Defensa

Defensa y Sanidad van a crear una reserva estratégica de medicamentos para emergencias

Han creado una comisión que se encargará de coordinar el almacenamiento y la distribución de productos sanitarios y equipos de protección individual

Descarga de material contra el coronavirus de un avión del Ejército del Aire.
photo_camera Descarga de material contra el coronavirus de un avión del Ejército del Aire.

Los ministerios de Defensa y Sanidad se van a encargar de liderar la creación de una reserva estratégica para afrontar futuras crisis y emergencias como la epidemia del coronavirus, que ‘pilló’ a España desabastecida de mascarillas, trajes de protección, respiradores y otros materiales clave para evitar contagios y atender a los enfermos más graves.

Las ministras Margarita Robles y Carolina Darias firman una orden ministerial conjunta, que ha consultado ECD, con la que crean una Comisión Interministerial de Trabajo, entre Defensa y Sanidad, “para la reserva estratégica de medicamentos, productos sanitarios y equipos de protección individual y el almacenamiento y distribución de los mismos”.

La Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios establece que con el objeto de desarrollar e impulsar las actividades necesarias en materia de suministros de medicamentos y productos sanitarios, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, además de las misiones que la ley le encomienda, desarrollará el mantenimiento de “un depósito estatal estratégico de medicamentos y productos sanitarios para emergencias y catástrofes”.

El vídeo del día

Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

Considera el Gobierno que “para la mejor y más eficaz consecución de los objetivos del depósito estatal de medicamentos y productos sanitarios,[...] es de especial interés la colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Sanidad”.

El pasado mes de diciembre el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto 1155/2020, por el que se determina la aplicación de los criterios y normas de garantía y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios a los servicios sanitarios de las Fuerzas Armadas.

La disposición adicional segunda de ese último decreto contemplaba que se estableciera “una comisión interministerial de trabajo, con representantes de las autoridades sanitarias competentes en el ámbito del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Sanidad, como medio de contacto entre ambos para facilitar la colaboración mutua en todos los aspectos considerados de interés”.

Almacenamiento de medicamentos

La comisión interministerial de Defensa y Sanidad se encargará de dirigir el proceso de creación, suministro de materiales y mantenimiento de esa reserva estratégica de medicamentos, productos sanitarios y equipos de protección individual.

Sus funciones serán las siguientes:

-- “Efectuar la coordinación y seguimiento de la reserva estratégica y del almacenamiento y distribución de medicamentos, productos sanitarios y equipos de protección individual relacionados”.

-- “Potenciar la comunicación y el intercambio de información entre los diferentes Departamentos Ministeriales que componen esta Comisión Interministerial”.

-- “Proponer criterios generales y líneas básicas de actuación que desarrollen las medidas propuestas”.

-- “Emitir informe sobre el grado de consecución de las medidas adoptadas”.

-- “Establecer cauces de información en relación con las actuaciones y proyectos a desarrollar por los diferentes Departamentos ministeriales”.

-- “Establecer mecanismos de colaboración y cooperación con las Comunidades Autónomas y las entidades locales”.

-- “Todas aquellas relacionadas con el almacenamiento de medicamentos, productos sanitarios y equipos de protección individual y, en particular, la reserva estratégica de medicamentos y productos sanitarios”.

-- “Cuantas funciones sean necesarias para facilitar la colaboración mutua en todos los aspectos considerados de interés”.

Inspector general de Sanidad de la Defensa

En esta comisión de Defensa y Sanidad participarán, en primer lugar, el inspector general de Sanidad de la Defensa, que es un general del Cuerpo Militar de Sanidad, y el director general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad

Por Defensa tendrán también asiento el subinspector de Apoyo Farmacéutico del ministerio y el director del Centro Militar de Farmacia de la Defensa, y por Sanidad acudirán el director de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad y el director del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria.

Ayuda militar en la primera ola

La escasez de mascarillas, guantes, trajes protectores, respiradores... obligó a las administraciones en pleno explosión de la primera ola del coronavirus a lanzarse a una carrera desesperada por conseguir material.

Las Fuerzas Armadas se implicaron al máximo. Aviones del Ejército del Aire trajeron a España de urgencia miles de unidades de elementos de protección desde China y otros países, los militares también distribuyeron el material por la Península, las islas y Ceuta y Melilla...

También en dependencias militares se fabricaron mascarillas y se produjeron cápsulas de paracetamol, litros de gel hidroalcohólico y otros compuestos importantes para luchar contra la epidemia.

Recursos de Interés para la Seguridad Nacional

Esa situación de emergencia en las primeras semanas de la epidemia llevó a algunos analistas militares a plantear la necesidad de constituir unareserva de guerra, pero en vez de con munición y otro material bélico, con productos sanitarios y de protección.

La idea no ha caído en saco roto, ya que el Gobierno está trabajando en un Anteproyecto de Ley sobre Recursos de Interés para la Seguridad Nacional, que se tendrá que aprobar en Consejo de Ministros para luego ser remitida a las Cortes Generales.

Según el director del Departamento de Seguridad Nacional, el general Miguel Ángel Ballesteros, “el Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de disponer de catálogos de recursos de interés nacional que faciliten la gestión de la crisis con rapidez”, de ahí que España deba trabajar para “establecer unos mayores niveles de reservas y crear una reserva estratégica industrial para asegurar la capacidad de producción de equipos y productos estratégicos en España”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?