Defensa

Defensa investiga a la jefa de Personal del Hospital Gómez Ulla que fue cesada

Un coronel de la Subsecretaría recaba información sobre contrataciones realizadas por el centro en los últimos años

Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.
photo_cameraHospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

El cese de la jefa de personal del Hospital Central de la Defensa ‘Gómez Ulla’ ha venido acompañado de una investigación para determinar si determinadas actuaciones de esta teniente coronel son susceptibles de ser analizadas más a fondo por posibles irregularidades.

Confidencial Digital ha podido confirmar, por cuatro fuentes militares distintas, que coincidiendo con el cese de la teniente coronel Ruth Obregón, un coronel del Cuerpo Jurídico Militar ha estado haciendo averiguaciones sobre los años de esta teniente coronel como jefa de personal en el hospital.

ECD se puso en contacto con el Ministerio de Defensa para tratar de precisar de dónde procede esta investigación, pero al cierre de esta edición no había recibido respuesta.

Aunque algunas fuentes apuntaban que los hechos que se investigan podrían haber sido trasladados al Tribunal Militar Central. Sin embargo, la mayoría de las fuentes coinciden en señalar que se trata de una investigación disciplinaria del Ministerio de Defensa.

Sin embargo, tampoco es la Asesoría Jurídica de la Defensa la que dirige estas pesquisas. Distintas fuentes militares coinciden en señalar que el instructor del caso es un coronel de la Subsecretaría de Defensa, el coronel José María Sánchez Sánchez.

Cabe señalar, por un lado, que la Sanidad Militar depende del subsecretario de Defensa, Alejo de la Torre, lo que explicaría que sea un coronel jurídico adscrito a esa subsecretaría quien recibiera el encargo de investigar la gestión de la ya ex jefa de personal del Hospital Central de la Defensa ‘Gómez Ulla’.

Por otro lado, al ostentar la protagonista la graduación de teniente coronel, quien investigue sus actuaciones ha de ser de graduación superior: de ahí que sea un coronel el designado.

ECD se ha puesto en contacto con la teniente coronel Ruth Obregón, que ha señalado que no tiene conocimiento de que nadie la esté investigando por sus años en el Hospital Gómez Ulla. Tras ser cesada de este puesto, esta teniente coronel fue asignada a la Agrupación de Sanidad número 1.

Preguntas a personas de su equipo

Otras fuentes explican que en el Hospital Central de la Defensa se sabe, por ejemplo, que el encargado de estas averiguaciones estuvo preguntando -por escrito- por la teniente coronel cesada a personas de su confianza, que formaban parte de su equipo más directo como responsable de personal del centro hospitalario.

Entre otras cuestiones, este coronel de la Subsecretaría quería saber si la teniente coronel Obregón acudía puntualmente a su puesto de trabajo; si en la selección y la contratación de personal se cumplían las normas o había “dedazos”; y cómo trataba a su equipo, a sus subordinados más directos.

También preguntó por el pago de unas dietas a los médicos que habría provocado discrepancias entre la entonces jefa de personal y el director del hospital, el general de Brigada del Cuerpo Militar de Sanidad Miguel Fernández Tapia-Ruano, quien antes fue jefe del servicio médico de la Casa del Rey.

Personas cercanas a la teniente coronel Obregón aseguran que pese a ser la jefa de recursos humanos, no era ella quien decidía qué médicos o enfermeros eran contratados en el Hospital Gómez Ulla, por lo que, consideran, podría defenderse si la investigación se sustancia realmente en una acusación.

La “información previa”

Fuentes de la Sanidad Militar confirman que las indagaciones no se le han comunicado a la teniente coronel cesada. Esto, si se estuviera instruyendo un procedimiento sancionador, sería una irregularidad, ya que cuando se abre expediente a un militar se le informa de ello para que pueda defenderse y conocer de lo que se le acusa.

Pero algunas fuentes apuntan que las indagaciones que habría realizado este coronel jurídico de la Subsecretaría de Defensa sí estarían amparadas en una figura que contempla la Ley Orgánica 8/2014, de 4 de diciembre, de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas.

El artículo 41 de esa ley (“Principios generales del procedimiento” sancionador) establece en su punto 3. que “antes de iniciar un procedimiento, la autoridad competente podrá ordenar la práctica de una información previa para el esclarecimiento de los hechos, cuando no revistan en principio los caracteres de una infracción disciplinaria ni de delito”.

Por tanto, estas investigaciones realizadas coincidiendo con el cese de la jefa de personal del Hospital Gómez Ulla encajarían en la figura de la “información previa”, por la que la autoridad competente -la Subsecretaría de Defensa- ordena esclarecer unos hechos que no son claramente ni delito ni infracción disciplinaria, pero que se cree que han de ser investigados.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?