Defensa

Defensa pondrá en marcha un plan de asesoramiento laboral a los militares diez años antes de cumplir los 45

El ministerio abrirá un proceso de evaluación de las competencias del personal de Tropa y Marinería, para convalidarlas con títulos de FP

Militares de la unidad de Regulares de Ceuta (Foto: Fotografía Jesús de los Reyes / Ejército de Tierra).
photo_camera Militares de la unidad de Regulares de Ceuta (Foto: Fotografía Jesús de los Reyes / Ejército de Tierra).

Las perspectivas laborales de los militares de Tropa y Marinería temporales que salen de las Fuerzas Armadas a los 45 años son objeto de reivindicación de las asociaciones profesionales militares, que suelen lamentar las pocas opciones que ofrecen el Ministerio de Defensa y los ejércitos para buscar una salida profesional en los últimos años de su vida militar.

Para tratar de mejorar en este ámbito, el Ministerio de Defensa llevaba tiempo preparando un “Plan de Acción Individual para el Desarrollo Profesional”, que ya había anunciado a las asociaciones profesionales.

Confidencial Digital ha consultado el texto de la orden ministerial que Defensa ha elaborado, que se tendrá que aprobar próximamente, y que regular el “Plan de Acción Individual para el Desarrollo Profesional dirigido a los militares profesionales de tropa y marinería y a los Reservistas de Especial Disponibilidad”.

En el proyecto de orden ministerial se explica que esta norma pendiente de aprobación tiene por objeto “determinar el conjunto de acciones que el Ministerio de Defensa ejecutará en apoyo al desarrollo profesional del personal militar de las escalas de tropa y marinería y el personal reservista de especial disponibilidad de esta escala, orientadas tanto a la promoción profesional dentro de las Fuerzas Armadas, como a la preparación para el retorno al mundo laboral civil, una vez finalizado su periodo de servicio”.

“Corresponsabilidad con su futuro”

Además de ese objetivo general, en la orden se cita otros más concretos:

a) “Fomentar la corresponsabilidad de los militares de tropa y marinería con su propio futuro”.

b) “Potenciar la acreditación de la experiencia profesional, para la obtención de títulos reconocidos”.

Para conseguir esos objetivos, se fijan dos cometidos a los que aspira el Ministerio de Defensa:

a) “Integrar la obtención de un título de grado medio de Formación Profesional, tanto en los currículos de la enseñanza de formación, como a lo largo de la trayectoria de los militares de tropa y marinería”.

 

b) “Establecer un sistema de información permanente del progreso y evaluación del desempeño de los militares de tropa y marinería durante su permanencia en las Fuerzas Armadas que posibilite un modelo de aprendizaje personalizado y continuo que asegure a la organización el mejor capital humano. Para ello se generará una arquitectura de sistemas de información de apoyo a la formación, enmarcada dentro de la estructura de Gestión Integral del Conocimiento del Ministerio de Defensa, apoyada en técnicas de Inteligencia Artificial, coherente con el Plan de Transformación Digital del Ministerio de Defensa y coherente con el resto de la Administración”.

Diez años antes de cumplir 45 años

Defensa considera cinco tipos de actividades que va a desarrollar en el marco del Plan de Acción Individual para el Desarrollo Profesional de los militares y ex militares de Tropa y Marinería: actividades de comunicación, actividades de formación, actividades de orientación profesional, actividades de asesoramiento laboral y actividades de acreditación de competencias.

Destaca el área de asesoramiento laboral, o de orientación profesional, que “comprende las actividades específicas para facilitar la toma de decisiones, decisiones que servirán de apoyo para un desarrollo óptimo del Plan a nivel individual”.

En el texto de la orden ministerial que ha redactado Defensa, y que ha consultado ECD, se indica sobre este punto que las actividades del área de asesoramiento laboral estarán dirigidas “preferentemente al personal que se encuentra en los diez años anteriores a su pase a la situación de Reservista de Especial Disponibilidad”.

Ese pase a la situación de Reservista de Especial Disponibilidad se produce a los 45 años, cuando finaliza el compromiso de larga duración de los militares de Tropa y Marinería, salvo el pequeño porcentaje que pueden adquirir la condición de permanente.

Por tanto, el Ministerio de Defensa asegura en su orden ministerial que va a orientar preferentemente sus actividades de orientación profesional a los militares de entre 35 y 45 años, se entiende que para que se vayan preparando una salida laboral fuera de las Fuerzas Armadas.

Sesiones de motivación

Eso sí, las actividades de asesoramiento laboral, o de orientación profesional, se llevarán a cabo durante toda la vida militar de los soldados, marineros y cabos. Se clasificarán en varias categorías:

a) “Actividades de adaptación: se ejecutarán en la fase de incorporación. Serán sesiones de asesoramiento y, cuando proceda, otras orientadas a la acreditación de competencias profesionales, adquiridas a través de la experiencia laboral o por vías no formales de formación”.

b) “Actividades de apoyo a la formación: se llevan a cabo mientras el personal ya incorporado a la escala está inmerso en el desarrollo de su Plan, normalmente en la fase Inicial y de especialización. En esta categoría se encuadran las actividades de técnicas de estudio, sesiones de evaluación, motivación, etc. También podrán agregarse actividades de apoyo al reconocimiento de competencias laborales derivadas de la experiencia profesional adquirida en el desarrollo de la profesión militar”.

c) “Actividades de apoyo al empleo: corresponden a la fase de transición y en ella se encuadran la preparación de entrevistas de trabajo, revisión currículos vitae, creación de marca personal, etc.”.

Acreditación de competencias

Una de las reivindicaciones tradicionales de los militares de Tropa y Marinería es que las destrezas, habilidades y conocimientos que adquieren en los centros de formación y en las unidades en las que prestan servicios, luego se les reconozcan mediante un título de Formación Profesional válido para la vida civil.

Las acciones en ese sentido se agrupan en el “Área de acreditación de competencias” del Plan de Acción Individual de Desarrollo Profesional que ha elaborado el ministerio.

“La acreditación de competencias profesionales adquirida por la experiencia laboral en el desempeño en los diferentes destinos en las Fuerzas Armadas y fuera de ellos y las actividades no formales de formación, será una de las vías para que los militares de tropa y marinería puedan progresar en el reconocimiento de su formación y experiencia”, establece Defensa en la orden ministerial.

Formación Profesional

Para acreditar esas competencias, la Secretaría General de Formación Profesional (del Ministerio de Educación) y la Subsecretaría de Defensa abrirán “un procedimiento de carácter permanente destinado a los militares de tropa y marinería del Ministerio de Defensa, para la evaluación y acreditación de unidades de competencia del catálogo nacional de cualificaciones profesionales incluidas en la oferta existente de formación profesional del Ministerio de Defensa, fijándose además el procedimiento y los medios para su desarrollo”.

Además, la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar (del Ministerio de Defensa) se encargará de coordinar con el Ministerio de Educación y Formación Profesional y con las comunidades autónomas “el desarrollo de los Procesos de Evaluación y Acreditación de Competencias Profesionales (PEAC) que sean necesarios para acreditar cualificaciones que no se encuentren amparadas por la anterior resolución conjunta”.

Hace unos meses, Defensa y Educación firmaron un protocolo de colaboración para desarrollar más de un centenar de acciones formativas de FP en 37 especialidades especialidades profesionales diferentes.

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?