancia cero’ ante casos de abuso/acoso sexual o por razón de sexo. La normativa del Ejército facilita la denuncia de cualquier caso y garantiza la protección inmediata de la presunta víctima gracias a los protocolos existentes y a la dirección y asesoramiento que se hace de este tipo de casos desde la Unidad de Protección frente al acoso (UPA)”.

Pero el texto enviado y leído a los alumnos de la academia de Zaragoza incluye también algunas peticiones, o advertencias, hacia los cadetes. En primer lugar, se les pide “no prejuzgar a ninguna de las partes, por compañerismo, ya que cualquier tipo de comentario, tanto dentro como hacia fuera de la AGM perjudicará a alguna de las partes”.

Por ello es “por lo que se os pide la máxima discreción en este asunto. Se os pide no participar en ningún juicio paralelo”, y también se advierte “cuidado con los comentarios en las redes sociales”. Se añade en el comunicado: “Confiemos en la justicia y dejémosla trabajar”.

Vía judicial y protección a la víctima

La dirección de la academia comunicó el viernes a los alumnos que el caso de la denuncia por presunta agresión sexual “ha sido puesto en conocimiento de las autoridades judiciales desde el primer momento”, y como “la calificación de los hechos le corresponde al Juzgado Togado Militar, […] estas actuaciones no pueden ser objeto de comentarios por parte del Ejército o de la Academia, en tanto no haya un pronunciamiento explícito de dichas autoridades”.

Además, en el comunicado se explicó que “en paralelo y desde el primer momento, se han activado los procedimientos internos del Ejército y se han tomado todas las medidas oportunas para proteger a la presunta víctima, que goza de un seguimiento continuo desde el punto de vista del asesoramiento jurídico y atención psicológica, dirigido desde la UPA”.

Respeto a la vida y derechos de las partes

La Academia General Militar, se asegura, “es la primera interesada en depurar responsabilidades ante comportamientos que atentan contra los valores de la Institución”.

Mientras se depuran esas responsabilidad, “se han establecido una serie de medidas por el mando, para que la vida y los derechos de las partes sean respetadas, buscando siempre su beneficio y protección mientras dejamos que dictamine la justicia”.

“Seguimos siendo la Academia General”

Por último, los mandos de la academia trata de apelar al orgullo de pertenencia a este centro emblemático de la Historia militar de España:

-- “Terminar diciendo que seguimos siendo la Academia General Militar, que seguís siendo los futuros tenientes del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil, que seguimos confiando en vosotros y vuestro excelente comportamiento, en vuestro compañerismo y en los valores que os transmitimos y que profesáis”.

El vídeo del día

Errejón rechaza que la imagen de España dependa de un paseo con Biden
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes