Defensa

Defensa protege a los militares que envía al extranjero con 4.000 test PCR

Pretende asegurar que ninguno de los efectivos desplegados en zona de operaciones tiene coronavirus, lo que pondría en riesgo la misión

Militares españoles llegan a Yibuti para unirse a la Operación Atalanta.
photo_camera Militares españoles llegan a Yibuti para unirse a la Operación Atalanta.

La escasez de test para detectar contagiados de coronavirus ha provocado quejas en los colectivos más expuestos durante esta emergencias sanitaria: médicos, enfermeros, policías y también militares.

La realización de test es una de las reclamaciones de muchos miembros de las Fuerzas Armadas, algunos de los cuales decidieron recurrir a clínicas privadas para saber si eran portados del virus. Así sucedió en la UME, mientras que militares del Aire de la base de Torrejón (Madrid) fueron invitados a participar en los test masivos del ayuntamiento de ese municipio.

Las casuísticas son numerosas y muy variadas. Los test se han ido realizando según criterios y prioridades en algunas unidades militares.

Confidencial Digital ha podido comprobar que esas prioridades la constituyen los militares que van a una de las 16 misiones en el exterior que mantienen las Fuerzas Armadas.

Así se indica en la documentación de un compra reciente de “material de desinfección y sanitario” que ha realizado el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra (MALE), que desde la activación de la ‘Operación Balmis’ ha asumido y centralizado más funciones de adquisiciones de material relacionado con la lucha contra el coronavirus.

Este contrato incluye el suministro de mascarillas FFP3, desinfectante, etanol... y también varios lotes de elementos para realizar test. Por ejemplo, se adquieren cuatro kits, con 1.000 unidades por kit, de “TAQPATH COVID-19 CEIVD RT-PCR KIT 1000 RXNS (CE-IVD)”, un tipo de test PCR.

Por tanto, serán 4.000 test, más material necesario para realizar las pruebas, como material fungible PCR y contenedores refrigerados para el transporte de muestras biológicas.

Países con escasa infraestructura sanitaria

En la documentación de ese contrato, el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra especifica que “el material que se pretende adquirir con el presente contrato de suministro es necesario de forma urgente para su inmediata distribución a diferentes Unidades de las Fuerzas Armadas”.

Sobre los test, concretamente, se indica que irán destinados a “controlar al posible personal infectado que va a ser desplegado en las diferentes Zonas de Operaciones”.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

El Ejército de Tierra subraya que este punto es “fundamental para la protección de la fuerza”. Y justifica la importancia de ello en que “el despliegue de personal infectado pondría en grave riesgo de contagio al resto de personal desplegado, en países con escasa infraestructura sanitaria y con la imposibilidad de aislar a toda la Fuerza sin poner en riesgo el desarrollo de la misión”.

Sobre el hecho de desplegar en países como escasa infraestructura sanitaria, hay que recordar que los militares españoles están actualmente en Irak (misión que está a punto de cerrarse), Afganistán, Turquía, Líbano, Mali, Somalia, República Centroafricana, Senegal... países que en ciertas zonas pueden tener un sistema sanitario débil.

En Yibuti, en la base de la ‘Operación Atalanta’, se detectó que un militar de la Armada era portador del coronavirus, por lo que se decidió repatriar a los 22 efectivos españoles allí destinados.

En las últimas semanas han partido de España relevos de misiones como la de Mali y la propia ‘Operación Atalanta’. El Estado Mayor de la Defensa informó en el primer caso que “durante las dos últimas semanas, los militares españoles han llevado a cabo un confinamiento domiciliario, completado con un test PCR que les da las máximas garantías de desplegar sin portar con ellos virus alguno. Pese a ello, durante los próximos catorce días, guardarán cuarentena en el KTC, donde a su vez procederán a realizar un progresivo relevo de cometidos y materiales con el anterior contingente”.

Por su parte, los miembros del Ejército del Aire que viajaron a Yibuti fueron “sometidos a una cuarentena y a un test PCR por parte de las autoridades sanitarias de Yibuti antes de comenzar su actividad. Asimismo, se han aplicado estrictos protocolos sanitarios -tanto nacionales como yibutíes- en el marco de la lucha contra la pandemia de la COVID-19, durante los procesos de desembarco y embarque del personal”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?