Defensa

‘Ciudadanos de Uniforme’ alienta una huelga de militares ante la resistencia de Defensa a una nueva subida de sueldos

Margarita Robles ha comunicado a las asociaciones que de momento no hay presupuesto para continuar con la mejora salarial que comenzó en 2021

Margarita Robles visita a los militares destacados en Bulgaria (Foto: Iñaki Gómez/MDE).
photo_camera Margarita Robles visita a los militares destacados en Bulgaria (Foto: Iñaki Gómez/MDE).

“¿Es hora de organizar una huelga?”. La propuesta puede parecer normal en casi cualquier ámbito profesional, entre trabajadores descontentos que quieran presionar a su empresa para conseguir determinadas mejoras laborales.

Menos habitual y más problemático es que esa idea se lance en un grupo controlado por y dirigido a militares, que legalmente tienen prohibido el derecho de huelga. Pero es lo que ocurrió el pasado 10 de marzo en Ciudadanos de Uniforme, un canal de Telegram que suele publicar denuncias anónimas de irregularidades en las Fuerzas Armadas y de abusos de los mandos militares.

El canal publicó ese día una encuesta. Comenzaba planteando un escenario que se podría dar en los próximos meses: “El BCE dejará de comprar activos a partir del 3º trimestre. Habrá recortes, nuestros salarios seguramente estarán congelados otra vez”.

A continuación, ‘Ciudadanos de Uniforme’ lanzaba la pregunta: “¿Es hora de organizar una huelga = ponerse enfermos un mismo día?”. No se precisaba que esa huelga se realizaría en las Fuerzas Armadas, ya que el canal en sí está controlado por militares, y va dirigido a militares de los ejércitos, la Armada, los Cuerpos Comunes, la UME...

Las opciones de respuesta eran dos: “Sí, ganamos la mitad que un policía”, o “No”. El sondeo precisaba que era una “encuesta anónima”.

Este martes 15 de marzo a mediodía la encuesta sumaba ya 1.478 votos: ganaba, con un 76%, la opción a favor de organizar una huelga en las Fuerzas Armadas, frente al 24% en contra.

El canal de ‘Ciudadanos de Uniforme’ tiene más de 10.000 seguidores, por lo que sólo uno de cada diez decidieron contestar a la encuesta sobre la huelga.

Encuesta de Ciudadanos de Uniforme sobre una huelga en las Fuerzas Armadas.
Encuesta de Ciudadanos de Uniforme sobre una huelga en las Fuerzas Armadas.

La huelga, prohibida para los militares

¿Pueden los militares hacer huelga? La Constitución establece en su artículo 28 que la ley puede limitar el ejercicio del derecho a sindicarse libremente “a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar”.

En la Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas queda más claramente definido: “El militar no podrá ejercer el derecho de sindicación y, en consecuencia, no podrá fundar ni afiliarse a sindicatos ni realizar actividades sindicales”.

 

Como consecuencia de ello, la misma ley señala que “los miembros de las Fuerzas Armadas no podrán recurrir a los medios propios de la acción sindical, entendida como negociación colectiva, adopción de medidas de conflicto colectivo y ejercicio del derecho de huelga. Tampoco podrán realizar acciones sustitutivas o similares a este derecho, ni aquellas otras concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de las unidades de las Fuerzas Armadas”.

Esto segundo es lo precisamente se sugiere en la encuesta de ‘Ciudadanos de Uniforme’: si no es posible convocar una huelga, se fomentaría “ponerse enfermos un mismo día” entre quienes secundaran esa posible acción de protesta.

Es una idea que ya se ha utilizado en cuerpos policiales, que si bien sí tienen derecho a la sindicación, también tienen prohibido declararse en huelga.

La ley de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas también avisa a las asociaciones profesionales de que de su ámbito de actuación quedan excluidos el llamamiento al ejercicio del derecho de huelga, las acciones sustitutivas de la misma, la negociación colectiva y la adopción de medidas de conflicto colectivo”.

Señalados por subversión incipiente

En este caso no es una asociación profesional la que alienta una huelga, sino un colectivo celoso del anonimato, si bien algunos informes dan por hecho los vínculos entre ‘Ciudadanos de Uniforme’ y ‘Militares con Futuro’, que sí está inscrita en el Registro de Asociaciones Profesionales de las Fuerzas Armadas, del Ministerio de Defensa.

Militares con Futuro’ aspira abiertamente a conseguir la libertad sindical en las Fuerzas Armadas, si bien por el momento actúa como asociación profesional. También han aparecido movimientos como “Sindicalismo Militar Español”, que como principios fundamentales proclama que “los sindicatos son necesarios en unas fuerzas armadas del siglo XXI” y que “no habrá democracia plena hasta que el sindicalismo militar sea legal, y normal”.

Hay que recordar que ‘Ciudadanos de Uniforme’ y ‘Militares con Futuro’ ya fueron señalados como origen de un incipiente movimiento subversivo, coincidiendo con la avalancha de personas que entraron en Ceuta de forma ilegal en mayo de 2021.

Ante esa avalancha, el Ejército de Tierra movilizó a militares para tratar de frenar la entrada ilegal de extranjeros. Cuando la Fiscalía anunció que llamaría a declarar como testigos a los soldados desplegados, ‘Ciudadanos de Uniforme’ y ‘Militares con Futuro’ publicaron mensajes en los que animaban a los militares a exigir asesoramiento jurídico antes de participar en misiones de ese tipo.

