Defensa

Un cuartel somete a test de coronavirus a los militares en contacto con un contagiado tras las llamadas de ECD

La base de Tablada en Sevilla no hizo pruebas al personal que trabaja con un teniente coronel que dio positivo. El cambio de criterio se produjo después de conocerse que la información se iba a publicar

Entrada al acuartelamiento de Tablada (Sevilla).
photo_cameraEntrada al acuartelamiento de Tablada (Sevilla).

Un positivo por coronavirus en el Acuartelamiento Aéreo de Tablada, situado en la ciudad de Sevilla, ha provocado ciertos bandazos en la reacción sanitaria ante este contagio. Si al principio se decidió no someter a test a los militares que trabajaban más directamente con el contagiado, después se dio orden de sí hacer pruebas.

Confidencial Digital pudo saber que el jueves 21 de mayo se confirmó que tenía coronavirus el teniente coronel jefe de Apoyo de esta base de Tablada. Lo comunicó al cuartel tras realizarse la prueba por su cuenta, en una clínica privada, y no en la Sanidad Militar.

El viernes 22 recibieron una llamada los alrededor de una decena de suboficiales y personal de tropa que tenían más contacto directo y cotidiano con él.

Este teniente coronel dirigía todas las tareas de mantenimiento y de material, por ejemplo en los pabellones de estas instalaciones del Ejército del Aire.

Los militares en cuestión creían que les iban a hacer el test para conocer si por su contacto diario con el teniente coronel ellos también se habían contagiado, y por tanto debían ser aislados.

Sin embargo, no fue así. En la Policlínica Militar de Sevilla les indicaron que el protocolo sólo indicaban que debían irse a casa, a pasar una cuarentena de 14 días, para comprobar si terminaban mostrando síntomas o no del virus.

La cuestión es que al no haber sido una orden formal y por escrito, sino tan sólo oral, muchos de estos militares siguieron yendo a trabajar a la base de Tablada, si bien se iba extendiendo la inquietud y el enfado entre ellos porque no les hacían test. Hubo excepciones: sí se sometió a test al coronel jefe de la base y al suboficial mayor.

El coronel de la base y la Policlínica Militar

ECD tuvo conocimiento de todas estas circunstancias, y el lunes 25 de mayo se puso en contacto con el Acuartelamiento Aéreo de Tablada para recabar una explicación sobre este asunto. Desde la oficina del coronel jefe rechazaron hacer declaraciones, asegurando que el coronel no podía atender a la consulta. Pero indicaron que las preguntas tendrían si acaso que dirigirse a la Policlínica Militar de Sevilla, que fue donde se toman las decisiones a nivel médico.

El miércoles 27 de mayo ECD pudo contactar con la Policlínica Militar, donde señalaron que tampoco podían responder a ninguna consulta, y que las preguntas se tendrían que realizar al Ministerio de Defensa.

A casa 14 días, pero sin test

Otras fuentes consultadas por ECD señalaron ese día que siguiendo las instrucciones de la Sanidad Militar no se les había hecho test a estos militares que estaban en contacto con el teniente coronel contagiado, sino que la orden era mandarlos a casa.

Aseguraban también que todos fueron enviados a casa, y se les hacía un seguimiento telefónico diario para ver si empezaban a desarrollar síntomas del coronavirus. Aunque abrían la puerta a que alguno pudiera haber ido a trabajar, pero en todo caso incumpliendo la recomendación de los médicos militares.

Llamadas tras las consultas de ECD

Sin embargo, las llamadas de este medio a la oficina del coronel de Tablada y a la Policlínica Militar de Sevilla causaron efectivo. El mismo miércoles 27, pocas horas después de la llamada de ECD a la Policlínica, desde esa misma instancia sanitaria contactaron de nuevo con esos diez u once militares a los que no se les hizo test y se les dijo, verbalmente, que se fueran a casa 14 días.

Justo después de las gestiones de ECD para saber por qué no se habían hecho test, los responsables sanitarios avisaron a los militares en cuestión de que el jueves 28 tendrían que empezar a pasar por la Policlínica Militar de Sevilla para -ahora sí- someterse a un test, de los denominados test rápidos, para saber si como el teniente coronel jefe de apoyo también eran portadores del coronavirus.

Algunos militares de Tablada comentaron el miércoles que se harían 30 test al día, ya no sólo a esa decena de contactos cercanos con el teniente coronel contagiado, sino a más personal del acuartelamiento aéreo.

Test no sólo para los de ‘Balmis’

Las fuentes consultadas señalan que entre el personal de esta base militar de Sevilla circuló que ECD estaba contactando con responsables de Tablada para aclarar este asunto, y que justo después de estas llamadas “sorprendentemente” se dio orden  de hacer test a más efectivos.

El jueves 28 de mayo comenzaron a hacerse test por tandas.

Ante este cambio, ECD contactó de nuevo con personal médico del acuartelamiento de Tablada y de la Policlínica Militar de Sevilla. Reconocieron que se habían empezado a hacer test, pero aseguraron que era porque el lunes 25 -el mismo día que ECD contactó con la oficina del coronel- había llegado un cargamento de test a Tablada que iba a permitir analizar de forma masiva a la plantilla.

Cabe recordar, sin embargo, que Confidencial Digital contactó con la Policlínica Militar el miércoles 27, y en ningún momento se indicó que hubieran llegado test el lunes 25 y que se fueran a utilizar para esa decena de militares en contacto con el teniente coronel contagiado.

En todo caso, esta última versión del personal médico era que los test no eran preceptivos, según el protocolo diseñado por la Sanidad Militar, pero que como el lunes llegó un buen número de test, se decidió establecer unas prioridades para su utilización

Primero se empezaron a pasar a los militares del Grupo Móvil de Control Aéreo (Grumoca), que se habían desplegado en patrullas de presencia y control por Sevilla en el marco de la ‘Operación Balmis’. Después se les hizo a los militares que trabajaban con el teniente coronel jefe de apoyo del acuartelamiento aéreo, en todo caso después de las consultas de ECD sobre este asunto que provocó cierta agitación interna en esta instalación del Ejército del Aire en Sevilla.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?