Defensa

Alejo de la Torre se postula para un puesto del CNI en Washington

El subsecretario de Defensa recién cesado ya fue asesor jurídico del Centro Nacional de Inteligencia. El ministerio asegura que ese no será su destino

Alejo de la Torre, cuando era subsecretario de Defensa.
photo_cameraAlejo de la Torre, cuando era subsecretario de Defensa.

El ex número tres del Ministerio de Defensa ya tiene en mente el puesto al que aspirar después de ser relevado por Margarita Robles dentro de la remodelación del equipo de la ministra con ocasión de la marcha del secretario de Estado, Ángel Olivares.

Confidencial Digital ha podido saber, por cuatro fuentes distintas de alto rango en las Fuerzas Armadas, que el nuevo destino del que ya habla Alejo de la Torre con su círculo de confianza es una cargo de representación del Centro Nacional de Inteligencia en el extranjero: en Estados Unidos, y concretamente en la capital, Washington DC.

ECD contactó con un portavoz oficial del Ministerio de Defensa sobre este asunto, para consultar si el nombramiento ya se había aprobado. Desde el departamento de Margarita Robles aseguraron que “no hay nada de eso”, que no se le había concedido ese destino “y no se le va a dar”, pero tampoco respondieron a la pregunta de qué salida se le ha dado al subsecretario.

Sin embargo, ECD ha podido saber que sobre ese puesto del servicio de inteligencia en Estados Unidos se habló precisamente en la comida de despedida que Alejo de la Torre organizó la semana pasada. Tuvo lugar el miércoles 8 de julio en la Residencia Militar Alcázar, una de las residencias logísticas militares que tiene el Ministerio de Defensa en la ciudad de Madrid.

Allí, el ya ex subsecretario reunió a sus colaboradores de esta etapa en el ministerio, así como a algunos compañeros de promoción de la Academia Central de la Defensa y del Cuerpo Jurídico Militar, para despedirse de su cargo.

Tres fuentes, tanto oficiales de alto rango como oficiales generales, confirman que la información que circula en círculos cercanos a Alejo de la Torre es que él mismo contó en esa comida que se marcha a un puesto del CNI en Washington. Es más, añadió que su traslado a esta nueva responsabilidad se realizará dentro de unos tres meses.

Otras fuentes militares de alto nivel confirman que, efectivamente, es el destino que en los estratos superiores de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa se habla que tendrá De la Torre, como salida tras su cese como número tres de Margarita Robles.

Una de estas fuentes apunta que es posible que, más que habérsele concedido ya ese destino, podría tratarse del puesto al que aspira Alejo de la Torre, que se estaría moviendo para ser enviado a Washington como parte de la delegación del Centro Nacional de Inteligencia en Estados Unidos.

“Es su opción favorita y la que está intentando conseguir”, añaden. Ya en estas páginas se contó que tras su cese se daba por hecho que volvería a su puesto de procedencia: el Centro Nacional de Inteligencia, donde dirigía la Asesoría Jurídica.

Pero también se barajaba la opción de que fuera designado para un cargo en el extranjero, bien en una embajada, bien ante algún organismo internacional. Esas dos alternativas convergen en ese puesto de representación y enlace del CNI en Washington al que se postula ahora Alejo de la Torre.

Sería una opción más aceptable, coinciden distintas fuentes, que el retorno sin más a la sede central del Centro Nacional de Inteligencia, a la salida de Madrid por la Autovía A-6, o su reingreso en las Fuerzas Armadas (es oficial del Cuerpo Jurídico Militar): “En el CNI ya no encajaría, y a las Fuerzas Armadas no puede volver, estaría por debajo de generales y coroneles sobre los que ha tenido responsabilidad y que pueden haberse visto perjudicados por sus decisiones”.

De hecho, señalan que es habitual que a determinados altos cargos difíciles de reubicar se les ofrezca un puesto en el extranjero, una agregaduría o consejería en una embajada o en un organismo internacional. Y al ser una de tanta importancia como la de Estados Unidos, su presencia quedaría diluida entre otros miembros de la delegación del CNI.

Distintas fuentes sin relación entre sí señalan un problema. Aseguran que Alejo de la Torre no cuenta con la acreditación de nivel de inglés que se suele exigir para un puesto en el extranjero, y más en Washington. Pero añaden que, al ser un nombramiento del servicio de inteligencia, no pasa determinados filtros ni aparece publicado en el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa, por lo que no tendría que enfrentarse a quejas por este motivo.

Washington es, lógicamente, uno de los destinos más cotizados por diplomáticos (en el caso del Ministerio de Asuntos Exteriores), por militares (Defensa) y también por miembros del servicio de inteligencia. Precisamente en la capital de Estados Unidos estuvo durante años destinado el actual secretario general (número dos) del Centro Nacional de Inteligencia, Arturo Relanzón.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?