Defensa

Defensa ordena hacer test de coronavirus a todo el personal de los hospitales militares

Comenzará el lunes 27 a someter a pruebas PCR a médicos y enfermeros del Gómez Ulla de Madrid y del Orad y Gajías de Zaragoza

Personal del Hospital Militar de Zaragoza.
photo_cameraPersonal del Hospital Militar de Zaragoza.

El Ministerio de Defensa aprueba una instrucción “por la que se acuerda la realización al personal que presta servicios en el ámbito de la Red Hospitalaria de la Defensa del test PCR para la determinación de la presencia del SARS-CoV-2”.

El Boletín Oficial de Defensa (BOD) recoge este viernes 24 de abril dicha instrucción, firmada por el subsecretario Alejo de la Torre el jueves 23.

De esta forma, el ministerio ordena que el lunes 27 de abril comiencen a realizarse test de diagnóstico a “todo el personal militar y civil destinado o que preste servicios en el Hospital Central de la Defensa ‘Gomez Ulla’ en Madrid y en el Hospital General de la Defensa ‘Orad y Gajías’ en Zaragoza”.

Ambos hospitales militares se han reforzar en estas semanas de epidemia con personal tanto sanitario (médicos y enfermeros militares) como con militares no sanitarios del Ejército de Tierra, principalmente, para realizar tareas como celadores.

Los test a realizar serán de tipo PCR, no de los rápidos. En principio, se considera que las pruebas PCR son más lentas, pero más fiables al detectar un positivo.

El Ministerio de Defensa justificia esta decisión porque “en la situación actual de la pandemia producida por el COVID-19, y específicamente en el ámbito de la asistencia hospitalaria gestionada por la Sanidad Militar, es esencial mantener la capacidad de respuesta de los hospitales militares para asegurar la continuidad de su actividad asistencial”.

Por eso, “para conseguir dicha finalidad la realización de tests de diagnóstico al personal que presta servicios en estos hospitales constituye uno de los principales medios que resultan eficaces para el control de la transmisión de la enfermedad”.

En la instrucción se indica que la ejecución de estos tests de diagnóstico “debe ser ordenada y asegurar, por tanto, el control de la transmisión por el personal destinado o que preste sus servicios en los lugares o zonas de alta transmisión comunitaria, como son los hospitales militares”.

El objetivo es proteger a los pacientes de la Red Hospitalaria de la Defensa y evitar el riesgo de contagio, “al tiempo que se preserva la salud y eficacia profesional del personal que presta servicio en los hospitales militares, hombres y mujeres que son de capital importancia para la superación de esta crisis sanitaria, además de para el cumplimiento de su misión asistencial operativa para las Fuerzas Armadas”.

La epidemia de coronavirus llevó al ministerio a ampliar las capacidades de los dos hospitales militares, el de Madrid y el de Zaragoza. Al madrileño Gómez Ulla destinó con carácter forzoso a decenas de médicos y enfermeros del Cuerpo Militar de Sanidad, y también ordenó a unidades y bases militares enviarle material, incluidos respiradores, para poder hacer frente a la avalancha de infectados.

Entre los que han ido cayendo contagiados hay militares, y también de la propia plantilla del Gómez Ulla médicos y enfermeros han tenido que ser dados de baja por coronavirus.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?