Defensa

La asociación de oficiales reclama reducir los permisos por conciliación familiar

Argumentan que los militares que no solicitan la reducción de jornada soportan una carga extra de trabajo y también tienen obligaciones del hogar

Militares españoles realizando maniobras.
photo_cameraMilitares españoles realizando maniobras.

La recién creada asociación de oficiales APROFAS, que fue dada de alta tras un informe favorable de la Asesoría Jurídica General el pasado 29 de octubre, aún no tiene silla en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, ya ha presentado una primera propuesta a dicho organismo.

Esta primera medida está relacionada con la modificación de la orden ministerial 253/2015, que regula los permisos y reducciones de jornada por conciliación familiar. La ley establece unos “criterios en la reducción de jornada por motivos de conciliación, referidos a la posible exoneración de las guardias, servicios y maniobras que tienen por objeto alcanzar el mencionado equilibrio entre conciliación, y formación y capacitación del personal militar”.

Según las observaciones planteadas por la asociación de oficiales ante el COPERFAS, “en la redacción de la norma no se ha evaluado adecuadamente el impacto que las exoneraciones de guardias, servicios, maniobras y actividades análogas producen sobre el personal que no se acoge a medidas de conciliación” advierten en un texto al que ha tenido acceso ECD.

“Ese personal no solo ve incrementada su carga de trabajo sino que este sobreesfuerzo afecta también a su propia conciliación personal y familiar, y tiene graves consecuencias sobre la moral” aseguran.

Para evitar esta situación, proponen “limitar las condiciones bajo las que se pueden conceder medidas de exoneración, individualizándolas y atendiendo a la necesidad real de atender a un familiar”.

Un ‘caballo de batalla’ de las asociaciones

Una medida que resulta polémica a tenor de lo que han venido solicitando otras asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas, que han denunciado en el pasado que las “necesidades del servicio” suponen un freno a las medidas de conciliación familiar desde que entrase en vigor la orden de 2015.

Según la orden anterior, con fecha de 2006 y aprobada por el entonces ministro José Bono, aquellos militares que tuviesen a su cuidado hijos menores de 12 años podrían librarse de guardias “siempre y cuando las necesidades del servicio no lo impidiesen”. A partir de 2015, deberán acudir a hacer guardias siempre que no superen las 36 horas aquellos que tengan hijos mayores de cuatro años, y a partir de los ocho años deberán acudir a aquellas maniobras que no superen los seis días.

Según datos oficiales de 2017 registrados por el Ministerio de Defensa, un total de 2.690 militares tienen concedida la reducción de jornada para el cuidados de hijos menores de 12 años. Otros 152 militares más tienen reconocido dicho derecho bajo su condición de familias monoparentales.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo