Defensa

Un anónimo homenajea a los héroes de Annual olvidados por Defensa en su centenario

Ha colocado una corona de rosas blancas bajo la bandera de España en la Plaza de la Constitución de La Coruña

Corona de flores en A Coruña. Rafael Dávila Álvarez
photo_camera Blog generaldavila.com

El 22 de julio se cumplió el centenario del ‘Desastre de Annual’, uno de los episodios más oscuros de la historia militar española.

Apenas a 80 kilómetros de Melilla, se dejaron la vida por España 10.000 soldados, pero la efeméride no ha sido recordada por Defensa como adelantamos en estas páginas. 

Sin embargo, un ciudadano anónimo ha querido rendir un particular homenaje a las tropas españolas en A Coruña, según cuenta el blog del general Dávila.

El general quiso saber quién era este ciudadano anónimo que rindió homenaje a las pruebas y consiguió dar con él. Resultó ser hijo de un ex alcalde de A Coruña, que además fue embajador de España ante la Santa Sede.

‘En memoria de los héroes de Annual 1921-2021’

El hombre llegó al amanecer a la Plaza de la Constitución y dejó al pie de la bandera, frente a la Capitanía General de Galicia, una corona de rosas blancas.

Esta va acompañada de una cinta teñida con la bandera española en la que se lee “En memoria de los héroes de Annual 1921-2021”.

Si bien Defensa no celebró un acto como tal, en los cuarteles si se revivió la carga del Alcántara. El regimiento de caballería mantuvo la cohesión durante el desastre y se inmoló cargando contra los rifeños.

¿Qué pasó en Annual?

El Desastre de Annual tuvo lugar entre el 22 de julio y el 9 de agosto durante la Guerra de Marruecos.

Las tropas españolas se enfrentaron a los rebeldes del norte, los de las regiones del Rif, la Yebala y la Gomara, que por un tratado franco español pasaron a ser un protectorado de España diez años atrás. El tratado contaba con la aprobación del sultán.

 

En pleno conflicto, llegó el turno de avanzar la ocupación hacia el este del protectorado de la comandancia de Melilla, bajo el mando del general Manuel Fernández Silvestre.

El general llegó de manera apresurada al río Amekrán, dejando atrás sin asegurar la lealtad de los rifeños que dejaba en Alhucemas, donde estos se encontraban bajo el mando de Abd-el-Krim.

Decidió entonces desplazarse hasta el monte Abarrán, puesto que se perdió en la noche del 1 de junio. La batalla puso a la defensiva al ejército español en la región.

El 22 de julio cayó la posición de Igeriben, tras cinco días de batalla. A la mañana siguiente, Silvestre decidió retirarse. Los rifeños habían cortado los suministros y rodeaban el campamento.

La retirada española se convirtió en una desbandada a los pocos momentos de iniciarse y muchos oficiales desaparecieron, abandonando a las tropas. Los últimos supervivientes se refugiaron en el Monte Arruit, donde capitularon el 9 de agosto.

Los rifeños no respetaron los acuerdos y acabaron torturando y degollando a los prisioneros.

Después de dos meses, los soldados españoles encontraron los cadáveres de sus compañeros cuando regresaron al Monte Arruit.

El Expediente Picasso

El Desastre de Annual saltó a la opinión pública y se puso en marcha una comisión de investigación.

El texto final señala el mal mando y la corrupción en el Ejército como causas del Desastre. Sin embargo, nunca se exigieron responsabilidades por los muertos. La dictadura de Primo de Rivera cerró el expediente y dejó a los héroes en el olvido.

Sánchez anuncia inversión de 720 millones en turismo sostenible

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?