Defensa

Defensa recibió más de 300 quejas escritas de militares que reclaman la equiparación salarial

El último informe del Observatorio de la Vida Militar confirma que fue la cuestión que más protestas suscitó entre miembros de las Fuerzas Armadas, por delante de las salidas a los 45 años

Militares españoles en Irak.
photo_camera Militares españoles en Irak.

Unos 300 militares se manifestaron en Madrid el pasado sábado, aprovechando la cercanía de la Cumbre de la OTAN, para reclamar al Ministerio de Defensa que el anunciado aumento del presupuesto no vaya sólo a sufragar compras de armamento, sino también a mejorar de forma significativa los sueldos de los miembros de las Fuerzas Armadas, sobre todo los de las escalas inferiores.

Convocados por las asociaciones Unión de Militares de Tropa, Asociación de Tropa y Marinería Española y Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas, y con el apoyo de la Asociación Unificada de Militares Españoles, los manifestantes reclamaron que se den pasos decididos para aumentar los salarios de los militares, a su juicio “los peor pagados de toda la administración pública”.

Las asociaciones llevan años de tira y afloja con el ministerio, que inició el camino para mejorar los sueldos, pero este año 2022 se resiste a comprometerse a nuevas medidas en el camino hacia la anhelada “equiparación salarial”, en este caso de los militares con los policías nacionales y guardias civiles.

Margarita Robles llegó a afirmar en una entrevista a La Razón: “Yo hablo con muchísimos militares y nunca he oído a nadie pedirme subir las retribuciones”.

Sin embargo, el último informe del Observatorio de la Vida Militar revela que, además de las manifestaciones y de las propuestas que hacen las asociaciones profesionales en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, al Ministerio de Defensa también llegan quejas por escrito para reclamar que se suba el sueldo a los militares.

El Observatorio de la Vida Militar está formado por nueve personalidades de reconocido prestigio en el ámbito de la Defensa, recursos humanos o en derechos fundamentales y libertades públicas, elegidos cinco por el Congreso y cuatro por el Senado para un mandato de cinco años.

Cada año elabora un informe anual, en el que analiza distintos aspectos de la vida de los militares: los planes de estudio en las academias, los ascensos, la concesión de medallas, las retribuciones, la situación de los militares que sufren heridas físicas y son apartados del servicio activo...

Confidencial Digital ha consultado el último informe del Observatorio de la Vida Militar, correspondiente a 2020. Ahí se recogen las quejas e iniciativas presentadas por los militares por los conductos reglamentarios en sus ejércitos y unidades.

Pero también hay un apartado sobre las quejas enviadas por militares al Defensor del Pueblo. La ley que regula esta institución contempla que “el Defensor del Pueblo velará por el respeto de los derechos proclamados en el título primero de la Constitución en el ámbito de la Administración Militar, sin que ella pueda entrañar una interferencia en el mando de la Defensa Nacional”.

 

En su informe de 2020, los miembros del Observatorio de la Vida Militar destacan que a lo largo de ese año “se efectuaron un número significativo de quejas colectivas (319) por el personal militar en materia de retribuciones”, dirigidas al Defensor del Pueblo.

Esas quejas solicitaban “la equiparación de retribuciones de los miembros de las Fuerzas Armadas a los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como el incremento de determinados conceptos salariales”.

Hay que apuntar que cuando un ciudadano eleva una queja al Defensor del Pueblo, este alto comisionado de las Cortes Generales pide explicaciones a la administración u organismo público objeto de la queja, a no ser que la rechace por algún motivo:

-- “Admitida la queja, el Defensor del Pueblo promoverá la oportuna investigación sumaria e informal para el esclarecimiento de los supuestos de la misma. En todo caso dará cuenta del contenido sustancial de la solicitud al Organismo o a la Dependencia administrativa procedente con el fin de que por su Jefe en el plazo máximo de quince días, se remita informe escrito. Tal plazo será ampliable cuando concurran circunstancias que lo aconsejen a juicio del Defensor del Pueblo”.

Por tanto, las 319 quejas de militares por los salarios llegaron al Ministerio de Defensa, que tuvo que responder a las mismas.

La “equiparación salarial” con las Fuerzas de Seguridad concentró el mayor número de quejas, por delante de otro tema que también moviliza a las asociaciones profesionales con presencia en la Escala de Tropa y Marinería: las salidas a los 45 años de los militares temporales.

Aunque con cifras menores que el tema salarial, “destacan también las [quejas] referidas al fin del compromiso de larga duración contraído por los militares temporales, donde se expresaba la inquietud respecto de las expectativas laborales al finalizar su relación de servicios profesionales con las FAS al cumplir 45 años de edad y 18 años de servicios”.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes