Defensa

Los ‘boinas verdes’ del Ejército entrenan cómo neutralizar a una persona violenta en las calles de Villajoyosa

Un binomio integrado por un militar y un perro adiestrado K9 intervinieron en apoyo a la Policía Local en un simulacro de incidente a las puertas de un juzgado

Un binomio del MOE, junto a policías locales de Villajoyosa.
photo_camera Un binomio del MOE, junto a policías locales de Villajoyosa.

“¡Suelte el palo, caballero, suelte el palo!”. Se lo grita un policía local a un hombre que se revuelve en medio de la calzada, en una calle en Villajoyosa (Alicante). Se escuchan unas detonaciones, que resultan ser petardos, y en ese momento se acerca al coche policial un militar acompañado de un perro.

Se trató de un simulacro en el que participó un binomio del Mando de Operaciones Especiales (MOE), es decir, los ‘guerrilleros’ o ‘boinas verdes’ del Ejército de Tierra.

El hombre que actuaba como una persona fuera de control en medio de una calle iba protegido con almohadillas, que le permitieron no sufrir heridas en la resolución del incidente. El militar del MOE dio indicaciones al perro, y el animal salió corriendo hacia el protagonista del incidente y se abalanzó sobre su brazo, mientras el hombre le golpeaba con un palo.

En fechas recientes, vídeos de este simulacro han circulado, supuestamente identificados como un ejercicio realizado por el MOE y la Policía Local de Benidorm. Sin embargo, realmente esta recreación de un incidente tuvo lugar en Villajoyosa, otro municipio de la provincia de Alicante, y participó su Policía Local.

 

 

 

K9: un militar y un perro adiestrado

Desde el Cuartel General del Ejército explican que el Mando de Operaciones Especiales -que tiene su base en Alicante- fue invitado a participar en unas “Jornadas de Operativa Policial de unidades K9”, que organizó recientemente el Ayuntamiento de Villajoyosa.

En esas jornadas participaron unidades K9, es decir, binomios de policías o militares con perros adiestrados, tanto de distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como de unidades militares del Ejército de Tierra (el MOE) y el Ejército del Aire.

Tierra envió a un equipo K9 (guía y perro) de la Unidad de Apoyo al Combate del Grupo de Cuartel General del Mando de Operaciones Especiales. Era la primera vez que participaban en estas jornadas.

El ‘boina verde’ y su perro mostraron la capacidad que tiene el equipo operativo K9 en una intervención. Durante las jornadas, los organizadores programaron actividades, como progresiones de binomio K9, tanto en escenarios interiores como en exteriores.

El ejercicio que se puede ver en los vídeos era una práctica de progresión en exteriores. El simulacro consistía en neutralizar a una persona descontenta a la salida del juzgado de Villajoyosa.

Hubo quien apuntó que se trataba del simulacro de un incidente AMOK, como se conocen los episodios en que una persona armada empieza a atacar de forma indiscriminada a otras personas en algún lugar concurrido. En muchas ocasiones, su objetivo final es suicidarse, o morir abatidos a tiros.

El simulacro de Villajoyosa en el que participó el Mando de Operaciones Especiales, no se consideró un incidente AMOK, ya que el figurante no representaba a una persona que tuviera intención de atacar a otros, sino que se mostraba descontenta, cogió un palo del suelo y utilizó unos petardos.

El papel del MOE ante un ataque

¿Cuándo intervendrían los militares Mando de Operaciones Especiales en un incidente así? En principio, se trata de un suceso que sería competencia de las Fuerzas de Seguridad. La Policía Nacional (GEO, o GOES), la Guardia Civil (GAR y UEI), los Mossos (GEI)... cuentan con unidades de operaciones especiales, preparadas precisamente para intervenir ante situaciones de este tipo.

Desde el Ejército de Tierra explica que el MOE podría intervenir “en los casos en que así se ordene según la normativa vigente”.

Lo cierto es que los militares del Mando de Operaciones Especiales se entrenan a menudo en situaciones de esta naturaleza, que va más allá de lo militar y entra en el ámbito de la seguridad, sobre todo ante ataques terroristas.

Han participado en numerosos ejercicios para entrenar la reacción a un secuestro de civiles o toma de rehenes, ya sea en España o en el extranjero, a manos de grupos terroristas. Incluso en una ocasión realizaron ese ensayo también en Villajoyosa, como el simulacro con la Policía Local.

También han podido entrenarse en asaltos a trenes y autobuses en los que haya terroristas, como hicieron en Pau (Francia).

Los ataques yihadistas en París en enero de 2015 pusieron en alerta a todos los países europeos. Francia movilizó a sus fuerzas armadas, y en España, mandos militares ofrecieron a la célula de crisis del Gobierno la posibilidad de que el Mando de Operaciones Especiales pudiera intervenir si se producía un incidente terrorista.

La lava sigue emergiendo del volcán un mes después

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?