Defensa

Defensa prueba muros con amortiguación que resisten mejor las explosiones

Ha comparado los efectos de varias detonaciones en las proximidades de las paredes de hormigón con un nuevo sistema para resistir atentados

Pruebas del INTA con muros con amortiguación.
photo_camera Pruebas del INTA con muros con amortiguación.

Afganistán, Irak, Mali, Líbano… España ha desplegado sus tropas en las últimas décadas en varios países con problemas graves de terrorismo e insurgencia, donde los militares extranjeros son hostigados en sus traslados, pero también en ocasiones en sus bases.

Estas bases han sido atacadas en ocasiones con explosivos. Los daños de este tipo de ataques podrían mitigarse con una innovación que están desarrollando varias empresas, en un proyecto en el que participa el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), del Ministerio de Defensa.

Muelles para amortiguar las explosiones

Este organismo autónomo, dirigido por un teniente general, acogió recientemente en sus instalaciones las pruebas de campo del proyecto ‘Madex’, que trata de desarrollar un “sistema para muro amortiguador de explosiones”.

La idea es diseñar, desarrollar y validar un sistema de amortiguación de explosiones que permita proteger muros ante atentados repetidos con explosivos.

Las fotografías del experimento permiten ver que una de las soluciones parece ser el uso de unos muelles con planchas de metal sobre un muro de hormigón, de forma que estos muelles absorban en parte la onda expansiva que produce una explosión.

Batería de detonaciones

En las pruebas de campo realizadas en las instalaciones del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial se provocó una “batería de detonaciones”, con distintas masas explosivas, en las proximidades de dos muros de hormigón.

Uno de los muros estaba protegido por el sistema de amortiguación que se está desarrollando, y el otro no.

Se comparó el efecto de las explosiones en ambos muros, se evaluó el comportamiento estructural del “invento” y se validaron modelos numéricos sobre la detonación de cargas explosivas.

Aún está prevista una segunda fase de pruebas, donde se evaluará de nuevo el sistema de amortiguación para tratar de alcanzar el desarrollo óptimo del sistema.

Departamento de Armas y Balística

El proyecto ‘Madex’ está liderado por un consorcio formado por tres empresas de construcción e ingeniería: Fhecor, Ruesma e Inge.

Colaboran el Departamento de Ingeniería de Materiales de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Departamento de Sistemas de Armas y Balística del INTA, que prestan asesoramiento técnico en las pruebas de campo.

 

Esta investigación está subvencionada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Bases en misiones internacionales

Los campamentos y destacamentos de tropas extranjeras en países como Afganistán e Irak, tras las intervenciones aliadas que desalojó a los talibanes y a los baazistas de Saddam Hussein, respectivamente, se construyeron en muchas ocasiones con altos muros de hormigón en su perímetro.

También se colocaron grandes sacos o cajones de arena, precisamente con la idea de que absorbieran la onda expansiva y la metralla en caso de explosiones, ataques con morteros…

Las tropas españolas han sufrido ataques en algunas de estas bases.

En 2019 sucedió en la base de Koulikoro donde se concentran las tropas de la misión de la Unión Europea en Mali que adiestran al ejército de ese país para combatir a grupos terroristas como Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (Muyao), así como reprimir la rebelión tuareg en el norte.

Un coche suicida del grupo terrorista JNIM (Jama’a Nusrat ul-Islam wa al-Muslimin), brazo de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), intentó sobrepasar el perímetro de la base.

Los disparos de los militares de guardia impidieron que el coche cargado de explosivos se empotrara en la puerta principal de la base, si bien un segundo coche bomba sí estalló fuera del recinto.

Imagen tomada desde un dron del coche que atacó la base de las tropas españolas en Mali.
Imagen tomada desde un dron del coche que atacó la base de las tropas españolas en Mali.

Las fotografías del ataque mostraron que la zona de la entrada a la base estaba protegida por esos grandes sacos con arena que hacen de muro y absorberían las ondas expansivas, también frenarían la metralla y los disparos desde el exterior.

Especialmente grave fue también el ataque a la Base Al Andalus, en Nayaf (Irak), que sufrieron las tropas españolas, estadounidenses, salvadoreñas e iraquíes a manos de milicianos chiíes en abril de 2004. La base sufrió fuego de mortero, de RPG y de fusil, así como intentos de intrusión con vehículos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable