Defensa

Así combaten las Fuerzas Armadas el acoso sexual: cambios de unidad y arrestos preventivos

Defensa hace balance del protocolo aprobado en 2015. Se han recibido 91 denuncias, y en 50 casos se tomaron medidas para separar al acosador y a la victima

Mujeres militares (Foto: Marco Romero/MDE).
photo_camera Mujeres militares (Foto: Marco Romero/MDE).

¿Qué medidas concretas están tomando las unidades militares ante casos de acoso sexual? Las Fuerzas Armadas cuentan desde hace cinco años con un protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo, del que ahora Defensa ha hecho balance.

Confidencial Digital ha podido consultar la respuesta que el ministerio que dirige Margarita Robles ha dado a una solicitud de acceso a información pública, sobre ese asunto, que presentó la Asociación de Reservistas de Especial Disponibilidad 45+.

La solicitud ha sido tramitada y respondida por la Dirección General de Personal, dependiente de la Subsecretaría de Defensa.

El vídeo del día

‘Y llovieron pájaros’, ‘The owners’ y ‘Women’ llegan a los cines

Medidas cautelares al recibir la denuncia

Una de las preguntas de la Asociación de Reservistas de Especial Disponibilidad 45+ señalaba que en la Guía para Víctimas de Acoso Sexual y de Genero de las Fuerzas Armadas “vienen reflejadas unas medidas cautelares a tomar con el presunto agresor”.

Partiendo del dato de que en los últimos años se ha activado el protocolo frente al acoso en 91 ocasiones, la asociación pidió conocer cuántas veces se han aplicado las medidas cautelares que contempla esa guía, y qué medidas se han tomado en cada ocasión.

En su respuesta, la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa explica que ese dato de 91 activaciones del protocolo frente al acoso sexual “se refiere al periodo 2016-2018”, si bien no aporta datos más actualizados, ni de 2019 ni de 2020.

Sí desgrana con cierto detalle qué ocurrió en ese casi centenar de casos en que se activó el protocolo frente al acoso en las Fuerzas Armadas. De las 91 activaciones, “se decretaron medidas cautelares por el Jefe de Unidad en todas las ocasiones en que fueron necesarias, que fueron 50”.

Cambio de puesto de trabajo

A su vez, Defensa revela qué medidas cautelares se tomaron. La medida más frecuente fue el cambio de puesto de trabajo o de ubicación del acosador, para separarlo de la víctima: se adoptó 26 veces.

En nueve ocasiones se decidió, al contrario, cambiar de puesto de trabajo o ubicación a la víctima, con el consentimiento de ésta.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)

También cabe la posibilidad de separar a ambos, víctima y (supuesto) acosador, de actividades en que pudieran coincidir. Esta medida se adoptó ocho veces.

Otra medida que se tomó, en tres casos, fue arrestar “preventivamente” 48 horas al presunto acosador.

En dos casos lo que hicieron los mandos de la unidad fue cambiar el turno de guardias para que acosador y víctima no coincidieran, y en otros dos se cesó en la comisión de servicio al presunto acosador, ya que era en esta comisión donde coincidía con la víctima.

Defensa añade que “en el resto de las activaciones, no se tomaron estas medidas cautelares que marca el protocolo porque el procedimiento se ha judicializado y es el órgano judicial el que decreta medidas provisionales, o porque se ha iniciado expediente disciplinario y es la autoridad disciplinaria quien dicta otras medidas”.

Además, todas las veces (91) que se activó el protocolo “se adoptaron por el Jefe de Unidad y por la Unidad de Protección frente al acoso otras medidas que contempla el protocolo, como son abrir inmediatamente una información reservada en la Unidad, asistencia a la víctima, ofrecimiento de apoyo psicológico, asesoramiento jurídico, acompañamiento a la víctima por una persona de su confianza, etc.”.

3.700 conferencias a militares

La respuesta dada a la Asociación de Reservistas de Especial Disponibilidad 45+ permite conocer más datos de qué están haciendo el Ministerio de Defensa y los distintos ejércitos y cuerpos para luchar contra el acoso sexual y por razón de sexo.

El “Manual de buenas prácticas para el mando ante situaciones de acoso sexual” indica que los mandos deben velar por la difusión del protocolo de actuación en su unidad, y también han de instar a todos los subordinados a que participen en las campañas de difusión e información, así como en las acciones formativas sobre las medidas frente a las situaciones de acoso.

La asociación pidió datos sobre cuántas charlas o cursos se han impartido sobre este problema. Defensa contestó que “durante los años 2016, 2017, 2018 y 2019 se impartieron más de 3.700 conferencias en todo el territorio nacional”. Los datos del año 2020 todavía no están disponibles, a la espera de cerrarse la memoria anual de todas las unidades de protección frente al acoso.

Esas 3.700 conferencias se han impartido a “personal militar de todas las escalas del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire y Cuerpos Comunes de la Defensa, alumnos de Academias y Escuelas Militares, personal militar alumno de Cursos de Estado Mayor, Cursos de actualización para el ascenso, Cursos para Mandos de Unidad, Cursos de perfeccionamiento y de Altos Estudios de la Defensa, personal reservista, personal destinado fuera del territorio nacional, dentro de la fase previa a su incorporación, y personal desplegado en zona de operaciones, durante la fase de preparación previa al despliegue”.

Unidades de protección frente al acoso

Esas charlas van dirigidas para todos los militares en general, para que sepan cómo actuar si son víctimas o testigos de alguna situación de este tipo. Pero previamente se forman los militares que se encargan de las unidades de protección frente al acoso.

En cada Unidad existe una persona con formación específica en acoso”, indica el Ministerio de Defensa, y cada unidad de protección frente al acoso organiza jornadas específicas para el personal nombrado como “persona formada en acoso”.

La formación de esos cursos abarca “el Protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo en las Fuerzas Armadas, la Instrucción 66/2019, de 10 de diciembre, del Subsecretario de Defensa por la que se impulsan medidas en relación con el Protocolo de actuación frente al acoso sexual, los aspectos jurídicos del acoso sexual, las implicaciones psicológicas del acoso sexual y la importancia de la persona formada en acoso en la Unidad y el papel que desempeña”.

Los cursos los imparten tanto civiles como militares destinados en las unidades de protección frente al acoso, personal del Cuerpo Jurídico Militar y personal del Cuerpo Militar de Sanidad.

Además, “la Secretaría Permanente de Igualdad de la División de Igualdad y Apoyo Social al Personal organiza anualmente Jornadas formativas sobre Políticas de Igualdad que se realizan online, en las que se incluyen contenidos sobre acoso sexual y por razón de sexo”.

Estos otros cursos impulsados desde el propio Ministerio de Defensa van dirigidos al personal de las unidades de protección frente al acoso, y además hay formación específica en acoso para los jefes de unidades militares, antes de que tomen el mando.

Los “profesores” en estos casos son también personal de la Secretaría Permanente de Igualdad de la División de Igualdad y Apoyo Social al Personal, personal del Cuerpo Jurídico Militar y del Cuerpo Militar de Sanidad, pero además también colaboran y participan en dichos cursos con conferencias específicas el Ministerio de Igualdad, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y la Guardia Civil.

“De esta forma, todo el personal de las UPA y todos los Jefes de Unidad reciben la formación adecuada para activar el Protocolo de actuación frente al acoso sexual”, concluye el Ministerio de Defensa a las preguntas sobre cómo está formando a los responsables de detectar los casos, tramitar las denuncias y prestar apoyo a las víctimas de acoso sexual y por razón de sexo en las Fuerzas Armadas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?