Defensa

La Armada va a demoler dos edificios para recibir los S-80 en la base de Cartagena

Va a tirar abajo las instalaciones de aprovisionamiento y compresores para levantar en esos terrenos el Centro Integrado de Vigilancia en Tierra de los nuevos submarinos

Submarino S-81 'Isaac Peral', en el muelle de armamento del astillero de Navantia en Cartagena.
photo_camera Submarino S-81 'Isaac Peral', en el muelle de armamento del astillero de Navantia en Cartagena.

Navantia y la Armada están probando el primer submarino de la clase S-80, el S-81 ‘Isaac Peral’. Tras su puesta a flote, tiene que pasar unas pruebas de unos dos años, antes de que pueda ser entregado formalmente a la Armada para entrar en servicio.

La próxima incorporación real de los submarinos S-80 obliga a acometer obras en la base naval y el Arsenal de Cartagena, donde se encuentra la base de submarinos de la Armada.

Confidencial Digital ha comprobado que la Armada, a través de la Jefatura de Apoyo Logístico, prepara unos trabajos de demolición y construcción en el Arsenal de Cartagena, trabajos que tienen por objeto levantar el espacio que ocupará el “Centro Integrado de Vigilancia en Tierra (CIVT) de los submarinos S-80”.

Adaptación de las infraestructuras al S-80

La Armada explica en la documentación de esta licitación que “la Base de Submarinos del Arsenal de Cartagena necesita adaptar sus infraestructuras para permitir la operación y el atraque de los submarinos de la serie S-80 durante su ciclo de vida”.

Una de las necesidades del programa S-80 es “la construcción de un nuevo edificio como Centro Integrado de Vigilancia en Tierra, CIVI, ubicado en la Base de Submarinos”.

“En la actualidad, los submarinos S-70 atracan en el Arsenal en las dos fosas y en el tramo de Poniente del muelle Norte”, indica la Armada, y “la incorporación de los submarinos S-80 a la Armada lleva necesariamente asociada una serie de infraestructuras que hagan posible la operación y el sostenimiento de los submarinos durante su ciclo de vida, permitiendo simultáneamente, su uso por los submarinos S-70 durante el tiempo de solape de ambas series”.

El problema es que “las actuales infraestructuras no se adaptan a las necesidades demandadas por los S-80”. Incluso llega a alertar la Armada de que “un retraso en la finalización de la obra, por causas imputables al Contratista, podría suponer no tener disponible el atraque de los S-80 al incorporarse a la Armada, con todo lo que ello conllevaría, así como una paralización de las actividades desarrolladas en el muelle, dificultando la operatividad de las distintas Unidades que operan en la zona”.

Otro edificio será demolido

Dentro del proyecto de adecuación de la Base de Submarinos del Arsenal de Cartagena ante la llegada de los S-80 en los próximos años, se contempla la demolición de dos edificios que se encuentran juntos, al lado de las fosas de atraque de los submarinos.

Se trata del Edificio de Compresores del Muelle de Norte, “donde quedarían instaladas las oficinas del personal de mantenimiento y que será demolido en otro proyecto del Programa del S-80”, y del Edificio de Aprovisionamiento, el que va a ser demolido por la licitación en cuestión.

 

“La actuación contempla por tanto la demolición del Edificio de Aprovisionamiento existente y el levantado en su lugar de una nueva edificación que cumpla con las funciones y características de un Centro Integrado de Vigilancia en Tierra”, señala la Armada.

Precisa que “el edificio constará de una única planta, dividida en dos usos, el propio del CIVT, que ocupará la mitad de la huella y constará de zonas de descanso, y centro de vigilancia, que, además será zona ZAR, y el segundo uso, será el de almacenamiento, con la ubicación de dos pañoles”.

Demolición en vez de rehabilitación

La primera idea de la Armada, en su proyecto de reformas en la Base de Submarinos de Cartagena para adaptarla a los S-80, contemplaba rehabilitar el Edificio de Aprovisionamientos.

“Sin embargo, tras valorar el estado del edificio actual y las necesidades objeto de actuación”, justifica la Armada, “se decidió realizar de manera independiente el proyecto del edificio CIVT, de forma que contemplara la demolición del Edifico de Aprovisionamiento, y la construcción de la nueva edificación según los requisitos operativos y funcionales establecidos para la rehabilitación”.

Ha concluido la Armada que “con esta demolición, en lugar de la rehabilitación prevista inicialmente, se consigue una mayor eficiencia en el diseño de los espacios, una mayor garantía de durabilidad y de adaptación a la normativa vigente”.

Para estas obras va a destinar 737.860,88 euros.

Almacén, dormitorios...

Actualmente, el Edificio de Aprovisionamiento está ocupado por varias estancias habilitadas como oficinas y almacenes de materiales diversos. Por ello, “tanto el personal ubicado en estas oficinas como el material que se encuentra en los almacenes, deberán ser reubicados en otras instalaciones del Arsenal de Cartagena”.

El edificio que se construirá en el terreno que ocupa el Edificio de Aprovisionamiento tendrá como función principal acoger el “Centro Integrado de Vigilancia en Tierra para los submarinos S-80”.

Pero no será su única función, ya que “adicionalmente la mitad del edificio se utilizará como almacén”.

En la llamada “zona de vida” se alojará a “los cuerpos de guardia y los aseos, contando con tres dormitorios, dos destinados a marinería (4 pax cada uno) y un dormitorio para suboficiales (2 pax), una zona de descanso / oficio y un aseo”.

Una nueva boca del volcán de La Palma genera una colada que arrasa el cementerio de Las Manchas

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes