Defensa

Defensa aprovechará la experiencia de la evacuación de Kabul para actualizar el plan de retirada de no combatientes

La Doctrina Conjunta NEO vigente se aprobó en 2016 y será modificada con aportaciones de los tres ejércitos, el Mando Conjunto de Operaciones Especiales y el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas

Varias personas repatriadas llegan a la pista tras bajarse del avión A400M en el que ha sido evacuados de Kabul, a 19 de agosto de 2021, en Torrejón de Ardoz, Madrid, (España).
photo_camera Varias personas repatriadas llegan a la pista tras bajarse del avión A400M en el que ha sido evacuados de Kabul, a 19 de agosto de 2021, en Torrejón de Ardoz, Madrid, (España).

Las Fuerzas Armadas ejecutaron en agosto de 2021 una compleja operación de evacuación de no combatientes desde Afganistán, cuando los talibanes reconquistaron Kabul y miles de afganos que habían colaborado con los militares occidentales buscaron por todos los medios huir del país para evitar represalias.

Aviadores del Ala 35 con aviones A400M del Ejército del Aire, efectivos del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), operadores del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra, médicos militares, incluso policías nacionales del Grupo Especial de Operaciones (GEO) participaron en este despliegue que logró sacar de Afganistán y llevar a España a más de 2.200 afganos.

Posteriormente se han organizado otros vuelos, más discretos, desde países vecinos para traer a nuestro país a afganos que colaboraron con los militares o con los diplomáticos españoles desde la caída de los talibanes en 2001, tras el 11-S. Incluso aún este verano, un año después, llegaron 300.

“Non-combatant Evacuation Operations”

Este tipo de misiones están explícitamente contempladas en la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, que establece que “las Fuerzas Armadas pueden, asimismo, llevar a cabo misiones de evacuación de los residentes españoles en el extranjero, cuando circunstancias de inestabilidad en un país pongan en grave riesgo su vida o sus intereses”.

En términos militares se conocen como operaciones “NEO”, por las siglas de “Non-combatant Evacuation Operations”, es decir, operaciones de evacuación de no combatientes.

Actualmente se encuentra en vigor un documento del Estado Mayor de la Defensa sobre este tipo de operaciones de evacuación. Se trata del documento doctrinal PDC-3.4.2 “Doctrina Conjunta NEO”, que fue promulgado en junio de 2016 por el entonces Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante general Fernando García Sánchez.

En ese documento se describe “el marco general, responsabilidades, principios y consideraciones de aplicación al planeamiento y conducción de las operaciones de evacuación de personal no combatiente (NEO), que por su complejidad en el ámbito nacional e internacional necesitan de una guía básica de referencia”.

Define una operación “NEO” como aquella que “se planea y ejecuta con la finalidad de reubicar en un lugar seguro al personal no combatiente designado que se encuentre en una situación de riesgo en un país extranjero”.

Programa de doctrina 2022-2023

Confidencial Digital ha podido comprobar que este documento doctrinal sobre evacuaciones de civiles en países extranjeros va a ser revisado próximamente.

El Estado Mayor de la Defensa aprobó en junio de 2022 un “programa de doctrina” para los años 2022 y 2023 que determina qué documentos doctrinales van a ser revisados en este bienio.

Uno de los documentos que ya ha sido promulgados es la Publicación Doctrinal Conjunta PDC-02.01 “Derecho Internacional Humanitario (DIH) en las FAS”, de la que ya se informó en estas páginas.

También se han revisado o se van a revisar en estos años otros muchos documentos, sobre cuestiones tan diversas como la inteligencia, la protección contra artefactos explosivos improvisados, el apoyo sanitario, las capacidades antimisil, la intervención subacuática conjunta...

 

En ese cronograma también se contempla la revisión, en los próximos meses de la “PDC 3.4.2/ NEO/ MOPS”, es decir, el documento doctrinal sobre operaciones “NEO” de evacuación de no combatientes.

ECD consultó con el Estado Mayor de la Defensa si la revisión de esa doctrina se decidió después de que en agosto de 2021 se ejecutara la operación militar de evacuación de Afganistán.

Desde el Estado Mayor de la Defensa indican que la revisión de las publicaciones doctrinales se realiza periódicamente, conforme a un protocolo de trabajo estandarizado y con un cronograma previo, al que se intenta ajustar en la medida de lo posible.

Lecciones aprendidas

Hay que tener en cuenta que después de cualquier operación o actuación militar importante se extraen las “lecciones aprendidas”. Se tratan de sacar conclusiones, datos nuevos y relevantes que se han adquirido con la experiencia sobre el terreno.

Es lo que se hizo, por ejemplo, tras la ‘Operación Balmis’: por primera vez las Fuerzas Armadas se enfrentaron a una crisis sanitaria gravísima que obligó a movilizarlas de forma inédita y a sacar a la calle a miles de militares.

Una vez terminó la operación, se analizó con todo detalle para así preparar un mejor plan de respuesta, con mayor previsión, ante futuras crisis sanitarias similares.

En el caso de las operaciones NEO, la evacuación de Kabul es la mayor y más compleja ejecutada por las Fuerzas Armadas en los últimos años. Se tuvo que activar con muy poco tiempo, obligó a movilizar a unidades diversas, de distintos ejércitos, y se desarrolló en un ambiente hostil y violento.

Revisión de doctrinas

La revisión de los documentos de doctrina militar se realiza según el proceso establecido en la Instrucción de Desarrollo de Doctrina (IDDCC) 12/19, que establece que “el proceso de desarrollo de doctrina debe sincronizarse con el ciclo de planeamiento de la defensa a largo, medio y corto plazo, lo que se realiza fundamentalmente mediante tres documentos: el Objetivo de Doctrina a Largo Plazo (ODLP) cuya referencia temporal es el año 2035, el Plan de Campaña de Desarrollo de Doctrina (PCDD), con un horizonte temporal de seis años, y el Programa de Doctrina (PD) con un horizonte temporal de dos años”.

El Objetivo de Doctrina a Largo Plazo 2035 lo firmó en julio de 2019 el JEMAD Fernando Alejandre. En este documento “se establece el conjunto de publicaciones doctrinales consideradas necesarias para el planeamiento y ejecución de operaciones en el entorno operativo actual y futuro”, y entre ellas, se cita la Publicación Doctrinal Conjunta de Operaciones de Evacuación de No Combatientes.

El Plan de Campaña de Desarrollo de Doctrina 2020-2025 lo sancionó el JEMAD en diciembre de 2020, si bien como en el caso anterior, tiene partes fechadas posteriormente, en enero de 2022.

En la parte de doctrinas sobre operaciones, se incluye el documento PDC-3.4.2 “Operaciones evacuación no combatientes (NEO)”. Se indicaba, en enero de 2022, que se encontraba “en revisión”, y la fecha de revisión era 2021.

Tierra, Armada, Aire, el CIFAS...

El organismo de gestión de esta publicación doctrinal es el Mando de Operaciones, y como “organismos colaboradores” se citaba varios. El primero era el Estado Mayor Conjunto, que es el órgano auxiliar de mando del JEMAD en el ejercicio de sus competencias y responsabilidades, y que lidera “el Planeamiento Militar en el marco del Planeamiento de la Defensa, en coordinación con las autoridades del Ministerio de Defensa, los Ejércitos y la Armada y resto de órganos del EMAD”.

También colaboran en la revisión de la doctrina sobre operaciones NEO el Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, el Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE, que coordina las unidades de operaciones especiales de Tierra, Armada y Aire), el Mando Conjunto del Ciberespacio, la Jefatura Conjunta de Sanidad, la Célula Nacional Contra Artefactos Explosivos Improvisados y el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Es decir, participan el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, junto con distintos organismos dependientes del Estado Mayor de la Defensa, que hay que señalar que es “la organización establecida para el desarrollo de la acción conjunta y combinada en operaciones, tanto en territorio nacional como en el exterior”.

La evacuación de agosto de 2021

La evacuación desde el aeropuerto de Kabul que se ejecutó a mediados de agosto de 2021 obligó a desplegar un dispositivo muy complejo.

Durante días se destacaron militares españoles en el aeropuerto de Kabul, que junto a los de otros muchos países, tuvieron que mantener la seguridad en medio del caos de miles de afganos que trataban de huir del país, mientras en la capital de Afganistán los talibanes ponían trabas, y los yihadistas del Daesh cometían atentados.

Se coordinó el relevo de aviones de transporte del Ejército del Aire con escala en Abu Dabi, se desplegaron vehículos para buscar y recoger en distintos puntos de Kabul a los afganos que iban a ser evacuados a España, se tuvo que comprobar sus identidades, atender las necesidades y proteger a mujeres embarazadas, niños...

Ambiente permisivo, incierto u hostil

El documento doctrinal vigente contempla distintos tipos de “ambientes operativos”, sobre “el grado de permisividad del escenario a la ejecución de la operación”. Van desde un ambiente permisivo a un ambiente hostil, pasando por el ambiente incierto.

El “ambiente hostil” define casi a la perfección lo que sucedió en Afganistán:

-- “Un ambiente hostil abarca desde el desorden civil o las acciones terroristas hasta una situación de combate generalizado. Normalmente, las autoridades del país habrán perdido el control de la situación y no podrán garantizar el mantenimiento de la ley y el orden, por lo que la NEO se llevará a cabo con la falta de apoyo o incluso con la interferencia u oposición del gobierno local, de sus fuerzas de seguridad (cuya lealtad al gobierno del país será dudosa) y de sectores importantes de la población civil”.

-- “En este ambiente operativo, las fuerzas militares encargadas de ejecutar la operación deben estar preparadas para hacer frente a un amplio rango de contingencias, por lo que será necesario desplegar junto con las unidades específicas de evacuación otras de seguridad o de reacción”.

-- “Además de las actividades logísticas necesarias para la evacuación del personal (sanidad, transporte, abastecimiento, etc.), las fuerzas militares pueden verse obligadas a realizar otras actividades como la entrada en fuerza en la zona, el establecimiento de perímetros defensivos, la escolta de convoyes, la recuperación de personal aislado y el control del personal a evacuar”.

Presidencia, Exteriores, Defensa, CNI...

En el documento doctrinal se citan las instancias implicadas en una operación de este tipo: Presidencia del Gobierno, Departamento de Seguridad Nacional, Centro Nacional de Inteligencia, y ministerios de Asuntos Exteriores, Defensa, Interior y Sanidad.

También se definen los cuatro planes básicos que componen el plan de evacuación: plan de concentración (reunir a las personas a evacuar), plan de transporte (como sacarles de la zona de peligro), plan de comunicaciones (para coordinar la operación) y plan de acogida (una vez llegan a territorio nacional).

Prioridades para ser evacuado

Se detallan diversas fases en la ejecución de la operación, se definen las características de la colaboración con las autoridades de otros países, y se indican las prelaciones, los criterios para clasificar a las personas a evacuar según su prioridad.

Asuntos Exteriores establece que la “Prioridad I” corresponde a ciudadanos españoles o de la UE”, la “Prioridad II”, a familiares extranjeros de españoles o de la UE; en “Prioridad III” se incluye al personal extranjero que no sea ciudadano de la Unión y que trabaja para el Gobierno español (aquí encajarían los colaboradores afganos evacuados); “Prioridad IV” para los extranjeros que estén seriamente enfermos o heridos y aquéllos cuyas vidas estén en inminente peligro; y finalmente “Prioridad V” para otros colectivos que determine el Gobierno español.

Planes de evacuación

En el documento se llega a describir con detalle cómo organizar un “Centro de Control de Evacuación”, incluso se ofrecen diagramas y planos.

Así mismo, los militares pueden consultar en este documento doctrinal varios planos con los movimientos recomendados para ejecutar el plan de evacuación desde el país o zona en peligro hasta zona segura o territorio nacional.


 

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable