Defensa

Defensa va a fichar reservistas voluntarios para luchar contra los ciberataques a organismos públicos

El Congreso ha aprobado una Proposición no de Ley para reclutar expertos en ciberseguridad dispuestos a combatir a los hackers

Ciberserguridad
photo_camera Ciberserguridad

El Congreso ha aprobado por unanimidad la Proposición no de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular en la que insta al Gobierno a crear y regular una Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad dependiente del Ministerio de Defensa para evitar los ciberataques a instituciones en situación de crisis.

La PNL ha sido defendida por el diputado Juan Antonio Callejas (PP), quien considera que la celeridad con la que evolucionan los sistemas y lenguajes cibernéticos impide que se pueda plantear un “reciclaje razonable del personal de las Fuerzas Armadas para cubrir estas capacidades”.

Por este motivo, subraya la urgencia de que la capacidad en ciberdefensa se cimiente sobre la base de recursos humanos nativos en estas tecnologías y ha propuesto un cambio en el modelo de captación de reservistas voluntarios, que ahora favorece la experiencia frente al talento.

La propuesta aprobada se enmarca en un contexto marcado por la pandemia del COVID-19, durante la que las webs de hospitales nacionales y el Ministerio de Sanidad han sufrido intentos de hackeo.

Los ciberataques en España se han incrementado un 125% el último año, alcanzando los 40.000 diarios, lo que convierte a España en el tercer país más atacado de Europa.

Defensa tratará en consecuencia de captar expertos civiles en ciberseguridad para activarlos en aquellos momentos precisos para proteger las instituciones de ataques informáticos.

La Proposición no de Ley

La proposición aprobada insta la creación de una Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad formada por reservistas voluntarios que puedan incorporarse a las Fuerzas Armadas en situaciones de crisis, cuando las necesidades de la defensa nacional no puedan ser atendidas por los efectivos de militares profesionales, con el fin de apoyar su misión dentro del ámbito específico de la ciberdefensa.

El objeto de dicha reserva será incorporar las capacidades, conocimientos y habilidades aplicables al ciberespacio de los ciudadanos que voluntariamente decidan colaborar en cumplimiento de interés general en incrementar el nivel de ciberseguridad.

Además, el Congreso promueve que los miembros sean reservistas voluntarios seleccionados por el Estado Mayor de la Defensa, mediante el Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD), entre aquellos que por su experiencia y conocimientos puedan aportar talento a las capacidades de las Fuerzas Armadas.

La labor del Mando Conjunto de Ciberdefensa

En el Ministerio de Defensa la competencia para dirigir y coordinar las acciones de las Fuerzas Armadas en el ámbito de la ciberseguridad reside en el Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas.

El MCCD depende del JEMAD y tiene como misión el planteamiento y la ejecución de las acciones relativas a la ciberdefensa militar en las redes y sistemas de información y telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas y otros que pudieran tener encomendados, así como contribuir a la respuesta adecuada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la Defensa Nacional.

Para llevar a cabo sus cometidos, las Fuerzas Armadas cuentan con un número de efectivos a los que se pueden sumar los reservistas, aquellos españoles que pueden ser llamados a incorporarse a filas.

Los voluntarios son aquellos que han solicitado de forma deliberada su inclusión. Una de las actuaciones que podría requerir su intervención es un ataque cibernético calificado como situación de interés para la Seguridad Nacional.

El peligro de los ciberataques

Un ciberataque a una institución pública, organización o empresa puede dañar la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de la información, afectando gravemente a los intereses de la entidad, clientes u otros organismos relacionados.

Los países de la Unión Europea, en el marco de una política de ciberdefensa común, están dando los primeros pasos con el fin de participar de forma activa en la protección de sus respectivas naciones y crear estructuras de conocimiento y recursos que puedan ser activados en caso de graves amenazas contra las infraestructuras críticas.

En este momento existe una necesidad urgente de contar con una reserva estratégica en materia de ciberdefensa para combatir las amenazas exteriores a nuestro país y a cualquier miembro de la Unión Europea de la que España forma parte.

Más de 100 países en el mundo ya poseen la capacidad para realizar ataques cibernéticos o de extracción de información tanto en el sector público como en el privado. Además, hay 70 países con capacidad de acciones de desinformación.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable