Defensa

Defensa responde a la CUP que la academia de suboficiales no se mueve de Cataluña

Explica que los terrenos sobre los que se encuentra son propiedad del Estado, y que no está previsto ningún plan para cambiar de ubicación el centro de formación del Ejército de Tierra

Academia General Básica de Suboficiales del Ejército de Tierra, en Talarn (Lérida).
photo_camera Academia General Básica de Suboficiales del Ejército de Tierra, en Talarn (Lérida).

El Ministerio de Defensa cierra la puerta a un posible traslado de la Academia General Básica de Suboficiales, que se encuentra situada en Talarn, en la provincia de Lérida. A preguntas de un diputado independentista, ha dejado claro que no se va a mover de allí.

Confidencial Digital ha consultado la pregunta que el diputado en el Congreso Albert Botran, representante de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), registró sobre la academia de Talarn y la respuesta que recientemente le ha dado el Gobierno.

Botran planteó por escrito una pregunta parlamentaria para respuesta escrita, en la que incluyó varias cuestiones: la primera, “¿A quién pertenece y quién es el propietario de las instalaciones de la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn?”, y la segunda “¿Y del terreno en el que se sitúa?”.

Sobre estas cuestiones, el Gobierno ha respondido por escrito que “las instalaciones y el terreno en el que se sitúa la “Academia General Básica” son una propiedad demanial del Estado afectada al Ministerio de Defensa, que se encuentra en uso por parte del Ejército de Tierra”.

El diputado independentista de extrema izquierda quería también saber “qué planes tiene el ministerio de defensa o el gobierno del Estado para la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn para los próximos años”.

Aunque la pregunta parecía muy abierta, el Ejecutivo de Pedro Sánchez, se entiende que concretamente el Ministerio de Defensa, zanjan cualquier duda que pueda plantear la CUP: asegura que no está previsto en la actualidad “ningún plan que pudiera cambiar la situación de dicha Academia General Básica de Suboficiales”.

El independentismo catalán suele exhibir su rechazo a las Fuerzas Armadas españolas con iniciativas como estas, en las que reclama trasladar de ubicación cuarteles e instalaciones militares, o pide excluir de determinados actos sociales a miembros de las Fuerzas Armadas. En los últimos meses ha llegado a haber actos de intimidación, como lanzamiento de cohetes y bengalas durante la noche delante de cuarteles en Cataluña, reivindicados con proclamas contra "las fuerzas de ocupación".

En el caso de la academia de Talarn, donde se forman los futuros suboficiales del Ejército de Tierra, estos planteamientos políticos se contradicen en ocasiones con la importancia económica que tiene el centro de formación en esa zona.

Alcaldes de Convergència i Unió (ahora Junts per Catalunya) e incluso de Esquerra Republicana de Catalunya no sólo no han rechazado la presencia de la Academia General Básica de Suboficiales en la provincia de Lérida, sino que incluso han hecho campaña a su favor y han exigido al Ministerio de Defensa que no la traslade de ubicación.

 

Muestra de ese respaldo es que en la inauguración del curso de la academia de 2019 estuvo presente el presidente del Consejo Comarcal de Pallars Jussá (donde se encuentra la academia), Josep Maria Mullol. Siendo alcalde de Castell de Mur por Junts per Catalunya, el partido de Carles Puigdemont, Mullol aprobó un decreto municipal para celebrar el referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017, y efectivamente en este municipio se votó ese día.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?