Defensa

Los cabos bajitos perderán su puesto en los desfiles ante soldados de mayor altura

El Estado Mayor del Ejército ha establecido que no prevalezca la graduación por delante de la estatura. La decisión discrimina especialmente a las mujeres

Día de la Fiesta Nacional 2020 (Foto: Ministerio de Defensa).
photo_camera Día de la Fiesta Nacional 2020 (Foto: Ministerio de Defensa).

Un oficio firmado por el secretario general del Estado Mayor del Ejército sobre “Criterios para las formaciones y actos de especial relevancia” ha provocado una polémica interna importante entre militares de la Escala de Tropa del Ejército de Tierra.

Confidencial Digital ha podido consultar dicho oficio, en el que se establecen una serie de instrucciones del Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) “con la finalidad de establecer criterios que faciliten la actuación de los jefes de UCO [unidades, centros y organismos] para las diferentes formaciones con motivo de actos o rendición de honores”.

Son, por tanto, criterios sobre cómo constituir las formaciones de militares en desfiles, actos solemnes, paradas militares...

“Cabos y soldados indistintamente”

El primer punto del oficio señala que “en aquellas unidades cuya proporción de suboficiales y cabos 1º es elevada (unidades logísticas, acorazadas, de helicópteros...), estos últimos podrán formar en filas sucesivas”.

Cosa distinta es lo que sucede con las unidades de honores, piquetes o para actos de especial solemnidad en las que se organiza una unidad en representación de su totalidad, como es el desfile de la Fiesta Nacional del 12 de octubre y el Día de las Fuerzas Armadas (que se celebra entre finales de mayo y principios de junio).

En ese caso, las unidades se constituirán “con personal (tanto cuadros de mando como tropa) seleccionado por prestancia e idoneidad (altura, IMC [Índice de Masa Corporal], instrucción en la ejecución del orden cerrado, uniformidad, etc) y, tanto la 1ª fila como el resto del bloque formará según estaturas (con los guías en el lado por donde llegue la autoridad que preside o, en los desfiles, el lado de la tribuna)”.

Si se debe formar una segunda o más filas de cabos 1º, “estos formarán a su vez por alturas”. Lo que más polémica ha provocado es el añadido de “colocándose los cabos y soldados indistintamente a continuación también por estatura”.

Unidades al completo

Para aquellos actos en los que las unidades formen al completo, el Estado Mayor del Ejército dispone que “el Mando de Primer Nivel, o en su defecto, el jefe de UCO, podrá dictar las instrucciones que estime más adecuadas de acuerdo con la finalidad y relevancia del acto (conmemoración de la UCO, actos de régimen interior...), de la autoridad que ocupe la presidencia del mismo (p.e. en las visitas de SMER [Su Majestad el Rey]) y si la formación es con o sin armamento”.

Sí plantea varias opciones “con carácter orientativo”:

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

-- Colocación de acuerdo con lo dispuesto para las unidades de honores; Colocación por estaturas pero dentro de cada empleo.

-- Colocación por antigüedad en la 1ª fila y, en su caso en las sucesivas filas de cabos 1º, y posteriormente por alturas mezclando o no los empleos de cabo y soldado.

-- Aplicar uno de los anteriores criterios pero de forma independiente en cada una de las tres secciones que se sitúan acoladas para formar el bloque de compañía de a 9.

Por último, se establece que “n las formaciones relacionadas con las actividades de instrucción y adiestramiento, en especial cuando en estas se forme con el armamento correspondiente al puesto táctico y el portaequipo de combate, prevalecerán criterios orgánicos”.

Sorpresa y críticas de militares de Tierra

ECD ha podido constatar que este oficio sobre cómo distribuir a los militares en formación ha circulado con profusión en grupos de Telegram, en Instagram, en Twitter... Por estos canales numerosos militares de Tropa del Ejército de Tierra han expresado su sorpresa y sus críticas por estos cambios.

Hasta la aprobación de este oficio, la estatura sólo se utilizaba para ordenar a los militares en formación dentro del mismo empleo. Es decir, se colocaba a los soldados más altos delante de los soldados más bajos. Pero en todo momento los cabos se situaban por delante de los soldados.

De forma resumida, en la primera fila formaban los cuadros de mando, con suboficiales por empleo de derecha a izquierda. Si era necesario, la fila se completaba con cabos 1º.

La siguiente fila era de cabos 1º, que de nuevo si era necesario, se completaba con cabos. Detrás había una fila de cabos, que en caso necesario se completaba con los soldados más antiguos. Y ya detrás los soldados, que se ordenaban con criterios de altura (los altos delante) y de antigüedad.

Ahora, sin embargo, los cabos no tienen reservada una fila propia como tal, por su empleo o lugar en la escala superior a los soldados. Con este oficio del Estado Mayor del Ejército, un soldado se colocará por delante de un cabo si el soldado es más alto que el cabo.

En principio, los afectados son sólo los cabos: los cabos 1º y los sargentos, por ejemplo, seguirán en las primeras filas, según su lugar en la escala.

ECD se puso en contacto con el Cuartel General del Ejército para tratar de recabar más datos y una explicación sobre este cambio en las instrucciones para formar unidades en actos solemnes. Al cierre de esta edición no se había obtenido respuesta.

Carta a Robles para que derogue el oficio

Esta novedad ha provocado que haya quien considere que se va a aplicar una “discriminación por altura” en detrimento de la jerarquía por escalas y empleos en el Ejército de Tierra.

La Asociación de Militares y Reservistas de Especial Disponibilidad 45+ ha enviado escrito a la ministra, Margarita Robles, para protestar por este oficio del Estado Mayor del Ejército que, a juicio de esta asociación, “denigra el empleo de cabo”.

Pero, además, introduce otro elemento de queja: asegura que con estos “Criterios para las formaciones y actos de especial relevancia” también se va a discriminar a las mujeres, ya que hay que tener en cuenta que “la altura mínima para acceder a la Tropa y Marinería es de 1,55 metros en mujeres y de 1,60 en los hombres atendiendo a la diferencia de fisionomía y al estudio del Instituto Nacional de Estadística que revela la diferencia de estatura media entre mujeres y hombres en España, siendo 163 cm en las mujeres y de 174 en los hombres”.

Por tanto, hay más mujeres de menor estatura, y muchas cabos se pueden ver relegadas al final de la formación, por detrás de soldados que sean más altos.

Destacan desde esta asociación que los cabos y cabos 1º pertenecen a la misma escala, la de Tropa y Marinería, y a ambas se asciende por concurso-oposición utilizando unas pruebas psicofísicas y unos baremos en los que no se tiene en cuenta la altura.

De hecho, en caso de empate se recurre a la antigüedad, valorándose mejor al más antiguo frente al más nuevo.

Subrayan además que “el empleo de cabo es superior jerárquicamente al de soldado”, y destacan que “el honor de representar a su unidad no puede verse coartado a ningún miembro de las Fuerzas Armadas por su estatura”.

También rescatan desde la Constitución hasta las Reales Ordenanzas, que prohíben cualquier discriminación. Y recuerdan que “la fiscalía de la Comunidad de Madrid ya en una ocasión vio discriminación en un acto similar en 2018.

Por eso solicitan a Margarita Robles que orden revocar el oficio del Estado Mayor del Ejército, de forma que se mantenga la jerarquía por empleos, siendo este el primer criterio para encuadrar a las tropas dentro de una formación, y tomando la antigüedad en el empleo, y no la estatura, como el segundo criterio.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?