Esta estrategia se identificó como un intento de fomentar que los soldados rompieran la disciplina y dejaran de obedecer a su cadena de mando.

La convocatoria y el seguimiento de una huelga entre los militares podría considerarse un episodio análogo a este.

Falta grave o delito

La Ley Orgánica 8/2014, de 4 de diciembre, de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas considera como falta gravepromover o participar en acciones de negociación colectiva o en huelgas, así como en otras acciones concertadas que tengan por finalidad alterar el normal funcionamiento de las Fuerzas Armadas o sus unidades, publicitarlas, o inducir o invitar a otros militares a que las lleven a cabo”.

Incluso podría contemplarse como delito militar. La Ley Orgánica 14/2015, de 14 de octubre, del Código Penal Militar incluye un título sobre “Delitos contra la disciplina”.

Entre ellos está la desobediencia: “El militar que se negare a obedecer o no cumpliere las órdenes legítimas de sus superiores relativas al servicio será castigado con la pena de tres meses y un día a dos años de prisión. Si se tratare de órdenes relativas al servicio de armas, se impondrá la pena de seis meses a seis años de prisión”.

Pero mayores penas aún tiene la sedición militar, según el artículo 38 del Código Penal Militar: “Los militares que, mediante concierto expreso o tácito, en número de cuatro o más o que, sin llegar a este número, constituyan al menos la mitad de una fuerza, dotación o tripulación, se negaren a obedecer o no cumplieren las órdenes legítimas recibidas, incumplieren los demás deberes del servicio o amenazaren, ofendieren o ultrajaren a un superior, serán castigados con la pena de dos a quince años de prisión cuando se trate de los que hubieren inducido, sostenido o dirigido la sedición, del cabecilla que se ponga al frente o, en todo caso, si se trata de suboficiales o militares de categoría superior, y con la pena de uno a diez años de prisión cuando se trate de los meros ejecutores. Se impondrá, además, la pena de pérdida de empleo”.

Se complica una nueva subida salarial

¿Por qué en este momento ha planteado ‘Ciudadanos de Uniforme’ la opción de que se congele el sueldo de los militares?

Confidencial Digital ha podido saber que en recientes contactos con las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas, Margarita Robles ha admitido que en este momento no hay posibilidad de subir los sueldos de los militares.

La ministra de Defensa, y también la subsecretaria Amparo Valcarce, realizaron recientemente una ronda de contactos telefónica, al menos con los responsables de las cinco asociaciones profesionales con representación en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas.

Hay que recordar que el pasado mes de diciembre cuatro de las cinco asociaciones se levantaron de la reunión del Consejo de Personal, con la ministra, al constatar lo que para ellos eran falta de avances en el compromiso del Ministerio de Defensa por subir los salarios de los militares.

Una vez que se ha configurado el nuevo Coperfas para este 2022, con las mismas asociaciones -ninguna de las nuevas ha acreditado el número de socios requerido-, este órgano se podría reunir de nuevo.

Sin embargo, las fuentes consultadas aseguran que por ahora no hay prevista ninguna reunión del consejo, donde se sientan los representantes de las asociaciones profesionales de militares, junto a cargos del ministerio y altos mandos de los ejércitos y de la Armada.

Preguntas sobre los salarios

La ronda de contactos que llevó a cabo la ministra Robles tenía por objeto avanzar algunos cambios que Defensa plantea introducir en la regulación de las asociaciones profesionales.

Pero durante esas conversaciones varios presidentes de las asociaciones aprovecharon para plantearle de nuevo su exigencia de que se mejoren los sueldos de los militares. Ya en diciembre denunciaron que Robles no quería recibirles para hablar de ese asunto, después de que la Comisión de Trabajo sobre Retribuciones que creó el ministerio apenas haya avanzado.

La respuesta que recibieron quienes preguntaron a la ministra por las retribuciones fue, según le cuentan a ECD, “decepcionante”. La ministra se defendió diciendo que ya se había hecho un gran esfuerzo en elevar los salarios, sobre todo en los empleos más bajos, la Escala de Tropa y Marinería.

Margarita Robles admitió que ahora mismo no puede prometer una subida salarial. La causa principal es que el Ministerio de Hacienda le negaría los fondos para ello, ya que los presupuestos son muy ajustados, y la crisis económica está empeorando las previsiones de crecimiento y de recaudación por impuestos.

“Dejó claro que no hay dinero para subir los sueldos”, resumen fuentes de las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas.

Mejoras en 2021

En 2021 entraron en vigor varios cambios que el Ministerio de Defensa aprobó en 2020 para elevar los salarios de los miembros de las Fuerzas Armadas. Además de aplicarles el aumento salarial del 0,9% que aprobó para todos los empleados públicos, y tomó otras medidas específicas.

El ministerio incrementó el nivel mínimo del complemento de empleo del soldado para fijarlo en el nivel 14, es decir, el mínimo del funcionario público, y elevó las cuantías de los trece primeros tipos del componente singular del complemento específico asignados a los puestos que pueden ser ocupados por el personal militar.

Además, revistó el componente general del complemento específico, “incrementando las cuantías del componente general a todos los empleos”, y también eliminó la pérdida retributiva del personal en reserva a partir de los 63 años.

Estas medidas fueron tachadas de insuficientes por todas las asociaciones profesionales de militares, y varias volvieron a manifestarse a lo largo del año pasado para presionar de nuevo a favor de unas retribuciones “justas”.

Sin embargo, no se aprobaron mejoras salariales para las Fuerzas Armadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

Lesmes explicará esta semana cómo será su salida del CGPJ

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable